Universidad Veracruzana

Kaniwá

Bibliotecas, Información y Conocimiento



Bibliotecas y sustentabilidad

Las bibliotecas han contribuido históricamente a la sustentabilidad a través de la reutilización de los recursos documentales. Aún pueden hacer mucho más.

 

La Dirección General de Bibliotecas, atendiendo las disposiciones que en materia de sustentabilidad ha implementado la Universidad Veracruzana, en particular a través de la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad (Cosustenta), se ha sumado gradualmente a las prácticas y actividades para la sustentabilidad ambiental y humana de esta casa de estudios.

Por ello, se ha procurado optimizar el consumo de electricidad y agua, instalando -donde los recursos disponibles lo han permitido- lámparas ahorradoras y/o con tecnología LED y, así como sanitarios ecológicos.

Se recicla el papel para impresiones, como práctica habitual de esta dependencia desde hace algunos años, buscando la reducción gradual de las impresiones.

Se recomienda, inclusive, el uso de fuentes tipográficas que reducen el consumo de tóner y tinta.

Se aprovechan, como es sabido, las herramientas tecnológicas como videoconferencias y plataformas de redes sociales, para continuar con las actividades durante la contingencia sanitaria.

Se alienta a nivel institucional el uso del repositorio institucional y -con ello- la adopción del acceso abierto, los datos abiertos y la ciencia abierta, por parte de la comunidad universitaria, tomando en cuenta también las disposiciones en materia de protección de datos personales y el respeto al derecho de autor.

Con relación a la actividad en la que pueden y deben incorporarse los cuerpos académicos (el desarrollo de las colecciones de recursos documentales, para que estén disponibles en las bibliotecas universitarias), se recomienda tener en cuenta dos conceptos clave que son la sobreselección infraselección de recursos.

Al evitar ambas, se contribuye de manera importante a construir colecciones documentales apropiadas al nivel universitario y se optimiza el uso de recursos financieros para su adquisición.

Se ha participado en la actividad de Exposustenta, inclusive en la modalidad virtual durante el periodo de confinamiento sanitario.

Recursos en línea para la sustentabilidad

Añade más información sobre tu servicio.

Recursos impresos para la sustentabilidad (Koha)

Añade más información sobre tu servicio.

Bibliotecas verdes

“Suele hablarse de sustentabilidad como una buena intención, pero no se cuantifica, por ello es necesario dar cuenta de estos esfuerzos institucionales”

Doctora Sara Ladrón de Guevara (Rectora)


Cómo sumarse a la
sustentabilidad universitaria.

 

Crece el interés por este blog (con gratitud)

Nos da gusto compartir con ustedes el análisis que hace Google de las visitas a nuestra página -esto a partir de que se activó ese módulo de estadísticas, enero de 2022-. Y pinta muy bien.

Y eso es posible únicamente gracias a nuestros lectores. Como pueden observar en los meses transcurridos hasta abril, hubo más de 2000 personas que tuvieron la amabilidad de dedicar tiempo a revisar nuestro contenido. Eso nos compromete a mejorar la calidad del contenido, y abrir nuestros oídos y ojos a los intereses de la comunidad lectora, en este caso principalmente, pero no exclusivamente, la comunidad universitaria UV.

Esperamos que el flujo de lectores continúe y se acreciente, gracias sobre todo a la utilidad de la información de la que damos cuenta. Este y otros blogs universitarios representan un esfuerzo de comunicación y de diálogo con todos los universitarios, así que esperamos su retroalimentación, específicamente pueden enviarnos mensajes al correo: casanchez@uv.mx, donde tendremos mucho gusto en leerlos y saber de sus intereses, dudas y sugerencias. También es posible que nos hagan favor de dejar sus comentarios en la entrada correspondiente a su interés.

Una forma simple y eficaz de apoyarnos a dar a conocer el contenido de este blog, es a través de los botones de Compartir en redes sociales que aparecen al final de esta entrada. Gracias.

El editor.

Mayo 27 de 2022.



Pandemia, bibliotecas y sustentabilidad

Las bibliotecas de todo tipo han recibido un gran impacto desfavorable, causado por la pandemia de COVID-19. El impacto es apreciable en la reducción evidente de la circulación física de los acervos. Los usuarios, preocupados más por su salud, se han alejado de espacios como las bibliotecas, aunque se hayan establecido filtros sanitarios, termómetros y desinfectante en el acceso de las mismas. Cabe mencionar que en muchas se han implementado medidas para mantener la distancia social recomendada por las autoridades sanitarias.

Otros efectos lamentables en las bibliotecas se relacionan con la disminución de acciones presenciales de alfabetización informacional y de fomento a la lectura. Las bibliotecas o sistemas bibliotecarios que poseen sistemas y servicios de información y formación en línea han podido compensar dicho efecto aunque es previsible que sólo de forma relativa.

Las restricciones de movilidad, distanciamiento social y llamados a evitar la asistencia a espacios de uso compartido, para reducir la posibilidad del contagio, ha reducido drásticamente el número de usuarios de las bibliotecas.

La pandemia de Covid-19 obligó a plantearse la pregunta acerca de la viabilidad de que el papel de los libros mismo, fuera portador de particulares virales y pudiera tener un efecto negativo potencial en la salud.

La pandemia obligó a las bibliotecas a establecer lineamientos de bioseguridad al interior de las mismas, a reorganizar la asistencia del personal, a establecer mecanismos de trabajo a distancia, mediante el uso de las TICs, ante el riesgo potencial que representaban los materiales bibliográficos que eran devueltos por los usuarios, recursos provenientes de condiciones sanitarias totalmente inciertas.

Se revisó la literatura científica que se iba generando progresivamente sobre los riesgos de superficies plásticas y de papel, hasta que finalmente se decidió que un plazo de cuarentena de una semana -para los libros devueltos- brindaba un margen de seguridad suficiente para que las particulares virales desaparecieran del papel.

Los espacios bibliotecarios requieren mantenimiento continuo, por lo que los servicios de agua y eléctrico continuaron con pocas adecuaciones, elevando el costo total de propiedad de estas organizaciones.

Las actividades relacionadas con la organización de las colecciones continuaron, aunque a un paso menor. En algunos casos, el desarrollo de colecciones y las adquisiciones de recursos documentales se detuvieron.

Las restricciones económicas que impuso la pandemia y la suspensión de eventos como las Ferias del Libro Universitario, entre otras, también supusieron una disminución en la adquisición de recursos documentales para su incorporación a las colecciones.

Aunque las bibliotecas son espacios donde se ha privilegiado desde siempre la provisión racional de recursos y la máxima reutilización de las colecciones, pueden contribuir de maneras elocuentes y con una amplia difusión al desarrollo de una cultura de la sustentabilidad.

Acciones concernientes al ahorro de agua, luz y manejo de residuos son viables y tiene un efecto inmediato en el entorno bibliotecario.

Con relación a ideas, proyectos y resultados de acciones orientadas a la sustentabilidad en bibliotecas, vale revisar -en especial, el caso de la Universidad Veracruzana- en: Sustentabilidad en el entorno bibliotecarios y de la información (2016).

Sería muy interesante analizar el contenido de las contribuciones publicadas en dicha obra, y compararlas con los drásticos cambios que han tenido que aplicarse para que la pandemia de Covid-19 se desarrollara con las pautas que lo ha hecho.



¿Qué es un estado del arte?

Estado del arte, es un concepto de relevancia para la docencia y sobre todo la investigación, y que implica el uso intensivo de recursos de información académicos, procurando enfocarse en publicaciones académicas, dejando fuera toda aquella información secundaria sobre el tema. Con esta información, la más actualizada, sobre avances del conocimiento científico en el tema elegido a investigación, se elabora un documento que es el estado del arte en sí mismo. Sirve para conocer un conjunto o listado de documentos representativos de dichas investigaciones.

El estado del arte se refiere a las publicaciones especializadas de los últimos tres años (hay instituciones que admiten hasta cinco o incluso hasta diez años), para conocer quiénes, adónde y sobre qué publican, en el campo de estudio de interés.

Para poder realizar el estado del arte de una materia, campo o disciplina, o de un problema específico dentro de ella, es muy importante identificar las fuentes de información más recomendables, o idóneas, de acuerdo a la naturaleza de sus contribuciones, de manera práctica conviene identificar las bases de datos y publicaciones que potencialmente contendrán la información relacionada.

Además, es importante limitar la revisión bibliográfica que dará origen a los conceptos básicos del estado del arte, a un marco temporal de los últimos cuatro años.

Algunos especialistas en investigación advierten que el estado del arte no es lo mismo que el marco conceptual de una investigación, lo cual es un trabajo mucho más específico y que requiere de un rigor conceptual mayor.

Sin embargo, el estado del arte puede contribuir de manera destacada a apoyar u orientar las diversas secciones de una investigación: justificación, marco conceptual, formulación de hipótesis, selección del método y criterios de evaluación de la investigación.

Una estructura posible de un estado del arte organiza las fuentes localizadas de acuerdo a criterios como el nivel de la investigación y el carácter de la misma: investigaciones conceptuales, metodológicas y locales, nacionales e internacionales.

El estado del arte se suma al paradigma de la investigación, el objetivo, planteamiento del problema, hipótesis y métodos a utilizar en la investigación.

Preguntas guía para la elaboración del estado del arte en un área del conocimiento:

  • Qué se ha investigado
  • Cómo se ha investigado
  • Cuándo se ha investigado
  • A qué ámbito geográfico o contexto obedecen dichas investigaciones (internacionales, nacionales, locales y regionales)
  • Qué resultados se obtuvieron

Se identifican variables de investigación, los tipos de fuentes de información, se define un ámbito temporal para la recuperación de referencias.

Al limitar a un periodo muy reciente, la revisión bibliográfica, el conocimiento del estado del arte se mantiene vigente en lo que dura la investigación.

   

Apuntes para una agenda educativa nacional que devuelva a las bibliotecas la función que les es propia: corazón de la vida académica en todos los niveles

«La Biblioteca es una esfera cuyo centro cabal es cualquier hexágono,
cuya circunferencia es inaccesible».
Jorge Luis Borges.

Por Carlos Alberto Sánchez Velasco

Creo que no soy el único que anhela ver que resultan exitosos los esfuerzos del nuevo gobierno, en todos los órdenes. Y en especial, para la educación, pasando -entre otros retos mayúsculos- por la depuración de toda la burocracia innecesaria en el ámbito educativo, por la eliminación de todos los aviadores en las escuelas, que cobran sin trabajar como maestros, sino aparentemente como administrativos o comisionados, etc. Se debe revertir y superar la segmentación en niveles -innecesaria y de origen político- a lo largo de todo el sistema educativo. Se debe abrir la educación superior a todos los que sepan leer y escribir bien. Deben dejar de darse títulos profesionales a personas adultas que mantienen desde la primaria, las mismas faltas de ortografía de siempre, solamente porque no se proponen leer lo suficiente. ¿Quién quiere que los líderes de la sociedad del presente y del futuro, sean unos calificados analfabetas funcionales, por muchos diplomas que cuelguen de sus paredes? Leer más…



El Referencista No. 20, edición de su quinto aniversario

Invitamos a todos nuestros lectores a que descarguen, lean, conserven y difundan el número 20 de El Referencista, boletín electrónico de la Dirección General de Bibliotecas de la Universidad Veracruzana, pues procuramos que en cada edición todos encuentren algo que les sea de interés y utilidad.

ref20