• Publicación Semanal

Xalapa • Veracruz • México

Filosofía y Letras Hispánicas reacreditaron su calidad

El Coapehum constató que ambos programas educativos cumplieran con todos los requisitos, expresó su presidente

David Sandoval Rodríguez

Los programas educativos (PE) de licenciatura en Filosofía y en Lengua y Literatura Hispánicas recibieron el pasado 13 de abril la constancia de reacreditación como programas de calidad, por parte del Consejo para la Acreditación de Programas Educativos en Humanidades (Coapehum), por un periodo que abarca de diciembre de 2015 a diciembre de 2020.

En la ceremonia de entrega de ambas constancias, la rectora Sara Ladrón de Guevara felicitó a las comunidades de estudiantes, trabajadores administrativos y académicos que conforman el recurso humano de cada PE, por el trabajo colaborativo y esfuerzo que les permitieron recibir nuevamente una acreditación de calidad con reconocimiento a nivel nacional.

«Celebro que el día de hoy recibamos la reacreditación como programas de calidad de Filosofía y de Lengua y Literatura Hispánicas», manifestó.

En el Auditorio «Jesús Morales Fernández» de la Unidad de Humanidades, recalcó que «las humanidades siguen llamadas a jugar un papel clave en la formación de ciudadanos críticos, capaces de incidir en su realidad, de contribuir en la construcción de una sociedad más justa y más equitativa; siguen llamadas a ocupar un lugar central en la universidad de hoy».

Roberto Hernández Oramas, presidente del Coapehum, extendió una sincera felicitación por parte del organismo que representa y refirió: «Hay muchas razones por las cuales se entrega esta reacreditación; significa volver a constatar y a comprobar que ambos programas continúan manteniendo la calidad».

Constatar la calidad de la educación que se imparte en la universidad sirve para exigir que el Estado cumpla con su obligación de cuidar la educación universitaria, aquella que forma los futuros cuadros de dirigentes y formadores de una sociedad, y enfatizó: «Cuando esto se descuida ponemos en peligro el desarrollo y avance de toda la sociedad».

Subrayó que en ambos casos se aprobó la evaluación con grandes resultados, «ello es una de las grandes armas que ambas facultades tienen para decirle a la Rectora y al gobierno que se está cumpliendo, y para decirle a la Rectora que no está sola en la lucha donde sus maestros, trabajadores y estudiantes están cumpliendo».

Al respecto, José Luis Martínez Suárez, director general del Área Académica de Humanidades, señaló que la cultura de la evaluación forma parte del Programa de Trabajo Estratégico 2013-2017 de la UV, para lograr que el 100 por ciento de los PE sean reconocidos por su calidad.

Ésta es «una de las maneras más claras de responder al compromiso de la educación superior pública, el compromiso social de formar profesionales en programas de calidad y egresados que sepan enfrentar un tiempo en el que las instituciones no ofrecen certeza».

Asimismo, detalló que en 2015 se acreditaron o reacreditaron 63 por ciento de los 26 programas de licenciatura que ofrece el Área Académica de Humanidades.

Enseguida, Guadalupe Flores Grajales, directora de la Facultad de Lengua y Literatura Hispánicas, declaró que obtener la reacreditación es resultado de un trabajo colaborativo entre académicos, autoridades universitarias, estudiantes, trabajadores administrativos, egresados y empleadores.

«Un logro como éste no es posible sin la presencia del trabajo en equipo y la solidaridad en pro de un solo objetivo, que consiste en una formación académica de calidad, así como reportar a la sociedad lo que nos corresponde como universitarios, como profesores y como integrantes del Área de Humanidades», dijo.

«Nuestro PE reafirma entonces su capacidad de formación académica, pero también reconoce las sugerencias que enriquecen y redundan en un mejor trabajo», abundó.

Por su parte, Félix Aude Sánchez, director de la Facultad de Filosofía, expresó su agradecimiento a la comisión encargada de la reacreditación, ya que «supone un ejercicio de trabajo cuidadoso y en equipo en donde el análisis y la autocrítica deben estar presentes».

Este proceso permite reorientar el trabajo educativo de acuerdo a las necesidades de una sociedad «cada vez más compleja y problemática, en un ámbito cada vez más renuente a la reflexión filosófica».

La búsqueda de la acreditación, puntualizó, «es también un instrumento para la ahora esencial defensa de la educación pública, en tanto que es un reconocimiento de la calidad educativa y de la pertinencia social de nuestros programas por parte de organismos externos certificados».

En la ceremonia estuvieron presentes Leticia Rodríguez Audirac, secretaria Académica; Laura Martínez Márquez, directora general de Planeación Institucional; José Antonio Hernanz Moral, titular de la Dirección General de Desarrollo Académico e Innovación Educativa; Raciel Martínez Gómez, director general de Comunicación Universitaria, así como directores de las facultades que integran a la Unidad de Humanidades.