Justificación

En la sociedad actual el manejo de más de un idioma es considerado como un elemento clave para el éxito académico, económico, laboral, técnico-científico y, en ciertos casos, en el ámbito de la movilidad social. Es por ello que el programa de Maestría en Enseñanza del Inglés como Lengua Extranjera, se aboca a adecuar y optimizar el perfil profesional de los docentes que se encargan de facilitar y expandir el aprendizaje del idioma inglés. Sin embargo, no debe perderse de vista que la razón de existir de cualquier programa educativo debe responder a las necesidades y características de múltiples factores tales como: el Entorno Social, el Entorno Económico, el Entrono Político y el mismo Entorno Educativo en los que se pretende implementar. Es decir, habrá de ser relevante y pertinente de acuerdo al contexto en el que se desarrollará, precisamente para que funcione de manera optima, como se considera la implementación de alguna innovación desde una perspectiva ecológica (Tudor, 2003). De igual forma, este programa educativo deberá atender y corresponder a las características propias de la misma disciplina, en este caso particular, de la enseñanza-aprendizaje del inglés como lengua extranjera (TEFL por sus siglas en inglés).

Además, atendiendo a la demanda de maestros de inglés en México y particularmente en el Estado de Veracruz, a la propuesta de descentralización de la misma Universidad Veracruzana (UV) y a que se cuenta con el personal calificado para ser profesores de posgrado, se pretende dar cobertura en tres de las regiones donde la UV tiene campus: Cordoba-Orizaba, Veracruz y Xalapa; acercando así la posibilidad de profesionalizarse a mayor número de maestros de inglés.

Del entorno Político-Educativo

En concordancia con uno de los seis objetivos que la Secretaría de Educación Pública ha planteado a través del Programa Sectorial de Educación 2007-2012 (Prosedu); “elevar la calidad de la educación para que los estudiantes mejoren su nivel de logro educativo, cuenten con medios para tener acceso a un mayor bienestar y contribuyan al desarrollo nacional” (SEP, 2007, p. 11), se considera que la influencia que el conocimiento de una lengua extranjera ejerce sobre aspectos capitales para el desarrollo de una sociedad se ha intensificado, expandido y diversificado en los últimos años. Como comenta Martínez García (2011), coordinador del Programa Nacional de Inglés en Educación Básica (PNIEB); “el idioma inglés junto con las Tecnologías de la Información y la Comunicación [TIC] son agentes de inclusión en la globalización, son agentes necesarios para hacer competitivo a un sujeto, a un alumno, a una persona, como también hacer competitivo a un país completo…”; y reitera que tanto el conocimiento del idioma, como el uso de las TIC “son agentes necesarios y obligados a que el país [las instituciones de educación pública] los otorgue para elevar [la] competitividad [del país]”. Tal es el caso de la Universidad Veracruzana, entre otras universidades públicas que han incorporado cursos de inglés como parte de sus planes de estudio, en la que en todos sus programas de licenciatura se incluyen dos cursos de inglés obligatorios dentro del Área de Formación Básica. Otro caso notorio es el del Programa Nacional de Inglés en Educación Básica (PNIEB o NEPBE: National English Program in Basic Education) que se ha propuesto incorporar el aprendizaje del inglés en todos los niveles de educación básica.

Como se ha establecido a partir de este programa (PNIEB) (derivado del Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012), la SEP ha reconocido “la necesidad de incorporar la asignatura de inglés al plan de estudios y los programas de educación preescolar y primaria, así como de realizar los ajustes pertinentes en los programas de Segunda Lengua: Inglés para secundaria, con el propósito de articular la enseñanza de esta lengua en los tres niveles de la educación básica…” (SEP, 2011, p. 9). En el Prosedu también se establece que “los criterios de mejora de la calidad educativa deben aplicarse a la capacitación de docentes, la actualización de programas de estudio y sus contenidos, los enfoques pedagógicos, métodos de enseñanza y recursos didácticos” (SEP, 2007, p.11). A partir de esta necesidad, la SEP, a través del mismo PNIEB ha generado una propuesta de la que “se derivan programas de estudio para los tres niveles de Educación Básica elaborados a partir de la alineación y homologación de estándares nacionales e internacionales, la determinación de criterios para la formación de docentes, además del establecimiento de lineamientos para la elaboración y evaluación de materiales educativos y la certificación del dominio del inglés” (SEP, 2011, p. 9).

Con respecto al ámbito que nos concierne, la formación de docentes en el área del idioma inglés, se han tomado en cuenta para su planeación y conformación las ‘Características del Docente de Inglés’ especificadas por el mismo PNIEB, mismas que a continuación se detallan.

“Para alcanzar con éxito los propósitos del PNIEB es necesario que los docentes sean competentes en cuanto al:

a) Dominio del inglés. En tanto que se trata de la enseñanza de una lengua no nativa,el docente es quien funge como el principal o, incluso en ciertos contextos, único modelo de habla y escritura en inglés; en consecuencia debe ser un usuario competente y un agente crítico e informado de los aspectos relacionados con su análisis lingüístico. [Lo anterior se hace tomando en cuenta las recomendaciones que en 2006 hiciera la SEP refiriéndose a los niveles de competencia lingüística que, de acuerdo al Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, se espera alcancen los docentes de lenguas extranjeras: Nivel 7=Usuario Competente=B2; Nivel 8=Usuario Avanzado=C1 y Nivel 9=Usuario experto=C2.

b) Conocimiento relacionado con el desarrollo de alumnos de distintas edades. El docente debe tener un sólido conocimiento del desarrollo del niño y del adolescente para comprender sus necesidades, intereses y habilidades, así como las dificultades a las que se pueden enfrentar sus alumnos en los distintos momentos del proceso que implica aprender una lengua distinta a la materna.

c) Conocimiento relacionado con la didáctica del inglés. El docente debe comprender la esencia del objeto de estudio (prácticas sociales del lenguaje) y los “saberes”, “haceres” y “valores” que de éste se derivan, de manera que adopte estrategias didácticas acordes con su naturaleza, y el enfoque social y cultural que posibilita prácticas educativas como:

  • Modelar, para los alumnos, las estrategias que utiliza un hablante del inglés en diversas prácticas sociales de comunicación oral y escrita, con el fin de evidenciar las opciones y decisiones que deberán tomar para participar con éxito en dichas prácticas.
  • Facilitar y promover actitudes de reflexión y análisis en los alumnos, a través de la formulación de preguntas o problemas que provoquen su atención e interés por los usos, las funciones y los aspectos lingüísticos del inglés, y por las semejanzas y diferencias entre éste y su lengua materna.
  • Planear actividades que preserven las funciones sociales del inglés y posibiliten la distribución, secuenciación y articulación de los contenidos programáticos, así como múltiples oportunidades para participar en éstas.
  • Decidir el producto que se obtendrá a partir del tratamiento didáctico de los contenidos de cada práctica específica del lenguaje, con la finalidad de garantizar el trabajo con los usos y las funciones sociales de la comunicación, así como con los aspectos que permiten presentarlo y socializarlo formalmente.
  • Elegir, o en su caso elaborar, recursos impresos y multimedia que garanticen el contacto permanente con diversos modelos y estilos de uso del inglés.
  • Organizar y crear ambientes sociales de aprendizaje que fomenten y garanticen la interacción permanente con textos orales y escritos, mediante la elaboración de materiales en inglés, y la distribución y el uso del espacio físico del aula.
  • Generar y promover interacciones orales y escritas que posibiliten al alumno tomar conciencia de las consecuencias y del impacto que tiene la manera en que se utiliza el lenguaje.
  • Construir una atmósfera de respeto en la que los alumnos sientan suficiente confianza y seguridad para practicar y usar el inglés sin temor a ser criticados por sus compañeros o el docente.” (SEP, 2011, p.p. 51-52)

Es justamente en lo relativo a la formación de docentes con dicho perfil en lo que consideramos que la Maestría en Enseñanza del Inglés como Lengua Extranjera (MEILE) cumple con una función sustancial en el Estado de Veracruz; ya que ésta ofrece la oportunidad de profesionalizarse a aquellos que ya laboran como maestros de inglés pero que no cuentan con el perfil profesional adecuado, o bien que aún habiendo cursado una licenciatura en idiomas o en Lengua Inglesa, desean actualizar sus conocimientos, habilidades y competencias en lo referente a su ejercicio docente y contar con las características establecidas por el PNIEB.

De igual forma, el programa de la MEILE; sus planes de estudio, su estructura y su instrumentación, atiende otra serie de recomendaciones que hace la SEP (2006) para las Instituciones de Educación Superior con programas de formación de docentes de lenguas extranjeras, y que establecen los siguientes campos de conocimiento de metodología de la enseñanza de lenguas como un mínimo a cubrir:

  • Métodos de Enseñanza del Idioma como Segunda Lengua o Lengua Extranjera;
  • Desarrollo Humano;
  • Adquisición y desarrollo del lenguaje;
  • Principios lingüísticos y adquisición de una segunda lengua;
  • Principios del aprendizaje;
  • Valoración y evaluación;
  • Manejo y control de clase;
  • Lengua y Literatura;
  • Metodología de la lectura adecuada a la edad y al grado escolar;
  • Diseño Curricular y materiales curriculares de acuerdo a la edad y al grado escolar, y;
  • Enseñanza de las cuatro habilidades básicas–adecuada a la edad y al grado escolar.

Así, el programa de posgrado que nos ocupa, se propone dar cobertura a los requisitos y sugerencias establecidos por la política educativa que prevalece en nuestro país en particular y en el mundo en general, así como a las demandas de la sociedad actual. Todo esto, como se menciono anteriormente, tiene como fin el de contribuir a que los estudiantes del nivel básico, medio superior e incluso superior, aprendan inglés y logren contar con un perfil profesional globalizante, que les permita insertarse en el mercado laboral y desenvolverse en una sociedad intercultural y globalizada con las mayores ventajas posibles.

Del entorno Económico-Social

Ante el panorama político y educativo que se ha descrito, se presentan la situación económica (laboral) y al mismo tiempo la situación social resultantes de la falta de profesores especializados en la disciplina de los idiomas extranjeros, en este caso del inglés, ante la necesidad de los mismos. En otras palabras, de cara a las políticas educativas vigentes, la demanda de profesores de inglés con el perfil que se requiere hoy en día es, por mucho, superior a la existencia y disponibilidad de los mismos; basta observar los datos que a continuación se detallan.

En el año de 2011 (SEV, 2011), en el Estado de Veracruz el número de estudiantes de Preescolar fue de 261,268 y el número de estudiantes de Primaria fue de 1,000,629; es decir, que el número de estudiantes de educación básica, que de acuerdo al PNIEB son potenciales estudiantes de inglés suma 1,261,897; sin contar con el número de estudiantes de Secundaria que fue de 394,651 y el número de estudiantes de Bachillerato que fue de 273,725, y que también cursan el inglés como materia obligatoria. Ahora bien, considerando que la cantidad mínima de profesores de inglés que se requieren para cubrir esta demanda, pudiera ser de un profesor por escuela. Cabe enfatizar, que este sería el mínimo de profesores necesarios, pero no sería lo más conveniente y por tanto lo más eficaz para el abordaje de las necesidades del sistema educativo mexicano en el Estado de Veracruz. Aún así, el número de escuelas de nivel básico (incluyendo las Secundarias) en el Estado de Veracruz (SEV, 2011) es de 21,227; es decir, mínimamente se requiere de ese mismo número de profesores de inglés. De esta cantidad de profesores, sin contar con datos estadísticos precisos, podríamos especular que aquellos que trabajan en secundarias se acerquen un poco más al perfil docente requerido para impartir la materia de inglés; sin embargo, muchos de ellos son candidatos para optar por profesionalizarse en esta disciplina, cursando el programa de Maestría que nos ocupa. Asimismo, los profesores de preescolar y primaria, que en su mayoría no imparten materias específicas sino que cubren el total del programa de estudios que les corresponde, siendo que apenas a partir del año 2010 han incluido clases de inglés y por lo tanto no cuentan con el perfil profesional adecuado para impartir esta materia, requieren de una formación especializada en la enseñanza de lengua inglesa, no solamente en cuanto al dominio del idioma sino en cuanto a prácticas pedagógicas que encaminen y motiven a sus estudiantes para el aprendizaje y uso de esta lengua.

Por otra parte, hay una diferencia significativa entre la demanda de profesores de inglés (21,227), descrita anteriormente (SEV, 2011), y los egresados de programas de licenciatura en el área de idiomas, específicamente de inglés, que en el Estado de Veracruz suman aproximadamente entre 100 y 160 por año, y que provienen de alguna de las 9 universidades (8 privadas y 1 pública) que imparten la Licenciatura en Idiomas en el Estado de Veracruz (1 en Córdoba, 1 en Coatzacoalcos, 3 en Xalapa y 4 en Veracruz). Debe considerarse que la más importante es la Universidad Veracruzana, la cual ofrece la Licenciatura en Lengua Inglesa y la Licenciatura en Enseñanza del Inglés, en Xalapa. Sin embargo, en el Estado de Veracruz únicamente se cuenta con 3 Programas de Maestría en Idiomas o en Enseñanza de Inglés, y dos de ellos, además de ser demasiado costosos, sólo se imparten si tienen la suficiente demanda, es decir, no son programas constantes ni estables. Esto, aunado a la necesidad de profesores de inglés que ya se ha mencionado, y a que en la búsqueda de mejores salarios los profesores de lenguas están buscando trabajar en niveles educativos superiores (observatorio laboral, 2011), sugiere que en los siguientes años se puede registrar una tendencia de estos mismos individuos a buscar posgrados que legitimen su estancia en la educación superior.

La presente modificación curricular del Plan de Estudios de la Maestría en Enseñanza del Inglés como Lengua Extranjera, de la Facultad de Idiomas, Universidad Veracruzana es el resultado de un trabajo colaborativo de un grupo de académicos de la Facultad de Idiomas (Xalapa) y de los Centros de Idiomas (Veracruz y Orizaba). La modificación al plan de estudios obedece a varios factores, entre los que destacan los siguientes:

  1. El plan anterior data del año 1997 y fue diseñado para responder a las necesidades de esos tiempos;
  2. El plan 1997 de la Maestría en Enseñanza del Inglés como Lengua Extranjera fue hecho bajo la coordinación de un grupo de asesores extranjeros que de un modo u otro influenciaron el diseño del mismo;
  3. Los avances de la disciplina en estos 15 años nos obligan a replantear los objetivos del programa para que éste sea acorde a las necesidades de formación actuales y del futuro inmediato de los maestros de inglés del Estado de Veracruz y del país;
  4. El modelo educativo que la Universidad Veracruzana ahora emplea también debe permear los programas educativos de posgrado;
  5. Los programas educativos de posgrado deben responder a los lineamientos institucionales de calidad y pertinencia establecidos en sus estatutos y reglamentos;
  6. El plan anterior presentaba problemas de eficiencia terminal dada la estructura curricular rígida del mismo;
  7. La seriación de materias no permitía una trayectoria flexible y limitaba el avance crediticio de los estudiantes;
  8. Abundaban los cursos teóricos a pesar de ser un programa profesionalizante, lo que ocasionaba que no se reconocieran los conocimientos y competencias que los estudiantes ya tenían;
  9. La existencia de la materia ‘Tesis’ no solucionaba el problema de la baja eficiencia terminal.

Con estas consideraciones en mente, es que buscamos replantear el plan de estudios, los objetivos del mismo y por consiguiente los perfiles de ingreso y egreso. En este trabajo de reestructuración del plan de estudio, también pensamos que, actualmente, el manejo de más de un idioma es percibido como elemento clave para el éxito académico, económico, técnico-científico y, en ciertos casos, en el ámbito de la movilidad social. La influencia que el conocimiento de una lengua extranjera ejerce sobre aspectos vitales para el desarrollo de una sociedad se ha intensificado, expandido y diversificado en los últimos años. Tal es el caso en la Universidad Veracruzana en la que ahora el Área de Formación Básica incluye dos cursos de inglés obligatorios para todos los estudiantes universitarios, independientemente del programa de licenciatura que cursen. Otro ejemplo de esto es el ambicioso programa federal de integrar el aprendizaje del inglés en la educación básica en el mediano plazo. Atendiendo esta visión globalizante no solamente económica sino también social y cultural, la Universidad Veracruzana ofrece la Maestría en Enseñanza del Inglés como Lengua Extranjera como un programa modular para la formación de profesionales inmersos en el ámbito de la enseñanza-aprendizaje de este idioma.