Universidad Veracruzana



Producción de Contenidos y Difusión en Web. Reporte del Taller en Ixhuatlán y Espinal

Carlos Castro Rivera
Webmaster
Administrativo, UVI Xalapa

.

TALLER DE HABILIDADES PARA LA PUBLICACIÓN Y DIFUSIÓN DE CONTENIDOS EN INTERNET
REPORTE DE ACTIVIDADES (Sedes Regionales de Ixhuatlán y Espinal)

.

(Este post inicia una Serie de 39 Entradas de usuarios del Taller,
la cual cierra con la del 22 de noviembre
)
.

Comentarios previos sobre las dos Sedes
.

Compartí la oportunidad de este Taller con Raymundo Aguilera Córdova, responsable de la edición de la Revista EntreVerando y de otros proyectos en preparación (Boletín y Baúl de Recuerdos) en la UVI. Su campo de intereses es amplio pero en este momento lo que lo acercaba a esta experiencia fue su background en publicaciones, difusión, literatura y práctica de escritura. Por mi parte, como responsable de recursos web institucionales para la difusión (Blog, Micrositio, Agenda Web, Banner de Noticias), mi experiencia sobre generación y difusión de contenidos, los blogs, edición de textos, y la gestión de contenidos desde CMS. Y creo que tanto a Ray como a mí nos gusta escribir, así que montón de cosas nos acercaban a los contenidos del Taller.

La sesión matutina en la Sede de Ixhuatlán, inició con hora y media de retraso, lo cual quedó compensado porque concluyó con la misma diferencia de tiempo, por lo que en términos reales se cumplió con las cinco horas programadas. La sesión de la tarde se efectuó en el horario previsto.

La razón del corrimiento en la hora de inicio se debió a un malentendido en la hora de inicio, por lo que los usuarios se incorporaron a las 10:30 hrs. En principio se nos informó que la sesión vespertina no se realizaría por falta de demanda. Lo que observamos es que algunos usuarios que se habían anotado para dicha sesión prefirieron tomar el taller por la mañana, sin embargo otros se incorporaron en el horario de 16:00 a 21:00 hrs.

Los profrs. Elizabeth Cruz Ibáñez y Roberto Vázquez Ramos (Apoyos Académicos en Ixhuatlán y Espinal, respectivamente) comentaron con los estudiantes, salón por salón y entre pasillos, sobre la disponibilidad de cupo para los dos horarios. Mucho les agradecemos el apoyo.

Por otra parte, al parecer el programa original contaba con actividades que en la práctica requirieron tiempos más amplios, lo cual hizo necesario hacer ajustes para su aplicación en la sesión vespertina de Ixhuatlán, y previsiblemente para las siguientes dos sesiones a desarrollar en la Sede Regional de Espinal.

Al concluir la sesión matutina el cañón sufrió un desperfecto, por lo que para la tarde se realizó un ajuste a la actividad para adecuarla al imprevisto.

Durante nuestro traslado de Ixhuatlán a Espinal el viernes por la mañana, me informaron por teléfono que en esta siguiente Sede había estudiantes que nos esperaban para la sesión matutina, la cual en realidad no estaba programada en vista de que, precisamente, estaríamos viajando.


A continuación mis comentarios sobre las dos sesiones en cada Sede.

.

.

.
Fotografía: Jesús Francisco Carrasco Romero
.

.

Sede Regional Ixhuatlán

Realizadas las dos sesiones en el Centro de Cómputo con apoyo de su responsable, el profr. Eusebio Hernández de la Cruz. En la sesión matutina se contó con una asistencia de 20 usuarios, el turno vespertino con una asistencia de 5.

Se inicia la sesión con la presentación de los facilitadores y con la ronda de participaciones sobre la experiencia de los usuarios en la construcción de contenidos colocados en sitios web para su difusión.

Se presentaron los recursos web institucionales con especial énfasis en la Revista y el Blog, revisando sus características, formatos, ejemplos y recursos para la redacción enfocada al tipo “post”.

En general, los usuarios han desarrollado más actividades en cuanto a radio y video, pero a pesar de disponer de una cantidad importante de materiales producidos con calidad, opinan que desafortunadamente no han tenido la oportunidad de poder socializarlos y difundirlos con alguna estrategia más efectiva. En este sentido comentan que su experiencia en su colocación para difundirlos en sitios web es bastante limitada.

Se utilizó el cañón para exponer recursos visuales al grupo, tarjetas, cartulinas, así como se utilizaron las mismas computadoras para hacer una instrucción más personal.

La actividad de salir del aula para realizar una actividad de acopio de información, que momentos después redactarían como un posteo, se canceló viendo la posibilidad de que consumiera más tiempo del previsto.

Se realizaron tres ejercicios de redacción de textos:

Comentarios en el Blog de la UVI: uno para elaborar comentarios a un posteo hecho con anterioridad por un profesor de la misma sede (a elegir por el usuario), otro para el posteo sobre la Revista,
Posteo para el Blog: el tema fue a elección del usuario, el cual se nutrió de los ejemplos que los usuarios habían elaborado antes sobre los temas que detectaron como susceptibles para postear.

Debo decir que en la planeación, el conjunto de actividades previstas se mostró algo ambicioso en la relación total de actividades-tiempo de desarrollo, en tanto desde la primera sesión en Ixhuatlán se observó esto. Preferimos no realizar o acortar algunas que se empataron con otras. La idea era hacer más ejercicios para que la experiencia fuera más “vívida”.

Listas de Asistentes para descargar:

…..

.

Sede Regional Espinal

Los usuarios de esta Sede coinciden con los de Ixhuatlán en que han participado en una cantidad considerable de actividades, cuyo mayor volumen de productos se mantiene en respaldos electrónicos sin haberse tenido prevista (por múltiples razones), hasta el momento, su difusión.

Reconocer la existencia de estos materiales es un paso importante para comenzar a socializarlos mediante la difusión. El Taller precisamente, trata de aportar opciones para ello.

La dinámica en las sesiones en Espinal guarda correspondencia con las de Ixhuatlán, salvo algunos cambios debido a las particularidades que, como normalmente ocurre, se presentan en la práctica educativa.

Se abordaron las características de internet frente a otros medios, y específicamente las de los recursos que nos interesaba presentar con mayor detenimiento: la Revista y el Blog, con ejercicios por equipos para generar contenidos a partir de entrevistas entre binas.

Hicimos ejercicios de redacción en las computadoras, resaltamos la importancia de la producción de actividades en las Sedes y su potencial para la difusión, revisamos con detenimiento la estructura del Blog y de la Revista.

Trabajamos las dos sesiones en el Centro de Cómputo, con apoyo de la profra. Idalia Lucero Rosas, responsable del mismo.

.

Observaciones en general

En números totales, la participación fue igual en las dos Sedes, 25 usuarios. En Ixhuatlán tuvimos asistencia de 17 estudiantes, 6 docentes y 2 administrativos. En Espinal fueron 23 estudiantes, 1 docente y 1 administrativo.

En las segundas sesiones (en Ixhuatlán por la tarde del jueves y en Espinal en la mañana del sábado) tuvimos menos asistencia, seguramente porque en la mañana es cuando se encuentran los estudiantes y, en el caso de Espinal, porque la segunda se efectuó en sábado.

No tuvimos problemas con las conexiones a internet, salvo algunos momentos de lento acceso, aunque este detalle no deja de ser normal.

El abordaje de los contenidos teóricos fue abordado en Ixhuatlán desde apartados más acotados en coincidencia con la planeación, en el caso de Espinal dichos contenidos se imbricaron durante las exposiciones según los temas prácticos abordados.

El apoyo de los compañeros profesores y administrativos, como siempre he podido observar en mis visitas a Sedes, ha sido de completo apoyo. No debiera hacerlo porque en general todos nos recibieron bien, pero me permito agradecer particularmente a Eloy Pérez, Elizabeth Cruz, Eusebio Hernández, Carlos Alberto Cruz, Sara Itzel Arcos, Emilia Esther Lino, Idalia Lucero, Roberto Vázquez, Zuri Sadai Pérez y José Pérez Cruz. Sabemos por supuesto que en cualquiera de las cuatro Sedes estamos en casa, pero también sabemos que todos estamos saturados de actividades y a pesar de ello nos hacemos un “huequito” para facilitar el trabajo de los demás.

Me sorprendió el ánimo con el que participaron los asistentes al Taller. Estimo mucho su interés y las ganas que le pusieron, quisiera tomarme la libertad de enviarle un saludo muy afectuoso a estudiantes con los que en anteriores ocasiones compartimos aula en el Curso de Gestión de Información y Estadística (Espinal) y de Fotografía (Ixhuatlán). Nos vimos nuevamente y espero coincidamos todos en otras oportunidades para compartir experiencias.

En el transcurso de esta semana iré colgando los posteos que los usuarios de este Taller de Habilidades para la Publicación y Difusión de Contenidos en Internet, elaboraron como prácticas para el mismo.

Por lo pronto les dejo con algunas fotos que tomé en las cuatro sesiones, en las Sedes Regionales de Ixhuatlán y Espinal.

.

Taller en Ixhuatlán de Madero. Sesión Matutina, jueves 13
.
…..
.
…..
.
…..
.

.

.

Taller en Ixhuatlán de Madero. Sesión Vespertina, jueves 13
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.

 

Taller en Espinal. Sesión Vespertina, viernes 14
.

.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.

 

Taller en Espinal. Sesión Matutina, sábado 15
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.
…..
.

.
.

Fotografías: Carlos Castro Rivera

.
.

Para el Anecdotario

Por cuestiones de tiempo, preferimos hacer un “raid” relámpago. Salimos el miércoles a las 23:15 de Xalapa, ya tenía seriamente planeado no involucrarme en conversaciones con quien me tocara de vecino en el asiento porque dormiríamos poco para la sesión matutina del jueves en Ixhuatlán. Cumplido, me tocó un señor que desde que subió en CAXA (Central de Autobuses de Xalapa) se perdió en la inmensidad de sus ronquidos.

Viajar de noche siempre me deja un cansancio que no experimento al viajar de día. Al llegar a Poza Rica -como siempre, esa es la escala que me dice que la cadera ya no la aguanto- preferí quedarme sobre el autobús para aprovechar el sueño de 10 minutos en el andén.

Al llegar a Álamo -no se si les pase a los compañeros que viajan en esta misma corrida al ir a Ixhuatlán- me bajo como sonámbulo, con los ojos pegados y tratando de recordar cuáles son las calles que hay que caminar para llegar a la Terminal de Segunda en donde abordaríamos un taxi a Llano Enmedio. Por suerte hay taxis dispuestos en el ADO de Álamo, pero uno de ellos se deja ir queriéndonos cobrar 300 pesos. Otro más se acerca y por 200 nos lleva. Me parecieron 2 largas horas, mitad carretera de primera, mitad carretera de casi terracería en permanente construcción. Ya ni ganas me daban de mirar la hermosa luna que nos acompañaba. 100 pesitos el pasaje.

En el Hotel de Llano Enmedio, se encuentra el empleado de siempre, tengo tres años viéndolo en la Recepción.

Muy temprano (antes de las 7am), aprovechando que Raymundo dormía un rato, salí de la habitación para darle una última revisada al programa del Taller. De pronto escucho una especie de zumbido rasposo proveniente del barandal de la planta alta. Pensé que sería ese tubo de cobre que tienen los calentadores (hacen un ruido parecido), pero el zumbido insistente me hace volver los ojos… y mi sorpresa… era el Richard (profr. Ricardo Flores Rodríguez, Laboratorio de Habilidades Comunicativas). No les cuento, bajó corriendo las escaleras y nos saludamos como si tuviéramos años de no vernos, pero momentos después bajó Karina Arriaga Murrieta, a esas horas tempraneras con mis ojitos todavía titilantes de sueño, su sonrisa era lo más hermoso que se veía a kilómetros.

Ese día en Ixhuatlán, al terminar la sesión vespertina a las 9pm, pues ya no había transporte a Llano Enmedio, me estaba haciendo la idea de quedarnos en el Hotel de Ixhua, pagando doble porque ya teníamos cubierto el alojamiento en Llano. Por fortuna Sergio (profr. Sergio Chávez Enríquez) consiguió una camioneta prestada con un médico amigo suyo y nos dió el raid. Gracias mi estimado, esos favores se aprecian.

Por la noche en el Hotel de Llano Enmedio aproveché para ir adelantando el Reporte que debemos entregar en Xalapa al término de este tipo de actividades.

Al otro día, salimos temprano del Hotel, remontamos la calle principal -es la carretera estatal- sorteando los puestos de mercancías y el mar de gente en este día de mercado. Yo iba haciendo malabarismos con mi maleta, una mochila, el portafolios de la Laptop, un paquete de libros para Espinal y un rollo de pliegos de papel bond… ¡ah! y una botella de agua.

Al llegar a la zona de taxis le digo a Raymundo “Mi estimado, estamos justos de tiempo y antes de ser caballeros hay que ser abuzados, en cuanto se aparque un taxi o nos metemos en chinga o no llegamos a la sesión vespertina del Taller en Espinal”.

Llega un taxi y mientras Ray se avienta como supermán al asiento trasero -todo mundo se abalanza- yo meto de rayo las cosas en la cajuela. En eso el Ray saca la cabeza por la portezuela y me dice: “Carlos, ya no cabes”, y digo “¿ya no quepo? ¡madres!”, “¡quepo porque quepo y llegamos a Espinal porque llegamos!”

Corriendo me meto a los asientos traseros y con todo el poder de mis 89 kilos me hecho encima del Ray y de no se quien más. “¡Ora sí, vámonos!, muy decidido le ordeno al conductor. Éramos tres gorditos más el Ray, delgado, pero como el doble de largo que los demás. Todo el Japón se hubiera pasmado de orgullo al ver cómo su emblemático Nissan Sedán resistía incólume ir al tope. 50 pesitos del pasaje.

Al llegar a Álamo yo me moría por una gelatina, compré una que estaba sospechosamente adornada con un color rosa caduco, pero yo tenía antojo. le invité a Ray pero muy serio (es muy serio) dijo que nó, vaya, hasta se alejó como cinco pasos. A mi me supo rica.

Al pie de la carretera llamé a Xalapa para preguntar por novedades, me pasaron una lista de dos cosas, pero en trayectos es medio difícil poder encontrar un ciber y pasar archivos. ¡Qué no hubiera dado por haber conservado el BlackBerry! Ya será cuando llegue la Storm.

En Poza Rica el bendito autobús tardó horrores para salir a Espinal. Por fin, saliendo de la Terminal fue a tomarse unas vacaciones de 20 minutos al Paradero (es precisamente eso, un paradero de autobuses que entran y salen a/de la ciudad). Me bajo de la unidad a continuar mi desayuno con unos cocos con chile. Veo en un andén otro autobús a Espinal, sale en tres minutos. Rápidamente nos pasamos queriendo ahorrar tiempo, pero el simpático motor se detiene a medio camino a Espinal… 38 pesos tirados.

Como a los dos minutos llega el autobús del que nos habíamos bajado en el Paradero (en el que originalmente íbamos). ¡Dios Bendito! eso es tener mala suerte y buena suerte. Y como las cosas hay que mirarlas como un vaso medio lleno… lo importante era llegar.

A las 2pm, al bajar del autobús en Espinal, enfilamos a las instalaciones de la Sede. Entregué los libros para la Biblioteca y, de parte de Isabel Miranda Landa, credenciales con hologramas. Estuvimos un rato y nos dirigimos al “Hotel Capricho’s”, a un par de cuadras.

El dueño se llama César. Nativo de Espinal que de joven migró a Estados Unidos, se hizo de un capital trabajando de sol a sol, mal comiendo y mal alimentándose. Sus sueños eran hacerle una casa a su mamá y una refaccionaria para él, los cumplió y 15 años después de internarse por el desierto de Arizona como inmigrante ilegal, regresó a su pueblo. Hoy nos hospedamos en su Hotel, creo de nueve habitaciones -que el insiste en llamar “recámaras” porque las acondicionó para que los huéspedes se sientan en su casa.

Siempre lo he visto con playeras, bermudas con muchos bolsillos y tenis sin calcetines. Es muy amable y atento con sus huéspedes. Este año ya extiende facturas. Siempre me dice “hola profe”, sabe que trabajo para la UVI y le gusta dar servicio a profesores de la UVI. La Universidad Veracruzana tiene buena reputación en las comunidades y pueblos veracruzanos, sus profesores son bien vistos.

Antes de la sesión vespertina del viernes, le mostré a Ray las otras instalaciones de la UVI y aprovechamos para ir a saludar a Humberto (profr. Humberto Encarnación Arenas) y a su familia a su casa.

Esta vez desayunamos y comemos con “doña Licha” (Sra. Alicia Miranda Suárez). En lo particular a mi me gusta mucho su comida. Siempre pregunta qué queremos para comer y si no lo tiene lo manda a traer. Es una señora seria pero le gusta bromear. Tiene pensionadas que nunca se han quejado de ella. Si salimos tarde de la UVI nos espera para cenar, siempre y cuando le avisemos. Me encanta que siempre se acuerda que yo no como ni tomo las cosas calientes, que me gusta comer con cuchara sopera, que me gustan los infaltables frijoles y salsas picantes, y que no se espere a que termine un tiempo para traerme el siguiente. Es un ángel de señora.

El sábado, al abordar el autobús de regreso a Poza Rica -para retornar a Xalapa- por subir rápido que se me queda el portafolio con la Laptop en la parada, no me había dado cuenta. Al pagar mi pasaje, el autobús se detiene y la gente mira hacia afuera, era un señor muy pasado de copas que trastabillando corría tras la unidad con el portafolios en alto. Bajé de un salto agradeciéndole infinitamente. Y si, se merecía algo para su refresco, pero en la emoción sólo le agradecí. Tengo su cara grabada en la memoria, ojalá lo vuelva a ver en Espinal.

En Poza Rica, con muy poco tiempo para abordar el ADO a Xalapa, debo aceptar quedarme con las ganas de los bisquets de VIPs (está a un lado del ADO), son absolutamente deliciosos. Los probé por primera vez en enero de este año con Daniel (profr. Daniel Bello Lópezun día que también esperaba viajar de regreso a Xalapa (ver el subtítulo “La parte informal”).

Ese día entró el norte y bajó la temperatura. En Xalapa el frío estaba bastante sabroso.

.

.