Se realizó el conversatorio “Un dramaturgo chicano habla sobre fronteras” | Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación

Universidad Veracruzana



Se realizó el conversatorio “Un dramaturgo chicano habla sobre fronteras”

La Maestría en Estudios de la Cultura y Comunicación a través de la asignatura Seminario de Investigación 1 realizó un conversatorio con el Dr. Carlos Morton. La actividad planteó algunos rasgos fundamentales del teatro chicano y latinoamericano en Estados Unidos.

DSC_1028El teatro campesino de los años sesenta fue uno de los temas destacados del conversatorio, afirmando que este es una mezcla entre «Cantinflas y Bretch» porque se toman las dos influencias europeas y latinoamericanas con la técnica de la comedia del arte. Hacer obras en las calles y parques pero siempre con algún tema político. El Teatro campesino comenzó con César Chávez Valdés, quien tuvo la oportunidad de estudiar tetro y fue él quien comenzó el teatro campesino y del que Morton fue parte:»Eramos parte de una ola cultural y las raíces de esto comienza con la gente del pueblo», dijo el profesor.

El lenguaje fue otro de los puntos claves del conversatorio, haciendo un análisis de palabras, argots, slangs que son utilizados por el teatro latinoamericano para recrear las situaciones que ellos desean expresar. Así, Morton explicó que la palabra chicana viene de un grupo de estudiantes de los años sesenta que formaron un plan de acción «Los estudiantes dijeron que ellos, al igual que la leyenda de Aztlán, venían del norte y que por eso eran ‘Mexicanos’ y si se le quita la primera parte a la palabra queda como resultados ‘xicanos’ que es esa identificación con la raza, con la gente indígena», comentó el Dr. Carlos Morton.

El teatro campesino pasa por varias etapas, primero por la temática propia de campesinos y luego llega a una etapa de profesionalización. La primera obra de Luis Valdés es Zoot Suit que en 1978 se trata sobre los Pachucos. Y que Valdés califica como los primeros Chicanos, porque no eran ni Mexicanos, ni Norteamericanos; esta retrata la ruptura entre la generación de jóvenes mexianos que vieven en Estados unidos pero con costumbres características de ambas culturas.  Por otro lado, el Dr. Morton cita también a Octavio Paz (en el primer capítulo de El Laberinto de la Soledad)cuando este afirma que Los Pachucos son el extremo de los mexicanos, porque son descendientes de mexicanos, pero culturalmente se desarrollan en otro mundo y situación.