Objetivos

La educación formal universitaria en el área de  teatro inició en México a mediados del siglo veinte. En 1959 en la Universidad  Nacional Autónoma de México (UNAM) se abrió la primera licenciatura con perfil  en literatura dramática. La etapa del ingreso del arte teatral a la educación  superior se arrancó en 1975 cuando en la Universidad Veracruzana se creó el  Área de Artes con las Facultades de Artes Plásticas, Danza, Música y Teatro. En  la siguiente década algunas universidades siguieron este ejemplo. Fue a partir  los años noventa cuando do inicio un importante crecimiento de opciones de  educación superior en las disciplinas artísticas.

En la actualidad existen más de veinte  licenciaturas en teatro en México. Cuatro se ubican en la ciudad de México y el  resto en universidades públicas y privadas de distintos Estados de la  república. En muchos casos, los modelos educativos y los currículos de estas  escuelas han tomado como guía los programas, experiencias y objetivos  educativos de las primeras licenciaturas arriba mencionadas, enfocando la  práctica artística como el principal ejercicio laboral de sus egresados.

Muchas de estas nuevas licenciaturas han  conformado su planta docente con egresados de las pioneras en el campo. La  planta docente se completa con profesionales de otras especialidades y con  académicos y artistas con formación teatral, nacionales o provenientes de otros  países. Algunos de ellos se han preparado de manera informal y mediante  ejercicio laboral capitalizando la experiencia y el reconocimiento de su obra.  En muchos casos, los integrantes de estas plantas docentes lograron obtener el  grado de licenciatura, gracias a diversos programas de superación académica,  sin embargo carecen de estudios de posgrado en alguna especialidad escénica  (teatro o danza entre las más comunes). Las políticas de educación superior  exigen elevar la capacidad académica de los egresados de licenciaturas en artes  -y de los profesores de estas licenciaturas-superación que muchos han buscado  mediante estudios de posgrado en las áreas de las humanidades o las ciencias  sociales que, sin embargo, carecen de las perspectivas y contenidos propios de  las disciplinas escénicas. Estas fueron algunas de las razones por las cuales,  la Universidad Veracruzana decidió, en 2008, la apertura de la Maestría en  Artes Escénicas.

La Maestría en Artes Escénicas responde a la  demanda de formación de recursos humanos de alta calidad para fomentar la  investigación en las artes escénicas, y busca la apertura permanente al estudio  de nuevos temas y problemas en las artes escénicas dentro de la complejidad de  los fenómenos sociales y artísticos. Se propone, también, elevar el nivel de la  docencia en la formación de profesionales del quehacer escénico que impacten la  calidad artística y la renovación de los discursos escénicos.