Educación para la vida

Uno de los pilares de la acción de la CoSustenta, desde su fundación, ha sido la promoción de oportunidades de aprendizaje que abonen al Buen Vivir, considerando siempre que la comunidad universitaria constituye, a su vez, comunidades de aprendizaje en cuyo seno todas las personas somos potencialmente aprendientes y también enseñantes. La educación que la CoSustenta oferta se caracteriza por ser multivalente, es decir que ha logrado su registro y validez en cada instancia que se requiere para que, no importando el rol que se desempeñe en la universidad, se reconozca lo cursado y se aporte un beneficio en la trayectoria y currículo de las personas.La Educación para la vida, en el Plan Maestro de Sustentabilidad 2030, implica la integración de la sustentabilidad tanto en el currículo universitario actual (planes y programas de estudio, experiencias educativas) como la creación de nuevos programas sobre sustentabilidad, para generar oportunidades de educación que abonen hacia el Buen Vivir.
La Educación para vida, como un ámbito del Plan MaS 2030, promueve:

* Oportunidades de educación no formal, esto significa cursos y materiales para la sociedad en general que sirvan en la búsqueda de un Buen Vivir para todas las personas,
* La sustentabilidad en el curriculum universitario, es decir que esté presente y visible en los contenidos y saberes que se desarrollan en las clases,
* La creación de nuevos programas de sustentabilidad, ósea que se diseñen nuevas carreras y posgrados cuya atención principal sea llevar sustentabilidad a problemas relevantes que se estén presentando.La oferta educativa de la CoSustenta se ha caracterizado por ser dinámica e innovadora, inculca abordajes que fortalezcan una visión compleja de las problemáticas socio ambientales. La facilitación que cultivamos en la CoSustenta observa principios de horizontalidad y diálogo, así como de vivencialidad y de reflexión-acción.

En los contenidos nuestra apuesta no es a lograr la homogeneidad de la concepción de la sustentabilidad, sino más bien aceptar y estimular la diversidad de visiones, ampliar el panorama reconociendo la diversidad de perspectivas y percepciones diferentes que existen para comprender la complejidad de la crisis civilizatoria actual. Así, eventualmente surgen consensos sobre compromisos y caminos que emprender colectivamente.

Andando ese camino sistémico arribamos a la educación virtual y remota en 2019, a partir de allí se detonó la ampliación significativa de posibilidades de formación hacia la comunidad. Teniendo como gran reto mantener el sello que caracteriza a la CoSustenta: dotar de una experiencia significativa tanto a quienes aprenden como a quienes enseñan, de modo que desde esa experiencia se cimenten los pequeños cambios conscientes que comprometan a las personas con la búsqueda de la justicia socioambiental dentro y fuera de la universidad.