• Publicación Semanal

Xalapa • Veracruz • México

Sergio Pitol, Premio «Alfonso Reyes» 2015

El autor de El mago de Viena se suma a una lista que incluye a Borges, Vargas Llosa y Del Paso, entre otros

David Sandoval y Paola Cortés

Escritores y entidades promotoras de la cultura a nivel nacional celebraron el nombramiento de Sergio Pitol como ganador del Premio Internacional «Alfonso Reyes» 2015 que entrega la Secretaría de Cultura Federal, el Gobierno del Estado de Nuevo León a través del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), la Sociedad Alfonsina Internacional, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, la Universidad de Monterrey y la Universidad Regiomontana.

En reconocimiento a sus valiosas aportaciones culturales, artísticas y literarias, así como por su amplia trayectoria, se otorgó a Pitol la presea que han recibido literatos de la talla de Jorge Luis Borges, Mario Vargas Llosa, Eduardo Lizalde, Fernando del Paso e Ignacio Bosque.

En la red Twitter, tanto el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) como el Fondo de Cultura Económica (FCE) felicitaron al escritor por el premio; igualmente se pronunció Rafael Tovar y de Teresa, presidente de Conaculta, con la frase: «La versátil trayectoria literaria de Sergio Pitol es reconocida con el Premio ‘Alfonso Reyes’ 2015. Enhorabuena».

En entrevista para Canal 22, el escritor y coordinador nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Mauricio Montiel Figueras, comentó: «Es una de las grandes noticias literarias en lo que va de este año, ya que Pitol es un escritor muy versátil, narrador, ensayista, traductor de obras memorables».

En ese sentido, destacó que «como lector, lo que más me interesa de escritores como Pitol es que pueden moverse en distintos terrenos, desde la narrativa a la ensayística, tienen libros verdaderamente inclasificables».

Por su parte, el escritor Ignacio Padilla, en entrevista para el programa Así las cosas de W Radio, el 29 de marzo, expresó que el autor de Domar a la divina garza ha escrito magníficas novelas.

«Siempre he querido a Sergio como persona, como escritor y sobre todo como un magnífico contador de cuentos; es un autor cuyo reconocimiento siempre ha sido tardío, incluido este premio. Pero es la historia de su vida, valdría la pena conocerlo por sus traducciones.»

Puntualizó que el aporte a la literatura universal lo sitúa como un maestro indiscutible y durante muchas décadas fue el eslabón perdido entre los escritores del boom latinoamericano y los escritores de las generaciones posteriores, es por ello que lo definió como «el gran eslabón perdido de la literatura latinoamericana».

Al respecto, Héctor Orestes Aguilar (1963), escritor y ensayista mexicano, en su cuenta de Twitter calificó el galardón como «la noticia del día y del año». En la misma plataforma el periodista Jenaro Villamil comentó: «Largo aplauso a #SergioPitol que nos enseñó a domar a la divina garza».

El Premio Internacional «Alfonso Reyes» 2015 se suma a los diversos reconocimientos obtenidos por el autor de El arte de la fuga, como son los premios «Xavier Villaurrutia» 1981 por Nocturno de Bujara; Herralde de Novela 1984, por El desfile del amor; Anual de la Asociación Polaca de Cultura Europea 1987, por su labor en pro de la popularización de la cultura polaca en el extranjero; Nacional de Literatura y Lingüística 1993; Mazatlán de Literatura 1996; de Literatura Latinoamericana y del Caribe «Juan Rulfo» 1999; Cervantes de Literatura 2005 y la Medalla Bellas Artes 2008.

Su novela La vida conyugal fue adaptada al cine en 1993 por Carlos Carrera y en 1994 Dora Guerra dirigió el cortometraje La casa del abuelo, basado en un cuento del mismo nombre.

Pitol es nuestro maestro: estudiantes
Sergio Pitol está más presente que nunca en las aulas de la Facultad de Letras Españolas, a través de las traducciones, los ensayos y las narraciones que ha realizado a lo largo de su fructífera trayectoria, expresaron estudiantes.

Sobre el Premio Internacional «Alfonso Reyes» 2015 otorgado al escritor, Guadalupe Flores Grajales, directora de la Facultad, dijo que este reconocimiento es un honor y prestigio para la entidad académica y la Universidad, porque Sergio Pitol ha sido de los profesores que más ha contribuido con ésta, al impartir materias y compartir experiencias con los estudiantes.

«Nos llena de orgullo que el trabajo literario de Sergio Pitol siga siendo reconocido, ahora en su propio país con este premio.»

Al preguntarle sobre la similitud entre Alfonso Reyes y Sergio Pitol, apuntó que radica en que ambos son grandes exponentes de la literatura y de la cultura general.

«Pitol todavía corresponde a esta generación de escritores e intelectuales mexicanos que tenían una vasta formación en las artes; además no sólo eran buenos escritores y lectores sino buenos productores y críticos de su situación social.»

Sobre la condecoración a Sergio Pitol, algunos estudiantes de la Facultad dijeron que es más que merecida por la trayectoria literaria que tiene, así lo expresó Jocsan Becerril, estudiante de octavo bloque: «Es un hombre importante para la generación de los cincuenta en México, porque tuvo la universalidad de ser traductor, viajero, narrador, ensayista y en su momento se consideró un escritor sobre escritores, hablaba de escritores poco conocidos, principalmente rusos y polacos».

De la misma opinión fueron María Monserrat García y Elena Rivera, alumnas del sexto bloque, al decir que la obra de Sergio Pitol es de relevancia para las letras internacionales por su versatilidad en temas y géneros, en sus ensayos y cuentos, así como por ser prolífico en la creación de colecciones y traducciones.

«Esta gran trayectoria nos ha llevado a considerarlo un maestro, quizá no directamente en las aulas, pero sí a través de su literatura, traducciones y ensayos. Conocemos y consultamos autores gracias a él», enfatizó Jocsan Becerril.

Su importancia sigue vigente cada vez que se abre un libro de la colección Biblioteca del Universitario, «continúa presente en la Facultad», apuntó David Oliva, estudiante de sexto semestre.