Fundamentos del Programa

Orientación           Profesionalizante


Justificación

El profesional del laboratorio de análisis clínicos ha desempeñado una función relevante de apoyo en el diagnóstico, pronóstico y seguimiento de la enfermedad, a través del análisis de muestras utilizando procedimientos científico-técnicos, que representan un valioso recurso de la clínica. Su importancia ha aumentado y desarrollado hasta ocupar un lugar central en el campo de la salud.

El auge de la biología molecular, la tecnología y la informática ha incidido en los laboratorios de análisis clínicos transformándolos. La disciplina se coloca en la era de la revolución genómica, por lo que debe incursionar o profundizar en conocimientos comprendidos dentro de las nuevas ciencias globales denominadas “ómicas” así como en nuevas metodologías que surgen para realizar diagnósticos a nivel molecular de enfermedades nuevas o reemergentes. El estudio de las enfermedades producidas por organismos microscópicos es decir, la Infectología, plantea retos como consecuencia de la aparición de nuevos micro-organismos, desaparición de fronteras geográficas, resistencia microbiana, alteración de nichos ecológicos, entre otros. El estudio de la Hematología a nivel molecular ha revolucionado el diagnóstico y pronóstico de las enfermedades hematológicas, incluso ha provocado el cambio de la clasificación de la OMS de algunas neoplasias hematológicas. La Citogenética junto a la Biología Molecular se han integrado en el diagnóstico hematológico.

Es indispensable para el profesional del Laboratorio clínico elevar la calidad del servicio que brinda fortaleciendo y profundizando en los conocimientos vinculados a esta práctica profesional, así como en las nuevas metodologías que surgen para realizar análisis clínicos. La Maestría en Química Clínica constituye una alternativa de superación profesional acorde a los avances del conocimiento en las distintas ramas que conforman el quehacer en el laboratorio clínico, así como en los fundamentos teórico-prácticos de las tecnologías de punta, y en la que se lleva a cabo investigación clínica para ofrecer solución a problemáticas de diagnóstico desde el ámbito del laboratorio, con un alto nivel de calidad y confiabilidad metodológica.


Misión

Formar recursos humanos en Química Clínica con una sólida actualización profesional, capaces de integrar los conocimientos al trabajo del laboratorio clínico y poder contribuir a la solución de problemas en el área de salud, de los alimentos, del área forense y veterinaria; tanto del entorno regional como nacional e internacional, vinculando a los sectores educativo y de la salud entre otros.


Visión

Prospectivamente al 2025 la maestría en Química Clínica, será un posgrado de alta calidad y pertinencia social, en la formación de los profesionales del laboratorio clínico que sean capaces de contribuir a la solución de problemas en el área de la salud, alimentación, forense y veterinaria, a través de proyectos de intervención que implique el trabajo del laboratorio clínico. Lo anterior, tanto del entorno regional como nacional e internacional. Contando con un cuerpo de profesores de alto nivel académico capaces de generar vinculación interinstitucional, y sustentados en la infraestructura física de la Universidad Veracruzana para la formación profesional y con una significativa eficiencia terminal.


Objetivo general

Formar recursos humanos en Química Clínica altamente competentes para la solución de problemas en el ámbito de sus desempeño profesional, en el área de la salud, forense, de los alimentos o veterinaria; a través de proyectos de intervención que realicen la aplicación y/o implementación de métodos de análisis y de diagnóstico por el laboratorio; con una actitud ética y de responsabilidad social, tanto en el entorno nacional e internacional.


Objetivos Particulares

  1. Actualizar a los profesionales del laboratorio clínico en los avances de la Química Clínica y su aplicación en el análisis e implementación de métodos de diagnóstico relacionados con las áreas clínica, de alimentos, forense y veterinaria.
  2. Formar profesionales de laboratorio con competencias para el desarrollo de proyectos de intervención para la solución de problemas de forma mediata o a corto plazo en el área de la salud, de los alimentos, forense y veterinaria.
  3. Desarrollar competencias de aprendizaje autónomo, tanto de los aspectos teóricos de la Química Clínica como de su aplicación al ámbito laboral profesional.

Metas

  1. Lograr el 80% de eficiencia terminal por cohorte generacional de la matrícula de ingreso a la Maestría en Química Clínica, dentro de un periodo de dos años de trayectoria académica.
  2. El 95% de los estudiantes participarán en actividades académica presenciales o virtuales: Congresos, simposia o conferencias en el área de la Química Clínica, durante el periodo de dos años de formación de posgrado.
  3. El 50% de los profesores del Núcleo Académico Básico consolidarán y legalizarán al menos un convenio de colaboración para el desarrollo de proyectos de intervención con otros programas y cuerpos académicos a nivel nacional e internacional con duración de dos años y con posibilidad de renovación.
  4. El 100% de los profesores consolidará una Línea de Aplicación de Conocimiento en el área clínica, de los alimentos, forense o veterinaria en un periodo de tres años a partir de la operación del posgrado.
  5. El 100% de los estudiantes realizará al menos una movilidad en instituciones del sector salud entre otros, durante los dos años de su formación profesional de posgrado.