Universidad Veracruzana

Skip to main content

AMBIENTE PAI – Número 9: 7

 


Núm. 9
(ago-dic 2022)

 

Experiencia de educación ambiental en la etapa universitaria

 

PDF descargable

Experiencia de educación ambiental en la etapa universitaria

 

Paola Karina Rodríguez Valerio
Universidad Cristóbal Colón
paola1217@gmail.com

Palabras clave: Educación ambiental, Participación Social, Sociedad Civil

 


 

Durante mi proceso de formación profesional como cientista de la educación, participé en prácticas vinculadas al cuidado de los recursos naturales, la biodiversidad y el medio ambiente. Esto, con el propósito de conocer el estado en que se encuentran a consecuencia de las actividades antropogénicas e identificar espacios de colaboración como parte de la participación social comunitaria que promueve nuestra institución.

Mi participación se centró en la práctica denominada “El ambiente y yo”, la cual consiste en recorrer espacios educativos, gubernamentales y de la sociedad civil dedicados al desarrollo de acciones sustentables en nuestra región. De esta manera, es posible conocer sus aportes, desafíos e iniciativas que contribuyen a salvaguardar los recursos naturales, la biodiversidad y el medio ambiente. Se realiza una vez al semestre durante 5 sábados bajo la metodología in situ y se evalúa a través de un portafolio fotográfico y una reflexión por cada sesión.

En los primeros años de participación me pareció algo divertido, pero con el tiempo esta práctica cambió mi manera de pensar y de actuar, ya que en cada sesión fui entendiendo el significado que tiene toda especie para el planeta y para la vida del ser humano. Tuve la oportunidad de conocer, explorar y detectar cosas nuevas que estaban a mi alrededor y no las había mirado antes. También generó diversos aprendizajes que poco a poco fui implementando en mi vida personal y profesional.

Paulatinamente, fui adquiriendo conciencia de los principales problemas ambientales más notorios y preocupantes, como las altas temperaturas y la escasez de agua. En Veracruz, donde radico, nunca había hecho tanto frío y estado tan seco, lo que ha afectado a ríos, lagunas y lagos, que son indispensables para la supervivencia y el desarrollo de pueblos enteros.

Por otro lado, la contaminación es algo preocupante. Fácilmente pude identificar cómo esa cantidad de residuos sólidos urbanos y microplásticos van a derivar en las playas, en los bosques o en las áreas naturales protegidas a través de nuestras acciones cotidianas y actitudes de indiferencia. Todo esto ha provocado la extinción de muchas especies vegetales y de animales terrestres y marinos.

A partir de estas experiencias, fui implementando diversos cambios en mis hábitos y en mis acciones, como empezar a reciclar algunos residuos sólidos urbanos. Asimismo, compartí lo aprendido con los niños, ya que con mi profesión tengo acercamiento con estudiantes de educación básica: los exhortaba a replicar estas acciones sustentables de las que estoy consciente tienen un gran impacto. De igual forma, extendí mis conocimientos y experiencias a la comunidad que me rodea, especialmente en el fraccionamiento donde vivo.

Los cuatro años que participé en “El ambiente y yo” me permitieron comprender, entre otras cosas, que para lograr cambios sustentables hay que comenzar por modificar las acciones que realizamos cotidianamente y perseverar en ello. Sólo así se generan hábitos y se reconoce la empatía por nuestro planeta.

Cabe señalar que esta práctica se adecuó a la modalidad virtual dada la pandemia de COVID-19, que se presentó con mayor intensidad durante los años 2020 y 2021. Fue un aprendizaje diferente porque nos privó de la interacción, pero nos permitió trabajar a través de la virtualidad e identificar fenómenos que beneficiaron a nuestras especies y a nuestros recursos naturales, lo que nos obligó a reflexionar acerca de nuestras acciones, hábitos y modos de relacionarnos con el planeta.

Este periodo me permitió descubrir que la educación ambiental continúa gracias a la tecnología que cada vez mejora. Tuve la oportunidad de reconocer lo útil de la internet en la educación a través de mapas, imágenes, noticias, testimonios, ver los antes y los después de ciertos ecosistemas, conocer sobre el contexto ambiental en el momento y, de esta manera, replantear mi compromiso social.
La riqueza de este encuentro con el ambiente, en modalidad presencial o virtual, radica en conocer el trabajo de instituciones, principalmente de organismos de la sociedad civil. Como AMAN, que es la asociación mexicana de ayuda a niños con cáncer, cuyo trabajo en el tema del reciclado me permitió participar e iniciar cambios de mis hábitos de consumo y reciclado de residuos sólidos urbanos. Conocer y acercarme a estas organizaciones me ayudó a ser consciente y empática con las personas, la comunidad y los animales.

Finalmente, la práctica “El ambiente y yo” me dio la oportunidad de ver, oler, escuchar, tocar, eliminar algunos miedos y conocer la riqueza ambiental de mi región, así como la forma en las que puedo participar para salvaguardarla. Somos parte del problema que aqueja a nuestra casa común, pero también somos parte de la solución. Por eso, hay que conocerla y aprender a respetarla más allá de la etapa universitaria.

 

Limpiando la playa en un proceso de recolección de basura (Aguilar Ambros Dinaleht).
Reciclando botellas de plástico para entregarlas a una fundación de apoyo a niños con cáncer (Aguilar Ambros Dinaleht).

Enlaces de pie de página

Ubicación

Calle Diana Laura Rioja Vda. de Colosio 83, Emiliano Zapata, 91090 Xalapa-Enríquez, Ver., México
(ver mapa)

cosustenta@uv.mx

Redes sociales

Transparencia

Código de ética

Última actualización

Fecha: 18 junio, 2024 Responsable: Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad Contacto: cosustenta@uv.mx