Gestión integrada de agua, energía y residuos

 

El agua y la energía son dos recursos esenciales para el desarrollo de toda actividad humana; sin ellos, las personas no somos capaces de realizarnos plenamente en los ámbitos educativo, económico, social y político. Además, son elementos de conexión directa con el ambiente, pues de él los tomamos y transformamos para nuestro beneficio. Otra forma de relación muy importante con nuestro ambiente son los residuos que generamos, en forma de materiales sólidos, sustancias líquidas, aguas contaminadas y emisiones energéticas, lumínicas, sonoras y atmosféricas.

La Universidad Veracruzana requiere, como parte de su responsabilidad social y como modelo de sustentabilidad para la sociedad, avanzar en la gestión integrada del agua y la energía que utiliza, así como de las emisiones y los residuos que genera a partir del uso de bienes y servicios en su quehacer académico y administrativo. Una mejor infraestructura y equipamiento, provisión de agua segura y gratuita para todas las personas, equipos ahorradores de agua y energía que tomen en cuenta su ciclo de vida, la clasificación de los residuos para su manejo adecuado y su disposición final, entre otras, son tareas prioritarias que una universidad sustentable debe atender para reducir su huella ecológica, de carbono y de agua y, en general, los impactos socioambientales generados por su uso. De esta manera se contribuye a la mitigación de los efectos del cambio climático y al cumplimiento de los derechos humanos relativos a un ambiente sano.

Pero también es parte de la responsabilidad social universitaria contribuir al cuidado, rehabilitación ecológica de las cuencas veracruzanas y sus cuerpos de agua, desde enfoques de gestión integrada de los territorios, a la provisión de soluciones para reducir la huella energética y termodinámica de las actividades económicas y sociales, y al cultivo de estilos de vida basados en el consumo responsable en los ámbitos personal, familiar, comunitario, escolar y laboral.