Arte, literatura, música, periodismo y muerte | Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación

Universidad Veracruzana



Arte, literatura, música, periodismo y muerte

Dos días de conferencia, son jarocho, pan de muerto, altares, chocolate y reflexión dejaron las Jornadas de Cultura Funeraria 2015 en el CECC. Este año participaron estudiantes de la maestría, investigadores del centro, amigos de la universidad y colaboradores.

DSC_1063

El Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación realizó las Jornadas de Cultura Funeraria 2015, los días 29 y 30 de octubre de 2015. La inauguración fue realizada por la Dra. Celia del Palacio Montiel, coordinadora del Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación. La ofrenda del altar de muertos fue dedicada a escritores, cineastas y periodistas. La música no podía falta y el “Son jarocho por nuestro muertos” llenó todo el centro y a sus asistentes.

La mesa redonda uno fue moderada por la doctora Soledad de León Torres, encargada del cuerpo académico del centro. Entre los temas de esta mesa estuvieron los dedicados a Julio Scherer, Vicente Leñero, Raquel Tibol, Eduardo Galeano, Eraclio Zepeda y Hugo Gutiérrez Vega.

El día viernes 30 de octubre, la mesa redonda dos comenzó a las 10:30 horas y fue moderada por la doctora Leticia Cufré Marchetto. En ella participaron investigadores del Centro, becarios y graduados de la maestría, se tuvieron reflexiones sobre el movimiento jaranero y los asesinatos de periodistas en México.

 «Desde noviembre del 2010 el Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación realiza las Jornadas de Cultura Funeraria, en el marco de las actividades académicas de la línea de investigación ‘Prácticas culturales y construcción de la memoria’”, Doctora Norma Esther García Meza, Secretaria del Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación.

La colocación del altar ha sido dedicada a personajes recientemente fallecidos  y que cuya vida y obra el centro considera significativa y entrañable. Se trata de un altar heterodoxo y creativo, elaborado con los recursos materiales y simbólicos, en el que cada participante despliega lo poco o lo mucho de sus saberes sobre los elementos que deben incluirse, como el copal, la sal, el agua, el arco, los niveles y el camino con los pétalos anaranjados.

El altar de muertos fue realizado por los estudiantes de la MECC y por los colaboradores del CECC. Al finalizar las jornadas, se compartieron con los asistentes: tamales, champurrado y pan de muerto.