Universidad Veracruzana



UV Intercultural: Egreso de la Primera Generación. Reconocimientos en Xalapa

Carlos Castro Rivera
Docente, Unidad de Enlace Académico
Región Coatzacoalcos-Minatitlán

.

Carlos Castro Rivera, Universidad VeracruzanaEl miércoles 29 anterior, en la Casa del Lago, en la ciudad de Xalapa, la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI), llevó a cabo un evento en el que entregó reconocimientos a estudiantes de sus cuatro Sedes regionales.

Toda la comunidad UVI estaba invitada, no pudieron asistir todos por diversos compromisos pero me apunté para hacer el viaje Coatzacoalcos-Xalapa-Coatzacoalcos el mismo día, en tanto que necesitaba estar de vuelta en Coatza para el día siguiente.

Al llegar muy temprano a Casa UVI (en el Centro Histórico, junto al Parque Juárez), ya había una chica esperando en la puerta para inscribirse a una Experiencia Educativa AFEL (en la UVI estamos en este proceso esta semana). Dentro, Gerardo Ávila y Gustavo Vázquez corrían de un lado para otro entre computadoras para quemar CDs que se entregarían esa mañana, conteniendo algunos de los muchos productos realizados por estudiantes y profesores. Yo llegué un poco desvelado, junto a mi asiento se la pasó platicando Valeria, una joven profesora de la UPN en Oaxaca que me robó el sueño desde Coatza hasta como media hora después de Cosoleacaque. Pocas veces tengo la suerte de ir junto a una persona que caiga como plomo y se olvide de mí.

En Casa UVI les pregunté a Gerardo y a Gustavo si no habían ido a dormir, me contestaron que no, y que apenas hacía un par de horas se habían retirado Raymundo Aguilera y Agustín Vega. David Islas y Manuel Patraca Rueda (estudiante de UVI Selvas) andaban a las carreras con la parte operativa del registro audivisual del evento. Durante un par de horas estuvieron llegando a la UVI compañeros de todas las Sedes y por supuesto el personal. Es obvio decir que todos llegaron de unas galas poco usuales.

En la Casa del Lago todo era paz y tranquilidad, excepto al fondo de un pasillo donde Julieta Jaloma en plena actividad se organizaba con estudiantes de la UVI Selvas para dejar la muestra de productos del Sur en plena forma.

Junto a la mesa en la que se exponían los CDs producidos en la noche anterior, saludé a Emma Mora Pablo y Juana Santes Gómez.

Se hacían grupos de conversación, por aquí y por allá, mientras yo recorría cada metro del auditorio para seleccionar los metros cuadros entre los que me movería para tomar fotos y hacer las audiograbaciones.

Me dio muchísimo gusto ver a estudiantes que tuve en Talleres que impartí sobre difusión de contenidos en internet y fotografía, a profesores que bueno, con algunos me encuentro regularmente en las sesiones de la Maestría (1, 2) y a otros con los que muy poco coincido.

De pronto llega el Rector Raúl Arias, enmedio de un grupo de personas y funcionarios de la Universidad Veracruzana, las cámaras de los medios se enfocaron en él y no se le separaron desde la entrada hasta el estrado, donde lo siguieron. Mientras dos edecanes hacían intentos desesperados por bajar del estrado a los reporteros, dando por infructuosos sus intentos mientras intercambiaban gestos de “ya no puedo” (¿y a quién se le ocurre pensar que puede domeñar la búsqueda del mejor ángulo sobre el que se abalanza un enjambre de fotógrafos?).

El presidium fue ocupado por los Coordinadores de las cuatro Sedes regionales UVI, por autoridades educativas federales, por autoridades estatales de acción social y de gobierno, por autoridades municipales locales y por altos funcionarios de la Universidad Veracruzana.

Entre el maremágnum de asistentes luchaban por buenas tomas mi tocayo Carlos Alberto Cruz González, Roberto Vázquez Ramos, Félix Antonio Jáuregui, Demián Ortiz Maciel, otros compañeros y el mismo Manuel Patraca Rueda.

Se inició el evento con la muestra de un Video sobre parte del recorrido de la UVI desde sus orígenes “pre-UVI”, como un programa del Instituto de Investigaciones en Educación (UV), la presentación del presidium, los mensajes de algunos estudiantes que representaron a sus generaciones en cada Sede UVI, las palabras de funcionarios, la entrega de reconocimientos a los estudiantes, las fotos de grupo.

Los discursos fueron muy emotivos pero debo decirles que no los he transcrito, dénme un chance y aprovecho estas vacaciones para hacerlo, les prometo que para el próximo día 17 de agosto (primer día de actividades en la UV después de las vacaciones que empiezan prácticamente mañana) ya estarán adicionadas en un nuevo posteo. Son aproximadamente 90 minutos. Les comento que colgaré las transcripciones, los audios por el momento no.

Bueno, y ya de rápido les comento que por la noche hubo una cena para los muchachos y un baile abierto a todos. Yo andaba con un buen de cansancio, me comprometí a ir al baile a las 22:30 y dos horas antes a verme con amigas profesoras UVI en el looby del Hotel Xalapa para tomarnos un café, pero pues ¿qué creen? que llegando al departamento a medio día, y recordando a la profesora ATP de la UPN que en el ADO me esquilmó varias horas de descanso, el que cayó como plomo y se olvidó de sí mismo fui yo, hasta que a eso de las 21:00 me despierto y medio amodorrado que me pongo a ver un par de capítulos de la tercera temporada de CSI NY. A las 00:30 mi boleto de regreso a Coatza.

Es curioso pasar del fresco-frío de Xalapa, al frío-intenso del interior de un autobús ADO, al calor-extremo de Coatzacoalcos, al rico fresco-frío del interior de la USBI en el Campus Coatza, y hasta ahora no me ha dado gripa. Bueno, pero lo importante es que los estudiantes de la primera generación de la UVI están egresando, en su mayor parte han concluído sus trabajos recepcionales y ahora van a explorar el “mundo de a deveritas” como licenciados en Gestión Intercultural para el Desarrollo.

Ha sido la primera generación, les tocaron los tiempos más estoicos de la UVI, no alcanzaron a estrenar las nuevas instalaciones que están en construcción en Ixhuatlán de Madero, Espinal, Tequila y Huazuntlán, tendrán que abrirse paso en una carrera poco conocida por los actores económicos; abrirán brecha y se acreditarán a través de su trabajo, porque un nombre en un documento dice tanto y tan poco, pero su trabajo, sus productos son las herramientas para explorar ya como profesionales en su campo. Conocieron las condiciones más difíciles como estudiantes y conocerán las más difíciles como egresados-licenciados, por sí solo, esto ya merece nuestro respeto.

¡Felicidades jóvenes, ánimo y mucho éxito!
.
.
.
Los dejo con esta muestra de fotografías que tomé:
.
.

.
.
.
Ver también:
Egresa la primera generación de la UVI
Se gradúa primera generación de UVI
.
.
.