Universidad Veracruzana

Skip to main content

Origen y presente

En el año de 2004, a partir de la colaboración entre la Universidad Veracruzana y la Universidad de California-Riverside (UCR) promovida por el Dr. Arturo Gómez Pompa y el Dr. Ernesto Rodríguez Luna, se da origen al proyecto del Centro de Investigaciones Tropicales (CITRO), cuyos objetivos eran proporcionar los elementos teóricos y prácticos para el manejo y conservación de los ecosistemas tropicales, creando un espacio multidisciplinario en el que académicos de ambas instituciones pudiesen estudiar los más diversos, y al mismo tiempo más amenazados, ecosistemas del mundo.

El 15 de agosto de 2007 adquiere su carácter como dependencia institucional. El rector en turno, el Dr. Víctor A. Arredondo Álvarez, expresó que este centro nacía para atraer los esfuerzos de quienes apuestan por el fortalecimiento del desarrollo sustentable no sólo en Veracruz sino en cualquiera de las regiones tropicales del país y del mundo. De esta manera el CITRO surgió como una estructura académica con el potencial de generar núcleos de investigación diseminados por todo el estado, y con la posibilidad de constituirse en uno de los brazos fuertes de la Universidad Veracruzana en cuanto a la consolidación de sus vínculos con los distintos sectores de la población regional, nacional e internacional.

Desde entonces el Centro de Investigaciones Tropicales, apoyado por instituciones como la Universidad de California-Riverside, la Comisión Nacional Forestal (Conafor), el Instituto para México y los Estados Unidos (UC-MEXUS) de la Universidad de California, la Comunidad Económica Europea y la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), entre otras, ha diseñado estrategias para fomentar el estudio de la diversidad biológica y el patrimonio biocultural de los trópicos.

 

 

En la actualidad los espacios y temáticas de trabajo del Centro de Investigaciones Tropicales se han ampliado respondiendo a los contextos actuales: la globalización, los movimientos poblacionales, el cambio climático, el incremento de interacciones entre las áreas rurales, urbanas y sus transiciones. Partimos de un enfoque socioecológico, considerando y valorando de manera especial la riqueza biocultural del trópico y la urgente necesidad de contribuir con el conocimiento, las prácticas y las iniciativas que beneficien a las poblaciones y los recursos de esta región.

 

 

Actualmente, el Centro de Investigaciones Tropicales tiene su sede en la calle José María Morelos No. 44, en el Centro de la Ciudad de Xalapa, Veracruz, y cuenta con un Orquidario ubicado en el Campus para las Artes, la Cultura y el Deporte, también en Xalapa, Veracruz. El CITRO integra una plantilla de 17 investigadores, 5 técnicos académicos y 11 profesionistas encargados de la administración y su mantenimiento. En enero de 2008 se inauguró el programa de Posgrado en Ecología Tropical. Tanto la Maestría como el Doctorado en Ecología Tropical pertenecen al sistema nacional de Posgrados (SNP) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

 

¿Por qué investigar el trópico?

 

La zona geográfica del trópico mexicano posee los ecosistemas más diversos de la Tierra (mayor cantidad de especies en una superficie determinada), y también los más frágiles. Asimismo, es un área de enorme riqueza cultural, por lo cual se ha calificado como una de las regiones con mayor diversidad biocultural. Entre otros grupos culturales, el trópico ha sido habitado por mayas, totonacas, téennek, chontales, nahuas y chinantecos, pueblos que, a lo largo de la historia han generado vastos conocimientos sobre su entorno, en continua experimentación y adaptación. Se ha identificado incluso que, en algunas regiones, la alta biodiversidad ha sido producto de un manejo continuo que la promueve y mantiene.

 

 

Los trópicos son vitales para la captura de carbono, la producción de agua y la regulación climática; son áreas de gran riqueza en términos de biodiversidad, proveen una amplia diversidad de recursos de gran valor económico, cultural y simbólico para las poblaciones que habitan estos territorios y también para las poblaciones urbanas. Son los espacios de origen y diversificación de especies clave como la vainilla, los chiles o el cacao y constituyen espacios naturales y sociales en los que se han desarrollado sistemas de manejo diversificados, como los cafetales, la milpa o los solares. En contraste con su múltiple importancia, se estima que los ecosistemas tropicales tienen las más altas tasas de deterioro del país, con efectos que impactan de manera negativa el entorno y afectan drásticamente la salud y bienestar de las comunidades rurales que los habitan.

 

Históricamente los recursos del trópico han sido económicamente valiosos para la vida y desarrollo de las poblaciones urbanas en México y fuera del país. El agua, la madera, los minerales, el germoplama, se encuentran bajo presiones múltiples. Los trópicos constituyen los escenarios actuales de conflictos socioambientales de gran escala y gravedad. En el CITRO reconocemos que los problemas del trópico mexicano son integrales y repercuten en todos los aspectos sociales y ambientales del país; desde el ámbito político, económico y cultural, así como en el entorno natural. Para lograr analizar, comprender y proponer alternativas es necesario generar opciones que consideren cambios en todos estos niveles y a partir de colaboraciones que abarquen diversos conocimientos, disciplinas y metodologías. Por tal motivo, para el CITRO, la búsqueda de cooperación entre diversos grupos sociales y campos epistemológicos se torna esencial y se fomenta de diversas maneras.

Enlaces de pie de página

Ubicación

José María Morelos 44, Zona Centro, Centro, 91000 Xalapa-Enríquez, Ver., México

Redes sociales

Transparencia

Código de ética

Última actualización

Fecha: 29 mayo, 2024 Responsable: Centro de Investigaciones Tropicales Contacto: citro@uv.mx