Plan de Mejora

Entre 1996 y 2018, el Doctorado en Historia y Estudios Regionales ha acogido a diez generaciones. Actualmente la novena generación (2015-2019), lo mismo que la décima (2017-2021) cursan sus estudios con el plan aprobado en 2014. En febrero de 2019 ingresará la onceava cohorte generacional (2019-2023) que habrá de regirse con el mismo mapa curricular. Como resultado de una autoevaluación al plan de estudios en los años que lleva funcionando, se deriva la necesidad de hacer adecuaciones en las planeaciones semestrales que permitan mejorar la operatividad del posgrado, incrementar el rendimiento de los estudiantes y elevar la calidad de las investigaciones que se traducirá en elevadas tasas de graduación y eficiencia terminal. Durante 2019 habrán de iniciar los trabajos de revisión del plan de estudios 2014, los cuales culminarán con una actualización que permitirá ponerlo en sincronía con nuevos escenarios institucionales dentro de la Universidad Veracruzana, y problemas de la realidad histórica y social que requieren ser atendidos. En este sentido, la XIII generación (2021-2025) iniciará cursos con un nuevo mapa curricular.

En la última evaluación plenaria del CONACYT, celebrada en el año 2017, el Doctorado en Historia y Estudios Regionales renovó su membresía dentro del PNPC y elevó su nivel a Consolidado. Esto refleja la escala ascendente que en cuanto a calidad se ha sostenido durante los últimos años. Sin embargo, es importante elevar los indicadores del posgrado para acceder a nivel de Competencia Internacional en la evaluación que habrá de realizarse en el año 2022. Dentro de las principales metas por alcanzar se destacan: 1) elevar la eficiencia terminal por encima del 70%; el incremento de las tasas de movilidad de estudiantes y académicos hacia el extranjero y en el interior del país; 2) la participación de tesistas en congresos internacionales y la publicación de sus trabajos en revistas indexadas; 3) acrecentar el número de miembros del NAB con membresía en el Sistema Nacional de Investigadores, preferentemente en los niveles 2 y 3; 4) fortalecer la vinculación con instituciones nacionales y extranjeras a través de convenios específicos de colaboración que asegure el desarrollo de actividades conjuntas como la dirección de tesis, asesorías, publicaciones y estancias de investigación de estudiantes y profesores; 5) apoyar en la publicación de los mejores trabajos de tesis; 6) hacer un seguimiento más eficiente de los egresados; y 7) mejorar la infraestructura física de las instalaciones de tal suerte que en el mediano plazo se traduzca en el equipamiento de un laboratorio de cartografía, salas de lectura espaciosas en la biblioteca e incremento de bibliografía especializada.