Universidad Veracruzana



Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones XIII

Galdino Ramiro Hernández Huerta
Orientación en Derechos
Estudiante, Grupo 301
UVI Grandes Montañas

.

Serie: Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario

.
El trabajar con todos mis compañeros de distintas Orientaciones fue algo magnífico porque todos compartimos experiencias dependiendo de nuestra Orientación como: Derecho, Sustentabilidad y Comunicación. Cuando trabajamos sobre Diagnóstico Comunitario todos daban sus punto de vista de acuerdo a lo que estaban trabajando y por supuesto de esta manera fue enriqueciendo más nuestro trabajo no sólo en la información sino también en los saberes.

Lo que aprendí en aula es a realizar trabajos bien elaborados como que hacer un guión de entrevista no es sólo buscar preguntas sino más que nada ver sobre qué es lo que quieres hacer y además si estás armando tu cédula entonces es el de que debes de seleccionar las preguntas más relevantes de acuerdo al entorno al que lo vayas a dirigir. Lo que compartí con mis compañeros fue las experiencias que he vivido durante la Experiencia Educativa de mi Nódulo, la forma en que a la hora de trabajar buscamos problemas que tengan que ver con lo que nosotros queremos conocer; además de que los ratos más alegres me pasé junto con ellos discutiendo sobre los problemas existentes en el Barrio de Magdalena para ver cuál era más importante.

Lo que aprendí durante el Diagnóstico Comunitario es que siempre la gente con la que queramos trabajar no siempre va a estar dispuesta a atendernos o a brindarnos su apoyo; para que así, trabajemos juntos y que hay que estar insistiendo hasta que logremos algo benéfico y no nos quedemos con las manos vacías solo mirando lo negativo, porque siempre va a haber algo que nos sirva para herramienta y solo conformarnos con lo poco que encontremos.

El recuerdo más grato fue cuando nos dijeron que íbamos a trabajar con gente de una comunidad ya que nunca lo había hecho y tan sólo al imaginar a unas personas desconocidas trabajando junto contigo brindándote sus saberes es algo genial. El otro recuerdo de igual forma tan importante fue cuando nos pusimos a trabajar con los posibles problemas de esta localidad y a sacar los más relevantes. La vivencia más grata fue cuando estuvimos frente a frente con las personas con las cuales trabajamos el Diagnóstico Comunitario, pues ya que lo que habíamos trabajado en aula en ese momento lo llevaríamos a la práctica.

El recuerdo menos grato fue cuando las personas del Barrio de Ilicotla no se presentaron a la reunión contemplada por motivos de aguacero que no dejó trabajar, eso fue el 2 de diciembre y nos tuvimos que regresar posponiéndola para otra ocasión, y el otro recuerdo fue con la gente de mi barrio porque no se presentaron todos como habíamos acordado pues sólo asistieron dos mujeres, Xochitl Mixteco Mixteco y Elvira Zepahua Zepahua, y tuvimos que trabajar sólo con ellas.

La asesoría que nos brindaron los maestros fue muy importante ya que nos ayudaron en mucho y cuando no, dándonos un buen de herramientas para poder apoyarnos cuando estuviéramos actuando por sí solos, y también en campo nos apoyaron mucho cuando no sabíamos qué decir o qué preguntar ellos intervenían para cubrir lo que queríamos hacer y nadamás no se nos prestaba interactuar, pues ya que era la primera y nos mostrábamos temerosos frente a las personas.

Podríamos mejorar sobre lo que hemos hecho dedicándole un poco más de tiempo, pues ya que en este semestre no le dedicamos mucho a lo que es el diagnóstico comunitario y la información que obtuvimos es muy pobre ya que no tocamos la raíz del mero árbol. Ah, y además dándonos un poco más de capacitación ante grupos, es decir, frente a públicos y además de eso apoyarnos en lo que son ensayos o práctica.
.
.

Un pensamiento en “Todos juntos para el Diagnóstico Comunitario. Las reflexiones XIII