• Publicación Semanal

Xalapa • Veracruz • México

Educación a Distancia ofrece cursos accesibles y de calidad

Antonio Lagunes Fuertes, jefe del Departamento

Antonio Lagunes Fuertes, jefe del Departamento

 

David Sandoval Rodríguez

Los cursos que ofrece el Departamento de Educación a Distancia y Servicios Corporativos, adscrito a la Dirección General de Tecnología de Información (DGTI), tienen ventajas no sólo para los integrantes de la comunidad universitaria sino para la sociedad en general.

Antonio Lagunes Fuertes, jefe del Departamento de Educación a Distancia y Servicios Corporativos, explicó que los cursos que se imparten a lo largo del año están avalados por el Departamento de Educación Continua y cuentan con la experiencia académica de los recursos humanos que existen en la UV, lo cual es una gran ventaja por varias razones.

En principio, se cuenta con académicos especialistas, “son personas que trabajan desde hace muchos años sus respectivos temas; por otro lado, las instalaciones para impartir los cursos y las capacitaciones son las idóneas”.

Los contenidos son evaluados por un grupo de expertos que sugieren y recomiendan cambios para posteriormente avalarlos; asimismo, tienen un reconocimiento oficial que cuenta con un folio único que respalda el Departamento de Educación Continua.

Desde la perspectiva económica, el directivo subrayó que los costos fijados por la UV son significativamente menores a los que tienen en otras instituciones, incluso en otras ciudades. Para ejemplificar, comentó que un curso que en la UV cuesta tres mil pesos, en Puebla o la Ciudad de México pueden costar hasta 10 mil.

“El tipo de cursos que damos en la UV busca satisfacer una necesidad regional en términos de conocimiento de diversos temas, sin que sea oneroso para los interesados”, agregó.

Por tal razón, esta casa de estudio tiene el propósito de beneficiar a un mayor número de personas para su formación y actualización continua.

Lagunes Fuertes puntualizó que quienes imparten el curso cuentan con las habilidades docentes que facilitan la interacción y el diálogo con los participantes, así se conocen sus inquietudes y necesidades, “esto nos ha permitido tener una muy buena interrelación entre el participante y el facilitador del curso, quien es un experto en el tema con habilidades docentes
y comunicativas”.

Los cursos son para el público en general y es una retribución que la Universidad otorga al entorno y la sociedad, aunque su primer grupo de interés es la comunidad universitaria (personal académico y administrativo, así como alumnos), también está pensado para la sociedad en general.

Uno de los recursos con los cuales cuenta la Universidad es la plataforma Eminus, por lo que además del curso presencial, este software permite una interacción con los participantes más allá del horario y del espacio en el aula, brindando apoyos didácticos y materiales.

La mayoría de los cursos están basados en el uso de la tecnología; sin embargo, no es conceptuada como un fin sino como un apoyo para la realización de actividades en diversos campos temáticos y de la vida cotidiana, “nuestra concepción parte de traer temas donde la tecnología se incorpora de manera exitosa a distintas profesiones y disciplinas”, explicó.

Hay una búsqueda constante por responder a las necesidades e inquietudes de la comunidad creando los cursos, aunque antes de ofertarlos deben de pasar por una evaluación y adecuación que les permita tener el rigor académico requerido, concluyó el entrevistado.