• Publicación Semanal

Xalapa • Veracruz • México

UV, 73 años de formar profesionales

REDACCIÓN UNIVERSO

A 73 años de su creación, la Universidad Veracruzana (UV), fundada el 11 de septiembre de 1944, ha logrado la desconcentración y descentralización en las cinco regiones en las que tiene presencia, lo cual la hace una institución de todo Veracruz, pues acerca el conocimiento a los jóvenes con deseos de formarse profesionalmente, coincidieron connotados académicos y funcionarios de esta casa de estudio entrevistados al respecto.

Salvador Valencia Carmona, ex rector

Salvador Valencia Carmona, ex rector

 

Trayectoria fecunda
Salvador Valencia Carmona, rector de 1986 a 1991 e investigador de tiempo completo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señaló: “Como egresado de la Universidad Veracruzana, ésta tiene un enorme significado para mí, siempre ha sido motivo de orgullo haberme formado en su Facultad de Derecho y haber cursado también estudios en la de Filosofía, aunque esta última la trunqué”.

Valencia Carmona consideró de gran valía los conocimientos adquiridos en Derecho, pues le dieron las bases necesarias para estudiar el Doctorado en la UNAM y posteriormente la especialización sobre la Comunidad Económica Europea en la Universidad Libre de Bruselas, Bélgica.

“Me siento orgulloso de mi alma máter y de que cuente con una trayectoria fecunda de 73 años”, dijo el académico.

A pesar de los avances logrados, Valencia Carmona consideró que la UV tiene aún desafíos por delante, como alcanzar una mayor descentralización, innovación e instrumentación de los planes de trabajo.

Opinó que la primera gestión del rectorado de Sara Ladrón de Guevara fue buena, pues obtuvo logros sustanciales, entre ellos destacó la autonomía presupuestal.

Una vida ligada a la Universidad
Para Esther Hernández Palacios, directora general de Difusión Cultural, la relación con esta casa de estudio se dio desde antes de ser alumna. “Mi padre fue rector, además de maestro, y mi hermano estudió Derecho en esta institución”, aclaró.

“Prácticamente toda mi vida ha estado ligada a la UV, así que cuando decidí estudiar Letras, nunca pensé en algún otro centro de estudios, ni siquiera pensé en la UNAM, aunque tenemos familiares en la Ciudad de México”, comentó la académica.

La egresada de la UV con Maestría en Letras Modernas, en Lingüística por la Universidad de Toulouse (Francia) y con doctorado en la misma especialidad por la Universidad Iberoamericana, indicó que observa con interés el futuro inmediato. “Ha sido motivo de mucha satisfacción enterarme que Sara Ladrón de Guevara ha sido confirmada para un segundo periodo como Rectora, eso permitirá desarrollar muchos de los proyectos que ella inició y que no es posible consolidar en sólo cuatro años.

Hernández Palacios destacó los propósitos de enlazar a la UV con las universidades públicas de Latinoamérica y el mundo. “Uno de los programas que me parece más interesante es el de la movilidad. Al observar entre mis alumnos los resultados del intercambio, advierto lo provechoso que resulta y que se traduce en un sensible crecimiento escolar. Para enviar alumnos a esas instituciones, necesitamos encontrarnos al mismo nivel. Eso es un reto enorme, pero nuestra Universidad ha sabido afrontarlo con enorme dignidad”, concluyó.

Compromiso con la sociedad
Carlos González Gándara, Premio al Decano 2011 de la región Poza Rica-Tuxpan, señaló que es un doble orgullo ser parte de la UV porque le permitió formarse en sus aulas, ser académico y actualmente investigador en la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias en Tuxpan.

Mencionó que la UV está más comprometida a resolver los problemas que enfrenta y agregó que hoy en día hay mayores posibilidades de invertir en áreas como ciencia y tecnología, donde se ha logrado fortalecer lazos con instituciones nacionales y extranjeras, lo cual representa un enorme avance.

Diego Torres Hoyos, Decano de Poza Rica-Tuxpan

Diego Torres Hoyos, Decano de Poza Rica-Tuxpan

 

Puntal regional
Diego Torres Hoyos, Decano en 2012, también de Poza Rica-Tuxpan, dijo sentirse satisfecho de formar estudiantes a lo largo de sus 37 años como académico.

El miembro de la Facultad de Arquitectura en Poza Rica agregó que desde el punto de vista social, “la UV es un puntal en la región, un crisol de conocimientos, un espacio de reunión como un ágora en la que todos tienen acceso independientemente de que sean alumnos o no. Es un motor que impulsa el desarrollo tanto de los universitarios como de la ciudad”.

Respecto del futuro, señaló que imagina a la Universidad más dinámica en la movilidad, internacionalización y posgrados, lo que permitirá tener mejores estudiantes y académicos más preparados con una visión global.

Academia, espacio para generar cambios
Ida Soto Rodríguez, decana 2016 del Área Académica de Ciencias de la Salud y docente de la Facultad de Bioanálisis de la región Veracruz, afirmó que esta casa de estudio es un espacio donde maestros y estudiantes pueden converger y discernir en ideas, pero lo importante es que tiene 73 años de generar conocimiento para las generaciones actuales y futuras.

La académica cuenta con 27 años de docencia en la institución, y aunque no es su alma máter, está agradecida por la oportunidad de transmitir su experiencia a los jóvenes.

La egresada de la Licenciatura en Biología de la UNAM, compartió su preocupación por la violencia a la que están expuestos los jóvenes: “Creo que desde la academia se pueden generar cambios, es un espacio para hacerles ver que tenemos esperanza de que el país va a prosperar y que necesita de ellos, como médicos, químicos clínicos, enfermeras; quienes estamos preocupados por ellos debemos hacerles ver esto y no incitarlos a la violencia, que aprovechen los conocimientos porque les dará diferentes alternativas de vida.”

Agregó que el programa de movilidad es una de las fortalezas de la Universidad, pues permite que los estudiantes realicen estancias dentro y fuera del país.

María Esther Barradas Alarcón, de la región Veracruz

María Esther Barradas Alarcón, de la región Veracruz

 

Educación, esperanza del pueblo
María Esther Barradas Alarcón, académica de la Facultad de Psicología, también de la región Veracruz, dijo que la institución se encuentra muy bien posicionada a nivel nacional e internacional.

La galardonada con el Premio al Decano 2017 opinó que “la Universidad es como una luz en la oscuridad, ¿qué quiero decir con esto?, que es la esperanza del pueblo. Es una institución que realmente puede rescatar esta crisis de valores, económica y social, porque a través de la educación es que los pueblos se pueden levantar”.

La maestra Teté, como es conocida por alumnos y colegas, destacó que la UV tiene académicos e investigadores preparados, que el 90 por ciento de sus programas educativos son de calidad y la mayoría de sus posgrados están inscritos en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Barradas Alarcón añadió: “La Universidad Veracruzana representa todo para mí, en ella me formé, estudié la Licenciatura en Psicología en Xalapa, voy a cumplir 32 años en ella y la verdad la amo por sobre todas las cosas”.

María Elena Galindo Tovar, de Orizaba-Córdoba

María Elena Galindo Tovar, de Orizaba-Córdoba

 

Evolución constante
Para María Elena Galindo Tovar, académica de la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (FCBA) de la región Orizaba-Córdoba, esta casa de estudio se encuentra siempre en evolución, lo que le ha permitido desarrollar nuevas competencias para llevar a cabo sus funciones y adaptarse a las nuevas circunstancias.

La ganadora del Premio al Decano 2015 expresó: “Es mi alma máter, en ella estudié mi licenciatura y regresé como catedrática. Es la institución que me ha permitido desarrollarme tanto personal como profesionalmente”.

La también Doctora en Ciencias Agropecuarias y Recursos Materiales destacó: “La formación de profesionales a nivel licenciatura, maestría y doctorado me permiten acompañar su proceso de desarrollo y observar con orgullo y satisfacción su superación profesional”.

Agregó que en el futuro vislumbra a la UV respondiendo a las necesidades sociales con calidad y transparencia, en función de los escenarios que se presentan en el país y el mundo. “Imagino una Universidad consolidada, armonizando los procesos administrativos con los académicos, siempre en innovación para alcanzar la calidad y la excelencia”.

Contribución al desarrollo
Joaquín Murguía González, Premio al Decano 2013 y académico en la Facultad de Ciencias Agrícolas y Agropecuarias en la región Orizaba-Córdoba, aseguró que la UV es la institución de educación superior más importante de Veracruz y del sureste mexicano y una de las más destacadas de México.

El académico señaló que nuestra Universidad “es noble en sus principios y grandiosa en sus alcances; siempre atenta y ocupada en el acontecer regional, nacional y mundial para contribuir al bienestar social y la calidad humana, acorde con un ambiente sostenible”.

Comentó que a más de siete décadas de su fundación, la Veracruzana está siempre presente con una dinámica intensa de estudiantes, académicos, funcionarios y personal de apoyo que dan lo mejor de sí para contribuir con la misión institucional.

Dijo que algo muy satisfactorio, es cuando se titula un estudiante y cuando se alcanzan resultados de investigación que llegan a ser usados por la sociedad o por otros especialistas del mundo.

“La Universidad Veracruzana siempre está evolucionando para mejorar todos sus programas de enseñanza e investigación; en ese sentido, vislumbro que estará cada vez más globalizada en sus vínculos e impactos, pero con raíces profundas del conocimiento, conservación e interacción en las culturas mesoamericanas, de tal forma que será indispensable su participación en las grandes tareas del desarrollo sostenible, siempre destacando en las artes, las humanidades y las ciencias.”

Oportunidades frente a la adversidad
José Antonio Márquez González, académico del Sistema de Enseñanza Abierta de la región Orizaba-Córdoba y Premio al Decano 2017 en el Área Académica de Humanidades, destacó las posibilidades que esta casa de estudio brinda a quienes forman parte de ella.

El catedrático dijo que la Universidad Veracruzana “es una instancia universal, creadora y redistribuidora del conocimiento humano y, con ello, factor de capilaridad social. Los números lo dicen: más de 78 mil alumnos, más de seis mil profesores, 74 facultades, seis centros de idiomas, 41 centros de investigación, 174 programas de licenciatura y más de 130 de posgrado.

Al preguntarle sobre el futuro de la máxima casa de estudio del estado, dijo: “La perspectiva es halagüeña. Imagino una universidad grande, poderosa y dinámica al servicio de los veracruzanos y del país en general; imagino una universidad absolutamente especializada en novedosas materias científicas y tecnológicas como las de inteligencia artificial, robótica y medicina nuclear; problemas de medio ambiente, recursos no renovables, sustentabilidad, sanidad y cambio climático; eliminación de la corrupción y de la pobreza, lucha contra el narcotráfico; eliminación del tráfico de armas; turismo, mayor eficiencia gubernamental y gobierno electrónico; protección de datos personales, seguridad en la red y negocios electrónicos; propiedad intelectual y derechos de marca; movilidad internacional, negocios globales, generación de inversiones y educación flexible a distancia; encuestas, numeralia y estadísticas de todo tipo, y más, mucho más.”

Fernando Silva Aguilar, docente de Coatzacoalcos-Minatitlán

Fernando Silva Aguilar, docente de Coatzacoalcos-Minatitlán

 

UV seguirá creciendo
Oscar Fernando Silva Aguilar, académico de tiempo completo de la Facultad de Ingeniería, región Coatzacoalcos-Minatitlán, compartió que lleva más de una década laborando en la UV y que llegó a dicha zona para trabajar en Petróleos Mexicanos (Pemex).

El entrevistado dijo que la UV “es una institución respetuosa por la forma de pensar de los maestros y los alumnos, es la mejor que conozco en todos los alrededores, tuve la oportunidad de trabajar en otra institución y no hay punto de comparación académica ni de nivel. Me siento orgulloso de pertenecer a ella y sé que los alumnos egresados son los mejores, es un placer, y un honor formar parte de ella.”

Añadió que la educación es la piedra angular de la sociedad pues “sin ella hay poco progreso y puede ser sometida; me causa inquietud el nivel educativo con el que llegan los universitarios, hay deficiencias en la preparación del bachillerato y secundaria, lo cual implica que la UV redoble esfuerzos para corregirlos, nos esforzamos para subsanar las deficiencias y sacar profesionistas brillantes”.

Compartir conocimientos, lo más valioso
Carmen Camacho Cristiá, egresada de la Facultad de Psicología de la UNAM y catedrática por 36 años en la Facultad de Contaduría y Administración, en Coatzacoalcos-Minatitlán, dijo que ver cómo ha crecido esta casa de estudio, la Facultad y los maestros, representa la mejor experiencia.

“La oportunidad de compartir mis conocimientos, experiencias profesionales e investigaciones con los jóvenes es lo más valioso; no todos se dan cuenta de la importancia de la labor docente, pero representa la convivencia, el preparar al joven para la vida y para los retos. La UV será una universidad con mayor presencia nacional e internacional ya que día a día trabajamos para lograrlo.”

Esfuerzo de la comunidad
Roberto Sánchez Cortés, docente de la Facultad de Ciencias Químicas, región Coatzacoalcos-Minatitlán, quien tiene 40 años de antigüedad, señaló que durante todo ese tiempo ha visto crecer a la UV, desde que funcionaba en instalaciones prestadas, los primeros planteles, los primeros caminos de acceso.

“No había laboratorios, subsistíamos con equipos donados de la industria; con el tiempo y esfuerzo de los académicos se gestionaron recursos para lograr la creación del laboratorio de investigación.”

Agregó que ha visto el crecimiento, evolución y mejora de la UV con el esfuerzo de la comunidad universitaria; “a nivel personal me ha brindado satisfacción docente, ya que durante la convivencia real con los muchachos, quien aprende más es el maestro, ahora comprendo más la ingeniería química; el trabajo en la industria y la docencia me mantienen actualizado”.