• Publicación Semanal

Xalapa • Veracruz • México

Alumnos de Medicina realizan proyectos sustentables

Estudiantes y académicos que participan en las actividades

Estudiantes y académicos que participan en las actividades

Veracruz, Boca del Río.- Alumnos de la Facultad de Medicina, motivados por sus académicos, han impulsado un jardín de plantas medicinales que permite conocer sus propiedades curativas y terapéuticas, al mismo tiempo que fortalecen sus conocimientos sobre la medicina milenaria tradicional.

Además realizan otras acciones para fomentar la sustentabilidad entre la comunidad universitaria: recolección de pilas, generación de productos con material reciclable como el PET, cuidado de los espacios verdes y la creación de imágenes y hologramas que inviten a la comunidad a preservar el medio ambiente.

Los académicos Israel Castañeda Andrade y Minerva Yépez Alarcón compartieron que dentro de algunas experiencias educativas (EE) se favorece la participación de los estudiantes en el Programa Universitario de Sustentabilidad.

Castañeda Andrade manifestó que dentro del plan de estudios de Medicina está la EE Medicina Complementaria y en ella se “revisa la herbolaria, es decir, las plantas medicinales con todas sus propiedades y sus usos en la población”.

En el jardín se pueden encontrar diversas plantas como sábila, que se utiliza para desinflamar; albahaca, que se usa para disminuir la intensidad del dolor; rompe piedra, utilizada para desbaratar cálculos en las vías urinarias y la vesícula biliar; uña de gato, que tiene propiedades anti-inflamatorias y funciona a nivel de las articulaciones y para combatir la diabetes.

“Hicimos un cúmulo de estas plantas durante el presente semestre y al cierre de la EE Medicina Complementaria los alumnos seleccionaron cuáles deberían pasar a formar parte de este jardín de plantas medicinales”, indicó Israel Castañeda.

Acciones sustentables
Junto al jardín se construyeron bancas ecológicas, la idea surgió de los comentarios de otros estudiantes, quienes manifestaron que permanecen muchas horas en la biblioteca pero los asientos son duros.

La biblioteca ecológica tiene asientos confortables hechos con botellas de plástico y una serie de colchonetas que permite a los estudiantes comodidad y disfrutar el tiempo que permanecen en ella.

Por el momento tienen ocho asientos y la idea es que haya 16. También han diseñado libretas y se formó un concilio verde que orienta y ayuda a trabajar temas sustentables: ?Nos recomendaron tener un acervo fotocopiado de los textos no incluidos en los programas de estudio, nos cedieron un espacio donde al final del semestre se almacena el material fotocopiado?, explicó el académico.

Este material es revisado y reutilizado por diferentes alumnos. Otra iniciativa fue el diseño de carteles. Las ocho imágenes ganadoras serán utilizadas como protectores de pantalla en el equipo de cómputo de la Facultad para tener presentes los mensajes alusivos a la sustentabilidad.

Además, sobre las superficies de las mesas de trabajo se colocaron mensajes que fomentan una cultura sostenible “para recuperar la cultura verde, la ecoalfabetización y el cuidado de los seres vivos que nos proveen oxígeno y dióxido de carbono”, afirmó.

Por otro lado, Yépez Alarcón mencionó que en próximas fechas se realizará un taller de elaboración de jabones utilizando aceite reciclado, el cual está dirigido a estudiantes y público en general. “Vemos muy buena respuesta por parte de los alumnos, están muy motivados, son nuestros mejores promotores”.