• Publicación Semanal

Xalapa • Veracruz • México

Nuevos abogados podrían acabar con la impunidad

Héctor Carreón Rojano

Héctor Carreón Rojano

José Agustín Castellanos y Paola Cortés

Las nuevas generaciones de abogados tienen en sus manos la correcta aplicación de los principios del derecho penal, acorde a sus valores y para acabar con la impunidad, enfatizó Héctor Carreón Rojano, investigador adscrito al Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ), durante el Foro “El papel del abogado en la transición milenaria” que tuvo lugar el 31 de agosto en el aula magna de la Facultad de Derecho.

En el evento dirigido a estudiantes de nuevo ingreso de la Licenciatura en Derecho, José Luis Cuevas Gayosso, director de la Facultad, comentó que dicho foro es parte de la investigación que Héctor Carreón lleva a cabo respecto de las nuevas generaciones de legistas y su relación con el mundo contemporáneo.

El investigador del IIJ mencionó que el foro tiene como finalidad mostrarle a los estudiantes de nuevo ingreso dónde están ubicados, cuáles son los elementos y las herramientas con que cuentan, y hacia dónde se dirigen como futuros profesionistas.

Al realizar un análisis de las últimas décadas del siglo XX y los primeros años del siglo XXI, dijo a los jóvenes asistentes que ellos son el principal motor del cambio que requiere el país. “Se les invita a reflexionar y tomar conciencia de los grandes beneficios de la era digital. El capitalismo seguirá hasta donde ustedes quieran”.

Asimismo, señaló que la sociedad conoce cuáles delitos se cometen y lo más grave es que sabe que no son castigados. Serán las nuevas generaciones de abogados las que apliquen correctamente los principios fundamentales del derecho penal a quienes infringen la ley para acabar con la impunidad.

“Como futuros abogados, necesariamente les corresponde procurar que los principios y valores de su profesión sean aplicados en el desarrollo de su vida personal y profesional.”

Destacó que el mundo contemporáneo necesita jóvenes profesionistas innovadores y revolucionarios, que permeen en todas las áreas del conocimiento, incluida la disciplina del derecho.

“Deben reflexionar y ser conscientes de los grandes beneficios que les ofrece la era digital, porque serán ustedes los que tendrán en sus manos propiciar los cambios que necesita el estado y el país.”

Por último, Carreón Rojano dijo que los legistas no están exentos de la transformación de conocimientos y de tecnologías, por ello el estado de derecho debe progresar acorde a las innovaciones que se viven en la actualidad.

“Las legislaciones no deben quedar estáticas en un entorno cambiante; como consecuencia, el sistema de leyes también debe evolucionar, adaptarse cada vez más a las situaciones que nos rodean.”