Universidad Veracruzana

Fundamento del programa

12 noviembre, 2012 Autor:

La Maestría en Estudios de la Cultura y la Comunicación está orientada a la formación de investigadores.

Justificación

A partir de las últimas décadas del siglo XX vivimos un conjunto de transformaciones económicas y sociales que han repercutido de manera directa sobre la cultura. La vertiginosidad y complejidad de estas transformaciones no conocen precedente y nuestro país no se encuentra ajeno a ellas. En el ámbito de la educación superior, particularmente a nivel de posgrado, las universidades deberán establecer estrategias para la creación de programas emergentes de posgrado que promuevan el estudio del impacto que han tenido estas transformaciones en las culturas e identidades locales y regionales. Se requieren posgrados que formen investigadores de alto nivel, con la capacidad de desarrollar investigación y generar nuevo conocimiento para sistematizar sus experiencias, enfrentar los desafíos de los mercados y de los cambios tecnológicos.
Posgrados que consideren estrategias de desarrollo académico tanto para aprovechar los recursos propios como aquellos obtenidos del intercambio y colaboración con otras instituciones. Posgrados que aborden las áreas del conocimiento que hoy se consideran prioritarias: entre ellas, los estudios de la cultura y cómo los estudios de la comunicación se relacionan con ella. Este programa pretende formar maestros que consideren a los medios como uno de los elementos clave del más amplio proceso cultural en el marco de la globalización.
En este sentido, se plantea la creación de un programa de maestría que se aboque de manera institucional al estudio de los procesos culturales, incluido el de los medios de comunicación. De este modo, se colocaría a la vanguardia en esta área de formación ya que aunque existen en México programas que entre sus líneas de investigación consideran a la cultura como objeto de estudio, o bien posgrados en comunicación, éste resaltará el papel de la comunicación y de los medios como elemento clave del análisis cultural contemporáneo.
El presente programa ofrece bases teóricas y metodológicas necesarias para abocarse a los estudios de la cultura, disciplina relativamente nueva en México. Por ello, crear un programa de Maestría en Estudios de la Cultura y la Comunicación resulta de gran utilidad y actualidad, acorde a lo que establecen los principios del nuevo modelo educativo de la Universidad Veracruzana, que consisten en promover en los estudiantes un pensamiento crítico, creativo y propositivo para atender los complejos problemas que se presentan y, eventualmente, plantear soluciones en las distintas regiones de México y América Latina.
El programa aborda la formación, transformación, el conflicto y la negociación de identidades individuales y colectivas a través de la producción cultural (música, cine, video, artes, literatura, etc.), los movimientos sociales, las políticas y las prácticas sociales y culturales, vistas como procesos dinámicos de interacción dentro de los campos de poder.

El programa revisará problemas derivados de la producción social de sentido que actores sociales, políticos y culturales realizan a través de los medios de comunicación, así como el estudio de los medios como portadores y generadores de identidades, a nivel nacional, regional, estatal y local. Estudia el papel que juegan los medios de comunicación en las formas cotidianas de la formación del Estado, el rol que juegan los medios en las interacciones y negociaciones llevadas a cabo dentro de la esfera pública entre actores sociales, políticos y culturales, el mercado y el estado y sus instituciones.

También se preocupa por los discursos, los soportes simbólicos y todas aquellas prácticas culturales formadas en la vida cotidiana, que son portadoras y generadoras tanto de identidades como de subjetividades y contribuyen a la construcción de la memoria de un país, una región, un estado, un pueblo. Se considera que los sentidos otorgados a los hechos del pasado no son únicos, lo que da lugar a luchas simbólicas por la memoria.

Se estudian también de las transformaciones de los medios de comunicación (prensa, radio, televisión, fotografía, cine, nuevas tecnologías y otras), a través del tiempo, de los factores que las han provocado (económicos, políticos, culturales, tecnológicos y sociales) y, por medio de las herramientas de la historia cultural, analizar los cambios ocurridos en el uso de estos medios, su relación con la vida cotidiana, las prácticas de lectura y el consumo cultural, entre otras.

Por último, el programa se ocupará, asimismo, del trabajo de reconstrucción histórica de la memoria (a través de documentos y de otras fuentes no habituales como la tradición oral, las historias de vida, la lírica popular, entre otras) y de la documentación de las tradiciones vivas por medios impresos o audiovisuales.

Se encuentra registrado en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad, del Conacyt.

Misión

Formar personal académico del más alto nivel que pueda reconocer, analizar y comprender la compleja problemática de las relaciones entre la cultura, el poder y la sociedad, así como las determinantes ideológicas y espacio-temporales que operan en las manifestaciones culturales y comunicacionales.

Visión

Ser una maestría de competencia internacional que forma científicos altamente capacitados. Los egresados continúan su preparación con un doctorado complementario en el área y hacen con su trabajo que la maestría sea un referente en los estudios de la cultura y la comunicación en México.

Objetivos

Objetivo general:
Formar maestros de alto nivel que sean capaces de abordar el análisis crítico y riguroso  de los fenómenos culturales y comunicativos internacionales, nacionales y regionales, desde diversas disciplinas de las ciencias sociales y las humanidades.
Objetivos particulares:
Para alcanzar el objetivo general lo dividimos en los siguientes objetivos particulares:
1) Formar maestros capaces de analizar la formación, transformación, el conflicto y la negociación de identidades individuales y colectivas a través de la producción cultural (música, cine, video, artes, literatura, etc.), los movimientos sociales, las políticas y las prácticas sociales y culturales, vistas como procesos dinámicos de interacción dentro de los campos de poder.
2) Formar maestros capaces de revisar los problemas derivados de la producción social de sentido que actores sociales, políticos y culturales realizan a través de los medios de comunicación, así como el estudio de los medios como portadores y generadores de identidades, a nivel nacional, regional, estatal y local.

3) Formar maestros capaces de estudiar el papel que juegan los medios de comunicación en las formas cotidianas de la formación del Estado, el rol que juegan los medios en las interacciones y negociaciones llevadas a cabo dentro de la esfera pública entre actores sociales, políticos y culturales, el mercado y el estado y sus instituciones.

4) Formar maestros capaces de analizar los discursos, los soportes simbólicos y todas aquellas prácticas culturales puestas en juego en la vida cotidiana, que son portadoras y generadoras tanto de identidades como de subjetividades y que contribuyen a la construcción de la memoria de un país, una región, un estado, un pueblo.

5) Formar maestros capaces de estudiar las transformaciones de los medios de comunicación (prensa, radio, televisión, fotografía, cine, nuevas tecnologías y otras), a través del tiempo, de los factores (económicos, políticos, culturales, tecnológicos y sociales) que han provocado estas transformaciones y, por medio de las herramientas de la historia cultural, analizar los cambios ocurridos el uso de estos medios, su relación con la vida cotidiana, las prácticas de lectura y el consumo cultural.

6) Formar maestros capaces de realizar un trabajo de reconstrucción histórica de la memoria, a través de documentos y de otras fuentes no habituales como la tradición oral, las historias de vida, la lírica popular, entre otras, y de la documentación de las tradiciones vivas por medios impresos o audiovisuales.