Platicaremos sobre: “La tumba sin sosiego” de Cyril Connolly - USBI Región Veracruz

Universidad Veracruzana

Platicaremos sobre: “La tumba sin sosiego” de Cyril Connolly

lunes, agosto 3, 2015 Sección:2015 MLL Autor:martirodriguez

encabezado 2015L_fin

4 de agosto_Banner Galeria fotográfica
video galerias
Sobre el autor Reseña del libro

Cyril Connolly nació el 10 de septiembre de 1903, en Coventry, Warwickshire, Inglaterra. Él era un crítico de Inglés, novelista y hombre de letras, y fundador y editor de Horizonte , una revista de la literatura contemporánea. Como crítico que era personal y ecléctico en lugar de sistemática, pero sus opiniones idiosincrásicas eran perceptiva y se transporta con ingenio y gracia. Murió el 26 de noviembre de 1974, en Eastbourne, East Sussex, Inglaterra.

4 de agosto_Book

La tumba sin sosiego no es un libro para cualquiera: abre con una declaración quizá paralizante: “Cuantos más libros leemos, mejor advertimos que la función genuina de un escritor es producir una obra maestra y que ninguna otra finalidad tiene la menor importancia.” Después pasa a descarnar el mundo con sus opiniones y citas de obras maestras según su criterio de erudito lector.

Toma como heterónimo el nombre de Palinuro, piloto de la nave de Eneas que cae al agua poco antes de completar la travesía, y que según Connolly representa la repugnancia un tanto melancólica ante la idea del éxito. Cyril Connolly teje un libro entrañable con un racimo de autores, junto con quienes tropieza con la “trágica comprensión de la proximidad del abismo,” “el meollo de la melancolía y la angustia que nos destruyen desde adentro,” que cristaliza en la obra maestra.

Con pensamientos a medio formar, unidos por el hilo de una imaginación lúcida, apasionada y curiosa, consigue no sólo dar una respuesta a la pregunta de qué es una obra maestra, sino además saltar del tema de la angustia en el matrimonio al desasosiego de la comodidad, de las razones del menosprecio de sí mismo al encomio de los amigos muertos.

Toda la obra de Connolly puede ser entendida como la bitácora de un lector sagaz y propenso al descontento. Se deja llevar por el ritmo de su imaginación creadora y no meramente del ingenio. Se mueve entre sus libros más preciados, mostrando a cada paso el fervor contagioso del diletante y la quisquillosidad irónica del erudito.

La tumba sin sosiego (puede ser leída en la notable edición ya clásica de Sur) es un conjunto de interrogaciones existenciales, un retrato del adolescente perpetuo sorprendido en el esfuerzo de salir de la quietud estéril. Nos presenta las más altas cumbres de los libros de segunda fila…  esos que, una vez disipados los estrépitos de la gloria y la celebridad, son los que vienen perdurando.

    Es empecinadamente “intelectual” (en todo el buen y mal sentido de la palabra) – pero es decididamente recomendable.

L_fin