Universidad Veracruzana



Taller: Gusan@ busca novi@. Relatoría de la primera sesión

Ricardo Flores Rodríguez
Dalia Xiomara Ceballos Romero
Raúl Homero López Espinosa

Laboratorio de Habilidades Comunicativas
Docentes, UVI Xalapa

.
• La sesión inició después de la hora estipulada, pues los participantes eran pocos. Sin embargo unos minutos más se incorporaron otras dos personas.

Participantes: Caro, Maura, Abel, Marco, Martell, Álvaro, Cuauhtémoc.

• Me parece que desde el primer ejercicio con los 6 palillos dentales, hubo mucha disposición y también curiosidad por saber qué se haría en el taller, qué era necesario llevar (Álvaro preguntó si necesitaba lápiz, libreta o algo más). Durante este ejercicio noté que todos nos estábamos relajando y, aunque Caro y Maura tenían trabajo pendiente que estuvieron atendiendo, creo que esta primera parte resultó un buen preámbulo como para “pasar a otra cosa” distinta un tanto de lo que se viene haciendo en cada rol dentro de la UVI.

• Durante la lectura del cuento “Gusano busca novia”, noté en quienes participábamos que el cuento llamó la atención y agradó a la mayoría, hubo en muchos cierto tipo de identificación. Después de terminar la lectura se hicieron algunos comentarios sobre la relación que podría intuirse con el nombre del taller. Algunos de los comentarios fueron los siguientes:

– El gusano busca cosas y nosotros también nos despertamos todos los días buscando algo. Pero no se sale así nada más, sino más bien con algo, con una idea de lo que queremos. (Maura).
– No agradó que el gusano tuviera que medir el valor de su persona con el dinero, ni tampoco que con este contrarrestará su apariencia física que no era muy buena -en tanto que agradable-. (Marco).
– Buscar a veces cosas fuera de uno o de tu casa cuando a veces las tienes ahí, es un error y de pronto no se ve lo que se tiene hasta cuando te vas, lo añoras. (Kau).
– Aunque te caigas, llores, choques, etc., se tiene que seguir buscando.
– La idea de esposa es como definitiva, y la de novia es de buscar, puedes tener ahora una y después otra (Caro)… o puedes tener varios novios -en sentido de broma-.
– Conocer, coquetear -decían otros-, acercarse y saber más de “la otra persona” o de lo otro antes de pedir matrimonio, indagar cómo se llama, de dónde viene, qué le gusta, qué no le gusta, etc. (Maura).
– Álvaro señaló que el gusano prometía cosas a la gusana pero que él no pedía nada.
– Homero cerró esta actividad explicando la analogía del cuento con el nombre del taller y retomando las participaciones. La idea en términos generales fue que en este taller nos reuniríamos para indagar, discurrir, investigar con los otros (como el gusano que pregunta) y construir conocimientos que en definitiva serán falibles (esto se relaciona con la idea de novia y se contrasta con la idea de esposa, como algo fijo).

• Se pasó a la exposición del propósito del taller a través de diapositivas y se comentaron algunas consideraciones del mismo.

• Se vio el video de Ana ¿verdad?, hubo un problema técnico, pues para escuchar éste no fueron suficientes las bocinas de la computadora, así que se consiguieron otras; hubo un poco de inquietud entre los participantes, pero continuaron todos en el taller.

• Finalizó el video y pasamos a la elaboración de la pregunta de manera individual.

• Durante la revisión de las preguntas se dieron cosas interesantes, como ver la perspectiva desde la cual vieron el video de Ana, la parte que más les había causado ruido, y la forma en que estas preguntas estaban redactadas. Se presentaron problemas de claridad en tres preguntas, la elaborada por Marco, la que hizo Ricardo y la plasmada por Maura.

– Caro opinó rápidamente que no había claridad en la pregunta, cuando ésta, ya estaba dando por resultado una serie de interpretaciones muy distintas entre quienes estábamos en el taller. Carolina también fue quien en algún momento indicó que la idea en ese momento no era contestar la pregunta misma, que no se trataba de ver qué pensaba o que respondería cada uno de nosotros, sino más bien, revisar que ésta (la pregunta) fuera clara para todos y que realmente reflejara lo que se había querido decir. Caro dijo también que no se trataba de ver qué estaba pensando Ricardo, sino más bien si era clara o no, indicando que en definitivo no era clara. Nuevamente Caro señaló poca claridad en la pregunta de Martell, con un término utilizado, el de “costo personal”.
– Otra pregunta que generó dudas fue la planteada por Maura, aunque la revisión de su pregunta se pospuso un tanto ya que Maura no se encontraba en ese momento por el trabajo pendiente que tenía. La pregunta que elaboró causaba un poco de ruido pues utilizaba un concepto que a muchos pareció un tanto ambiguo: “perderse”, no se sabía si éste refería al “distraerse”, concepto que de hecho aparecía en la pregunta planteada por Abel. Marco tuvo la idea de que esta última y la de Maura podrían fusionarse o complementarse. Sin embargo, Maura estuvo en desacuerdo y aclaró, no sin manifestar lo difícil que podría parecerle el explicarse, que ella entendía el concepto “perderse” como el “no poder regresar”, cosa que no cree pase con “distraerse”. Aclarándose esto, se continuó con la revisión de las preguntas.

• Durante la discusión, el momento en que empecé a moderar creo que fue natural, es decir, no se vio cortado de lo que Homero venía haciendo (la elaboración, revisión y votación por la pregunta), sino que más bien él dio pie para que yo me incorporara sin decir nada más.

• Por esta ocasión, Homero inició coordinando la discusión pero quien empezó por intentar responder a la pregunta planteada no fue quien elaboró la pregunta, pues en este caso fui yo misma, más bien se planteó la pregunta abriendo el espacio para que los participantes dijeran lo que pensaban al respecto.

• Carolina fue quien inició diciendo que eso nos pasa a todos, que muchas veces entiendes cosas, normas, etc., de los otros pero no estas de acuerdo y ni modo tienes que hacerlo; dijo que eso pasaba.

• Caro dijo que Ana no había hecho nada. A lo que sólo se le preguntó a Caro y a los demás participantes si en efecto Ana no había hecho nada, para que recordaran el video.

• Marco respondió a la pregunta diciendo que había que respetar; que aunque no estés de acuerdo con las reglas y formas de actuar de las personas, debías respetar aunque pensaran distinto a ti. Mencionó el ejemplo de una señora que es golpeada por su marido y cómo el decirle que estaba mal podría violentar procesos en ella, pues quizá para esa mujer esto estaba bien y lo consideraba propio del rol del hombre como marido y, en este caso, dijo Marco, habría que respetar aunque no estemos de acuerdo evitando violentar procesos.

• Homero dijo que Ana si había hecho algo, que de hecho no había aceptado cambiar su nombre para agradar a los guadaliscorintios, que se resistió.

• Álvaro expresó que sí que habría que respetar, aunque también habría que tener presente lo que se hace y el contexto, mencionó el ejemplo del sacrificio de animales, de gallinas en un ritual y la carga simbólica y la aceptación que esto tiene en la cultura donde se practica.

• Se intentó hacer una pausa en la discusión -en alguno de estos momentos- para pensar en las implicaciones que podrían traer nuestros actos.

• Cuauhtémoc mencionó el ejemplo de la película “Danza con lobos” y de lo que pasaba con el protagonista que al integrarse a un grupo culturalmente distinto, éste había adoptado todo de ellos dejando de lado lo que pensaba y la forma en que actuaba anteriormente.

• Todo esto lo señaló para respaldar su idea de que a veces debemos de poner entre paréntesis todos nuestros prejuicios, nuestras formas de pensar y ver el mundo.

• A la postura de Marco, que apelaba a respetar lo que pensaban y la forma en que actuaban los otros aún cuando no estuviéramos de acuerdo y no intervenir en ello, Homero dio un contraejemplo aludiendo a una situación en la que es necesario intervenir por el bien de las personas, dicha situación refería al caso de los niños cuando no entienden, o más bien, no aceptan que sus padres o los adultos digan que deben vacunarse, en estos casos, decía Homero, parece que es necesario intervenir y no sólo respetar sin actuar.

• Marco retoma la idea de la gallina sacrificada para un ritual, y comenta que decir a la gente que aquello no dejaba de ser un asesinato, podría resultar violento para esos procesos y que, sin embargo, había modos de decir o más bien de sugerir cosas sin violentar las formas de ser y pensar de otros, ni sus prácticas culturales.

• Abel mencionó lo mismo con un ejemplo de una alumna de la Sede Huasteca que decía molesta que no se pueden construir relaciones interculturales allá, pues a la gente aunque le dijera que no tirara basura lo seguía haciendo. Abel señalaba que eso denotaba más bien que estaba mal hacerlo así, que a la gente no podías llegar y decirle que no hay que tirar basura porque… daña el medio ambiente, etc., sino buscar otras formas para hacerlo.

• Martell dijo que la respuesta a qué hacer cuando entiendes las reglas, normas de los otros pero no estás de acuerdo, depende mucho de las circunstancias o del contexto.

• Cuauhtémoc dijo que sentía que lo que había dicho anteriormente no era tan fuerte, que últimamente él se había estado percatando de que de pronto las ideas nos están guiando, y se están adueñando de nosotros, y no viceversa, como se supone debía ser. Dijo que él creía que debíamos poner entre paréntesis nuestros prejuicios y acercarnos a los otros y a sus formas de ser y de pensar.

• Abel mostró una postura un tanto equilibrada entre lo que dijo Marco, lo expresado por Cuauhtémoc y lo dicho por Homero. Dijo que esas cosas en una niña igual se entienden, pero que hay circunstancias en las que no puedes reaccionar así, aunque dijo que depende mucho, pues dijo no estar de acuerdo con Homero con su ejemplo de los niños que se resisten a vacunarse; tampoco estaba de acuerdo con Cuauhtémoc en que había que poner entre paréntesis los prejuicios de cada uno y ceder a las formas en las que los otros actúan, pues hay cosas que no se pueden aceptar así, y dijo que no se traba de eso, de aceptar las cosas y ya; de igual forma, Abel no estuvo de acuerdo con Marco, esto se explica un poco con la idea anterior, la forma en que se refutó a Cuauhtémoc.

• Cuauhtémoc participó diciendo que muchas veces nosotros reflejamos algo que nos es construido más no lo que realmente somos, dice que a veces actuamos de cierta forma y ni siquiera sabemos muy bien por qué, también mencionó el ejemplo de “Danza con lobos”, para decir que se puede aprender de los otros, y que se puede cambiar con los otros.

• Caro dijo que la respuesta a la pregunta elegida para la discusión respondía a la formación de cada uno, pues de acuerdo a ésta -a la formación que se tenga- actuarás de una u otra forma.

• Álvaro dijo que el video de Ana era muy explotable pues denotaba momentos de mucha violencia, países subdesarrollados, incivilizados.
Uno puede pensar distinto, pero debemos de pronto entender que hay momentos en que debemos hacer lo que dicen los demás pues sino nos pueden llevar ante un juez como le pasó a Ana.

• A Caro le contestó Álvaro que no se trataba de una cuestión de formación sino como de una especie de calidad humana, de ser sensible a la diversidad. Mencionó que hay doctores en antropología de quienes se esperaría más que tuvieran sensibilidad a la diversidad cultural y nos damos cuenta que no es así, que a veces son todo lo contrario, este comentario lo respaldó citando el ejemplo de Malinowsky, quien a pesar de ser un antropólogo reconocido nunca quiso ir a trabajar en campo por no “ensuciarse las botas”.

• Caro y Maura sobretodo trasladaron lo que le pasaba a Ana y la pregunta discutida con la situación que se vive en el espacio de trabajo. Mencionaron que les gustaría seguir teniendo el espacio para asistir al taller.

• Al final de la discusión, Homero realizó el cierre del taller preguntando a los compañeros qué dificultades se habían presentado durante las actividades, sin embargo, los comentarios aportados remitieron más bien a cómo se habían sentido en el taller, a la necesidad de abrir espacios como este para el diálogo, se mencionó lo importante que había resultado para algunos la flexibilidad al estar en el taller, puesto que las actividades de cada uno seguirán requiriendo de ésta. Hubo muchos otros comentarios, sin embargo, creemos que esos fueron los que se presentaron como constantes. Por último, Homero comentó que en efecto, la comunidad ayuda para cercarnos más a los otros, y no sólo en lo cognitivo como lo pensaba. El taller finalizó agradeciendo a los compañeros su participación y disposición.

Los puntos anteriores intentan recoger lo acontecido durante la primera sesión del Taller: Gusan@ busca novi@, si en lo que aquí aparece, quienes participamos, creemos que faltaron cosas que rescatar, de antemano pedimos una disculpa y esperamos puedan abundar y complementar lo que aquí se ha intentado plasmar a manera de relatoría. Nuevamente gracias y esperamos encontrarnos en la próxima sesión.
.
.
.
.
.