Fortalecer la educación intercultural en la Universidad Veracruzana | Blog de la UVI

Universidad Veracruzana



Fortalecer la educación intercultural en la Universidad Veracruzana

Adriana Aurora Ávila Pardo
Cuauhtémoc Jiménez Moyo
Luis Adrián Figueroa Cessa

Docentes
Unidad de Enlace Académico, Región Córdoba-Orizaba

.

Adriana Aurora Ávila Pardo, Cuauhtémoc Jiménez Moyo, Luis Adrián Figueroa Cessa, Universidad VeracruzanaLa presente propuesta se circunscribe a la primera temática del Foro Universitario: ‘La UV frente a los retos de la educación superior: políticas gubernamentales, la autonomía universitaria y perspectivas de la universidad pública’. A partir del sexenio pasado, la política gubernamental hacia las universidades públicas de México subraya la tarea de atender la diversidad cultural de nuestro país a través de una educación intercultural de calidad, es por ello que la propuesta que hoy presentamos busca responder a la siguiente pregunta: ¿qué acciones puede realizar la UV frente al desafío de consolidar una educación intercultural de calidad para todos?

La UV claramente ha sido un ejemplo en el panorama nacional en este rubro al ser la primera universidad pública en el país en crear una entidad académica con carácter intercultural: en 2005 se crea la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI) con el propósito de ofrecer educación superior, de manera pertinente y con calidad, a una población estudiantil predominantemente indígena en sus propios contextos. De esta manera la UVI se sumaba entonces a la Unidad de Apoyo a Estudiantes Indígenas (UNAPEI) que operaba sólo en Xalapa, como una instancia que permitiría extender este esfuerzo a todo el estado de Veracruz, lo cual en meses recientes se ha fortalecido desde la UVI con la creación de la Unidad de Enlace Académico (UEA) en cada región de la UV destinada a favorecer el trabajo académico conjunto entre la UVI y las demás dependencias académicas de la UV.

Tenemos entonces que nuestra universidad ha respondido, con acciones concretas, al desafío que anunciábamos en un principio; sin embargo, es sabido por todos que las acciones y las propuestas son siempre perfectibles. De esta manera presentamos a continuación un conjunto de propuestas que, a nuestra consideración, coadyuvan al fortalecimiento y consolidación de la educación intercultural desarrollada en nuestra casa de estudios.

Toda educación intercultural en México ha de atender, por lo menos, dos ámbitos: a) atención a la población estudiantil indígena, con el objetivo de que dicha población se apropie de los insumos académicos, tecnológicos e incluso económicos que le permita transitar por la universidad de una manera eficiente, promoviendo, a la par, la revalorización de sus saberes; b) así como la construcción de lo que podríamos llamar una ‘conciencia intercultural’ en toda la comunidad universitaria, con la finalidad de reconocer el valor de la diversidad cultural en un amplio sentido: no únicamente étnica y lingüística sino también religiosa, sexual, política, etc., coadyuvando, de esta manera, a la construcción de una sociedad plural, tolerante y justa.

Para que las acciones que realiza la UV con respecto a la primera dimensión se mejoren, proponemos:

1) Promover acciones de colaboración entre académicos y estudiantes de la UVI y sus pares de las restantes facultades de la universidad.
2) Ofrecer una tutoría con enfoque intercultural pertinente para todos los estudiantes, que reconozca sus particularidades culturales.
3) Agilizar y eficientizar el apoyo en infraestructura a la UVI.

Acerca de las acciones que realiza la universidad con respecto al segundo rubro, pueden mejorarse al:

1) Incorporar la EE ‘Diversidad cultural’ en el Área de Formación Básica de la UV, así como ampliar la oferta educativa electiva sobre las temáticas que aborden la diversidad cultural.
2) Promover la actualización académica en las temáticas referidas, así como en la construcción y utilización de una didáctica que permita reconocer el valor de la diversidad cultural.
3) Generar espacios para promover la diversidad cultural en nuestra universidad o incorporar un enfoque intercultural en los ya existentes.

Si nos damos cuenta, estas propuestas no tienen un destinatario único: promover una educación intercultural de calidad en nuestra universidad es tarea de toda la comunidad universitaria. De esta manera, si cada uno de nosotros desde nuestro ámbito de incidencia, aportamos elementos para hacer posible la consolidación de una educación intercultural de gran calidad, nuestra universidad fungirá como un medio perfecto para construir una sociedad veracruzana cada vez más tolerante y plural.
.
.
.
.