22 | enero | 2009 | Blog de la UVI

Universidad Veracruzana



Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones XVI

M. Edelmira García Martínez
Responsable de la Orientación en Derechos
UVI Grandes Montañas

.

Serie: Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario

.
Edelmira García Díaz, Universidad VeracruzanaPoner en común, dialogar y llevar a la práctica

El proceso de construcción de lo que fue la Experiencia Educativa de Diagnóstico Comunitario para y con los estudiantes del tercer semestre de todas las Orientaciones, nos planteó a los docentes el reto de poner en diálogo las visiones y maneras de entender que cada responsable de Orientación tenemos (a partir de nuestra experiencia previa y las formas de trabajar muy particulares), más aún, fue una oportunidad para acercarnos a conocer la manera en que pensamos los procesos de vinculación desde el enfoque de las distintas Orientaciones.

Me parece que la experiencia, más allá de los resultados concretos encontrados con las personas de la comunidad con las que tuvimos contacto en el municipio de Magdalena, significó un espacio de aprendizajes sobre nosotros mismos. Lo compartido en el aula y en el trabajo de campo aportó a todos (docentes y estudiantes), mayor conocimiento sobre la construcción de las relaciones (vinculación) y las formas en las que el diálogo tuvo lugar.
.
Nuestras ideas previas al encuentro con la realidad

Realizamos con los estudiantes algunos ejercicios interesantes, con el objetivo de poner en común lo que sabíamos de manera previa (a nuestro encuentro con Magdalena), sobre los actores sociales de la región y sus formas de relación con las instituciones y proyectos.

En esta puesta en común se explicitaron también, por supuesto, las subjetividades que alimentan y dan sentido a la forma en que cada uno interpretamos la realidad, cuestión esta última central, para entender cómo vamos al encuentro con los otros y pensamos la vinculación con ellos. Este último aspecto fue de las cosas que para mí resultaron más interesantes, porque me permitió comenzar a conocer el imaginario que estudiantes y docentes tenemos sobre el tema de la vinculación con los actores sociales.

Como ejemplo cito ahora un ejercicio realizado en una de las sesiones de aula con los estudiantes, en el que se trabajó a partir de las siguientes preguntas generadoras:

¿Qué ocurre en la relación entre instituciones y actores sociales en la región? Los aspectos que los estudiantes identifican son:

Leer más…



Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones XV

Norma Edith Loeza García
Responsable de la Orientación en Salud
UVI Grandes Montañas

.

Serie: Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario

.
Norma Edith Loeza García, Universidad VeracruzanaComo cada periodo escolar, la planeación, el desarrollo y evaluación de las experiencias educativas, representa un ciclo de lo que intentamos y logramos dar forma, del desarrollo de habilidades que los estudiantes reflejen como función primordial de su gestión.

Es así como en este ciclo la iniciativa implementada por la Sede Grandes Montañas, de llevar a cabo la experiencia metodológica de “Diagnóstico Comunitario” de manera conjunta, tuvo un toque muy especial y significativo. En el tiempo que llevo laborando en la Sede no se había intentado un proceso académico colectivo, donde el objetivo fuera promover acciones como licenciatura y no actividades “individuales” por parte de cada Orientación, lo cual es frecuente.

El logro de haber llevado esta experiencia fue generar y compartir espacios, ideas, tropiezos, oportunidades, ocurrencias y anécdotas de todo tipo, junto con los estudiantes y con los compañeros responsables de cada Orientación, Alejandro (Comunicación), Edelmira (Derechos), Víctor (Sustentabilidad) y Félix (Lenguas), que aunque no había estudiantes inscritos en esta Orientación, se fortaleció la importancia de la transversalidad de los conocimientos sobre la lengua en las demás Orientaciones.

La planeación de cómo impartirla fue nuestro primer reto, conocer primero las formas y experiencias para desarrollar diagnósticos comunitarios por cada uno de nosotros; ésta fue pauta para la planeación inicial y general, donde se contemplaron fechas, contenidos y responsables para impartir tanto la parte teórica como la práctica.

Nuestro segundo reto fue decidir para qué hacerlo, en dónde y con quién poder llevarlo a cabo, por lo que se planteó una lista de lugares donde la UVI tiene presencia por actividades de estudiantes de semestres superiores, y otra lista de localidades donde la UVI no es conocida y no cuentan con jóvenes que estudien con nosotros.

Fue así como la selección y nuestros destinos estaban dirigidos hacia el municipio de Magdalena, aunado el hecho de su cercanía a la Sede (15 minutos en autobús y 50 minutos caminando). Todo esto propició un acercamiento y proceso de animación con familias que nos permitieron conocer e intercambiar puntos de vista de la vida y rutina del municipio.

El registro diario de las actividades lo realizamos los responsables de las Orientaciones de Sustentabilidad, Derechos, Lenguas y Salud, mientras que el compañero de Comunicación difundió y mantuvo cautivos, a través del Blog de la UVI, a varios colegas que les interesó nuestra experiencia colectiva o por saber si tendríamos un “desenlace” de deserción o de intolerancia académica.

Ahora sólo falta continuar sistematizando este proceso y experiencia para que sirva como guía de la ruta formativa de nuestras generaciones de estudiantes y para fortalecer el trabajo colaborativo y colectivo, ya que como gestores nos encontramos día a día con diversas situaciones que las comunidades demandan.

Independientemente de la Orientación en la que estemos colaborando, la esencia del gestor intercultural debe estar presente en los docentes para que podamos motivar y proporcionar las herramientas básicas a los estudiantes, para que puedan sugerir estrategias o respuestas ante cualquier situación que se les presente.

Esta estrategia educativa se debe de reforzar, porque todos aprendimos de todos y aún nos falta mucho por aprender junto con la comunidad tal y como lo hicimos este semestre.
.
.



Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones XIV

Saúl Andrés Xotlanihua Xocua
Orientación en Salud
Estudiante, Grupo 301
UVI Grandes Montañas

.

Serie: Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario

.
Durante el semestre realizamos un diagnóstico comunitario para saber cuáles eran los problemas que tienen los habitantes de Magdalena, pero principalmente es un primer acercamiento a la gente. La gente se interesó acerca de lo que fuimos a hacer, abiertamente nos comentaron de algunos de sus problemas que para ellos son de más importancia, tales como la falta de participación con los jóvenes, falta de organización en los grupos e iniciativa por parte de los comités (Barrio de Ilicotla). Ya en Barrio de Capultitla se tocaron puntos importantes acerca de la organización de la gente y de lo que ya es costumbre acerca de los programas de gobierno ya que existe una relación paternalista y la gente tenga que participar pero ya obligadamente o si no les quitan el apoyo. En lugar de que la gente tome iniciativa de sus problemas y se organice para ver cómo resolverlos.

Fue muy importante la asesoría de los maestros ya que en situaciones que para nosotros fueron muy complicadas durante las visitas, ellos daban la cara y nos guiaban para no desviarnos o salir de los temas a tratar.

Para hacer los talleres fueron importantes las actividades en el aula, tal vez desde ahí aprendimos cómo hablar ante grupos y poco a poco no influyan los nervios.

Uno de los temas más importantes es el de la “educación popular” tal vez en nuestro país aún no se aplica, nosotros intentamos junto con la gente aprender de ellos y ayudarnos mutuamente.

Como nos planteó el profesor, esta es una opción para poder tener una discusión y no la típica clase en donde hay aprendices y maestros sino que “todos sabemos algo y aprendemos algo”, cada quien dando su punto de vista, etc.

Junto con mis compañeros realizamos visitas en diferentes casas para invitar a la gente a una reunión, fue interesante que los docentes escogieran alumnos de las diferentes Orientaciones para hacer dichas visitas, así cada quien tenía idea de preguntar de acuerdo a su enfoque u Orientación. A pesar de las condiciones del clima, el día que se realizaría un taller no se pudo hacer pero se tomaron acuerdos en grupo para saber qué hacer después.

Es importante cuando ya se tiene un compromiso, pero un día en que se realizaría un taller en general, la gente simplemente no se reunía, se tuvieron que ir algunos compañeros a verlos para saber la causa, pero salieron algunos que tenían compromisos, es por eso que no pudieron asistir. Aunque algunas personas responsables nos recibieron y sólo dos personas nos dieron su punto de vista, lo importante, y nos hablaron en general de Magdalena.

Hubo un momento incómodo para mí cuando una muchacha me pedía que yo comenzara con el taller a pesar de eso, no era el único que tenía nervios pero mis compañeros estaban en la misma situación que yo.

El comportamiento en general del grupo fue bueno aunque algunos faltaron en las visitas, personalmente no me enojo con ellos sólo quiero que sean justos en la calificación.

En general el diagnóstico fue bueno, lo importante es que ya se hizo un acercamiento con la gente, tal vez después se logren abrir algunas puertas y se puedan cambiar algunas cosas. Pero se tiene que seguir hasta donde la gente nos permita.
.
.



Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones XIII

Galdino Ramiro Hernández Huerta
Orientación en Derechos
Estudiante, Grupo 301
UVI Grandes Montañas

.

Serie: Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario

.
El trabajar con todos mis compañeros de distintas Orientaciones fue algo magnífico porque todos compartimos experiencias dependiendo de nuestra Orientación como: Derecho, Sustentabilidad y Comunicación. Cuando trabajamos sobre Diagnóstico Comunitario todos daban sus punto de vista de acuerdo a lo que estaban trabajando y por supuesto de esta manera fue enriqueciendo más nuestro trabajo no sólo en la información sino también en los saberes.

Lo que aprendí en aula es a realizar trabajos bien elaborados como que hacer un guión de entrevista no es sólo buscar preguntas sino más que nada ver sobre qué es lo que quieres hacer y además si estás armando tu cédula entonces es el de que debes de seleccionar las preguntas más relevantes de acuerdo al entorno al que lo vayas a dirigir. Lo que compartí con mis compañeros fue las experiencias que he vivido durante la Experiencia Educativa de mi Nódulo, la forma en que a la hora de trabajar buscamos problemas que tengan que ver con lo que nosotros queremos conocer; además de que los ratos más alegres me pasé junto con ellos discutiendo sobre los problemas existentes en el Barrio de Magdalena para ver cuál era más importante.

Lo que aprendí durante el Diagnóstico Comunitario es que siempre la gente con la que queramos trabajar no siempre va a estar dispuesta a atendernos o a brindarnos su apoyo; para que así, trabajemos juntos y que hay que estar insistiendo hasta que logremos algo benéfico y no nos quedemos con las manos vacías solo mirando lo negativo, porque siempre va a haber algo que nos sirva para herramienta y solo conformarnos con lo poco que encontremos.

El recuerdo más grato fue cuando nos dijeron que íbamos a trabajar con gente de una comunidad ya que nunca lo había hecho y tan sólo al imaginar a unas personas desconocidas trabajando junto contigo brindándote sus saberes es algo genial. El otro recuerdo de igual forma tan importante fue cuando nos pusimos a trabajar con los posibles problemas de esta localidad y a sacar los más relevantes. La vivencia más grata fue cuando estuvimos frente a frente con las personas con las cuales trabajamos el Diagnóstico Comunitario, pues ya que lo que habíamos trabajado en aula en ese momento lo llevaríamos a la práctica.

El recuerdo menos grato fue cuando las personas del Barrio de Ilicotla no se presentaron a la reunión contemplada por motivos de aguacero que no dejó trabajar, eso fue el 2 de diciembre y nos tuvimos que regresar posponiéndola para otra ocasión, y el otro recuerdo fue con la gente de mi barrio porque no se presentaron todos como habíamos acordado pues sólo asistieron dos mujeres, Xochitl Mixteco Mixteco y Elvira Zepahua Zepahua, y tuvimos que trabajar sólo con ellas.

Leer más…



Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones XII

Monserrat Zepahua Vásquez
Orientación en Derechos
Estudiante, Grupo 301
UVI Grandes Montañas

.

Serie: Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario

.
Trabajar con mis compañeros de las diferentes Orientaciones me permitió conocer acerca de sus inquietudes e intereses que fueron surgiendo en la realización del diagnóstico comunitario, en el municipio de Magdalena, Ver. La experiencia fue enriquecedora ya que pude aprender de ellos y ver desde otro punto de vista la realidad.

Las metodologías que se utilizaron dentro de las sesiones del aula fueron interesantes porque se pudo aprender de manera vivencial lo teórico, lo cual me permitió tener fundamentos y llevarlos a la práctica. Lo que a prendí en este tercer semestre, fue el trabajo en grupo y la importancia de la comunicación y la organización para lograr un buen diagnóstico.

Las cosas que comparto con mis compañeros son las experiencias y las ganas de seguir trabajando en comunidad para lograr un cambio significativo, la gente con la que se trabajó en Magdalena compartió con nosotros su historia pero yo comparto con ellos mi interés por conocer que se puede lograr para perdurar las costumbres y tradiciones, porque la base fundamental de un Gestor Intercultural es abrir diálogo entre la comunidad y proponer junto con ella una posible solución.

La vivencia más grata que tuve en el semestre fue una de las visitas a la comunidad donde ya íbamos con nuestro plan de trabajo, pero no contábamos con el mal clima que se presentaría, así nosotros aprendimos aquel día a llevar un plan b o c por si no ocurrían las cosas como las habíamos planeado.

Dentro del diagnóstico aprendí que todo ocurre por algo y que se pueden mejorar las cosas. El trabajo que se realizó en Magdalena fue bueno pero sí le falto organización por parte de los docentes y alumnos, planeación con la gente para empezar a trabajar con el diagnóstico.

Las asesorías que recibimos por parte de los maestros fueron correspondientes al trabajo de campo que se realizó, cumplieron con lo teórico y práctico. La manera en que se trabajó en todo el semestre como grupo y no por Orientaciones fue más completa e interesante que si hubiéramos trabajado separados.

El objetivo se cumplió, las expectativas de trabajo fueron tanto positivas en el sentido de que la gente quiso participar y nosotros cumplimos con lo acordado pero lo negativo, o por llamarlo de otra manera, lo que no se cumplió dentro de esta historia fue la planificación de trabajo, le faltó más compromiso por ambas partes pero al fin y al acabo supimos trabajar en conjunto y terminar lo que un día empezamos dentro del salón de clases como diagnóstico y llevarlo a la práctica de manera gratificante y con trabajo de todos sin excepción alguna, todos fungimos un rol importante y aprendimos todos de la comunidad y esperemos que la comunidad le haya gustado nuestra visita porque esperemos que esto sea el inicio de una nueva experiencia.

He llegado a la conclusión de que el diagnóstico, al igual que la realidad, no están estáticos, si no que están en constante cambio y es necesario que nosotros como futuros Gestores Interculturales para el Desarrollo estemos en un constante cambio e informados de nuestra realidad tanto en la comunidad como lo que pasa fuera de ella, porque hay que comprender para resolver o proponer ciertas soluciones.
.
.



Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones XI

Mateo Antelmo Colohua Xochimanahua
Orientación en Comunicación
Estudiante, Grupo 301
UVI Grandes Montañas

.

Serie: Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario

.
La verdad me sentí muy a gusto con la compañía de todo el grupo porque son mis amigos y creo que vamos a una cosa a realizar el diagnóstico a Magdalena, si propusieran que realizáramos otro diagnóstico con todo el grupo estaría dispuesto para trabajar con mis compañeros.

Aprendí cosas nuevas con respecto al diagnóstico comunitario como por ejemplo los tipos de participación, tipos de diagnóstico, ya la priorización de problemas y entre otras cosas, creo lo único que di es mi entusiasmo y con mis pocas ideas para el diagnóstico.

El recuerdo más grato es la participación de la gente de las diferentes comunidades y la amabilidad con que nos recibieron las diferentes personas, y por otro lado el día que íbamos ha realizar el diagnóstico con la gente ya que la verdad no se pudo por el clima, eso fue lo menos grato pero al fin de cuentas se pudo realizar otro día con más tranquilidad.

Las asesorías de los profesores siempre es buena pero nosotros como alumnos debemos de pensar un poco porque no siempre los profesores nos estarán apoyando, pero muchas gracias a los profesores por estar siempre cuando más los necesitamos.

Creo que se puede mejorar estar relacionándonos más con las comunidades y con la gente que podrán ayudar para seguir llevando el diagnóstico comunitario para que sea un éxito.
.
.



Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones X

Judith Tzanahua Xicalhua
Orientación en Derechos
Estudiante, Grupo 301
UVI Grandes Montañas

.

Serie: Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario

.
En las clases me sentí muy bien y en confianza con mis compañeros ya que hemos compartido mucho tiempo juntos y con todos me llevo bien, existen diferentes formas de pensar pero es normal, no hubo diferencias por ser de diferentes Orientaciones, al contrario, estuvo bonita la experiencia.

Aprendí muchas cosas, a participar en grupos con mis compañeros y a tolerar las formas de pensar de ellos en el aula, también los diferentes trabajos que se realizaron me ayudarán en las salidas a campo, por ejemplo cómo realizar un diagnóstico, las diferentes participaciones que hay, en fin fueron muchas actividades que se llevaron a cabo en grupo y eso es algo que no se olvida.

Todo lo que pasamos en el aula resulta positivo para mi, cosas malas y buenas ya que se aprende de ellas, un recuerdo es que a veces se planean realizar algunos trabajos los cuales por diferentes circunstancias no se llegan a realizar, ejemplo como cuando se planeaba ir al municipio de Magdalena, por alguna cosa se suspendía.

Existen muchas vivencias gratas, sobre todo lo que viví en el municipio de Magdalena, el conocer a la gente y platicar con ellos y lo mejor es que tuvieron confianza con todos los alumnos de la UVI hasta para contarnos sus asuntos personales, fue muy animador para nosotros. Lo que no tanto me gustó fue que de todas las personas que se les invitó para realizar el diagnóstico comunitario sólo asistieron dos señoras.

Los maestros fueron muy claros en los trabajos que se tenían que realizar, a mi me gustaron las clases ya que no fueron aburridas, fueron muy claras y dinámicas, los maestros siempre aclaraban dudas y nos apoyaron mucho para la visita al municipio de Magdalena.

El trabajo de los maestros fue muy bueno y tal vez sólo se tendrían que cambiar nuestras actitudes negativas que tenemos todos los alumnos, echarle ganas y tener más salidas en diferentes lugares. La experiencia fue muy nutritiva para todos.
.
.



Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones IX

Gabriela Alejandra Colohua Morales
Orientación en Derechos
Estudiante, Grupo 301
UVI Grandes Montañas

.

Serie: Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario

.
Yo me sentí muy bien ya que todos trabajamos igual y le echamos ganas además de que los que estamos en la Orientación somos compañeros del mismo grupo. Fue interesante porque además de tener nuevos maestros, estaba entusiasmada porque ya íbamos a empezar con el trabajo de campo, yo estaba ansiosa, pero también aprendí con el grupo que tenemos diferentes ideas todos los compañeros, aprendí a compartir las varias opiniones que tenemos sobre la realidad y comprenderla y antes de hacer algo, planearlo y tener en cuenta que no todo puede salir bien.

Con mis compañeros aprendí a compartir el espacio, el tiempo, a ayudarnos para llevar a cabo una plática, y pues la gente de Magdalena es muy accesible, es respetuosa, las personas son entusiastas. En el aula disfruté las prácticas y las técnicas que nos pusieron porque entendía más y eran divertidas. En campo yo creo que lo más grato fue cuando se reunieron las señoras en el Barrio de Capultitla porque aunque fueron pocas, fue muy satisfactoria la experiencia.

En las clases lo menos grato es que algunos compañeros no están en la mejor disposición, también cuando hicimos el taller porque ahí se manifestaron las carencias de nuestro equipo y yo en lo particular sentí una gran frustración. En campo fue poco grato el mal tiempo pues nos impedía el trabajo.

Sobre la experiencia con los profes, creo que fue innovadora, una nueva forma de estudio, divertida y además de todo fue importante su asesoría porque nos dieron diferentes opiniones y nunca nos dejaron solos.

Para mejorar este trabajo es necesario unirnos, organizarnos, tener más disponibilidad, apoyarnos, estudiar, aprender a tener más seguridad ante un grupo, y sobre todo aprender a ver la verdadera realidad.
.
.



Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones VIII

Esteban Trujillo Coxcahua
Orientación en Sustentabilidad
Estudiante, Grupo 301
UVI Grandes Montañas

.

Serie: Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario

.
Me sentí bien poder convivir con ellos y de compartir algunas opiniones que se hablaban, además fue interesante aprender junto con los maestros y compañeros. Y los otros compañeros aunque estén en otra Orientación, fue interesante conocer un poco de cómo son las otras Orientaciones, además me gustaría volver a estar con ellos en otra sesión para poder seguir trabajando y prepararnos en nuestra formación como alumnos y estudiantes.

En las sesiones en aula me sentí bien porque mis compañeros participaban en la planeación del diagnóstico comunitario y todos tenían el interés en que hiciéramos muchas y más salidas al lugar para convivir y platicar con la gente. También los maestros en las clases nos apoyaban acerca de cómo hacer los diagnósticos en los diferentes barrios con los dos equipos.

Al ir con mis compañeros a Magdalena en el trabajo de campo me sentí bien porque ellos también quisieron que el diagnóstico comunitario se hiciera allá, y con la gente del lugar me sentí en confianza porque la gente se mostró muy abierta conmigo y con mis compañeros. También al hacer el diagnóstico la gente platicaba de sus vivencias y sobre algunos problemas que actualmente tienen, eso me pareció bien porque aprendí cómo es el municipio.

El recuerdo más grato y positivo fue que en aula trabajábamos en equipos para comentar sobre cómo hacer al estar con la gente y en campo fue que trabajábamos todos juntos o en parejas para visitar a las personas e invitarlas a participar y platicar con ellas, también porque la gente tenía la disposición y era participativa.

El recuerdo negativo fue que a veces algunos de mis compañeros no asistían a las salidas que hacíamos y algunas veces unos se aislaban y no podíamos trabajar, también por el mal tiempo que en una ocasión no pudimos hacer el diagnóstico y se realizo otro día.

La asesoría y apoyo de los maestros me pareció buena ya que ellos como facilitadores nos ayudaban a comprender algunas cosas que no entendíamos, así como en las salidas a campo ellos estaban con nosotros para ir a las casas e invitar a las personas.

Para mí, mejorar lo que se hizo en el semestre en el diagnóstico comunitario es volver a hacer otros diagnósticos para ir aprendiendo cómo hacerlos mejor porque los que se hicieron fueron los primeros diagnósticos y para mejorar e ir adquiriendo más experiencia es necesario que sigamos trabajando con grupos de personas.
.
.



Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones VII

David Cocotle Ixmatlahua
Orientación en Derechos
Estudiante, Grupo 301
UVI Grandes Montañas

.

Serie: Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario

.
Fue una buena idea eso de trabajar en conjunto con los compañeros, aparte de estar ya juntos de un principio, pues eso de estar separados se siente un poco raro, pero más que nada estuvo bien porque así pudimos compartir los enfoques que pudiera tener un diagnóstico, de un determinado tema aplicado a una comunidad.

Aprendí acerca de los diferentes tipos de participación que hay, de qué es un diagnóstico y para qué nos sirve, el cómo se debe de realizar un taller, qué se necesita, cómo hacer todo el programa de un taller, así también cómo realizar un diagnóstico. Aprendí cómo uno debe de dar lo mejor de sí, es decir, que uno tiene que saber cómo trabajar en equipo, porque si no, no se logra el objetivo cuando se está realizando un actividad en conjunto. En cuanto a la educación popular sólo fue como un repaso y también para reafirmar unas cosas ya vistas. Bueno eso de la educación popular lo había visto ya en la preparatoria y es lo que pude compartir con mis compañeros.

Llegué a darme cuenta que por mucho que uno haga un buen plan o programa de trabajo, siempre habrá inconvenientes en el proceso de las actividades pero eso no es motivo de darse por vencido, sino al contrario es un reto para todos aquellos que tienen las ganas de ser alguien en esta vida, y eso fue un gran ejemplo; el de los profes que nos acompañaron en el diagnóstico, los cuales siempre nos recordaban el papel de un buen gestor para que así cada uno de nosotros le echáramos todas las ganas del mundo. Fue así también como pudimos convivir con la gente de Magdalena que siempre hubo quienes nos animaron por medio de su disponibilidad para hacer el diagnóstico y el trabajo en conjunto con ellos para actividades, más adelante.

Los momentos más gratos fueron cuando como equipo hicimos un buen trabajo, y el día en que pudimos estar en Magdalena platicando acerca de su barrio y de su gente.

Lo único más feo fue cuando en el aula nos salió pésimo el simulacro del taller, también las veces que fuimos a Magdalena y no pudimos realizar el taller ya propuesto, ya sea por el mal tiempo o las reuniones que luego tenían en otra parte las personas.

Fue muy buena la asesoría de los docentes, ya que cada uno de ellos nos dio herramientas muy útiles para el trabajo en el aula como en campo, y siempre estuvieron ahí apoyándonos.

Para mejorar lo realizado será quizás dar un buen repaso a lo visto y todo en teoría llevarlo al trabajo de campo.
.
.