EVALUACIÓN DIFERENCIADA PARA CURSOS DEL CENTRO DE IDIOMAS ORIZABA POR CONTINGENCIA COVID-19

Introducción

La Universidad Veracruzana en sus diversas áreas, ha desarrollado estrategias para la continuidad de la enseñanza de sus experiencias educativas. Para los Centros de Idiomas, cuyos estudiantes son tanto de público general como universitarios, se siguen las directrices y acuerdos de la Dirección de Centros de Idiomas y de Autoacceso (DCIA)  así como del Área de Formación Básica General (AFBG). Cada una de estas instancias ha publicado sus precisiones para el trabajo y seguimiento académico durante la contingencia por COVID-19.

Uno de los puntos importantes a seguir para ambas instancias es la evaluación diferenciada. Este tipo de evaluación se deriva de las necesidades de la población estudiantil y adaptaciones necesarias de contenidos y aspectos a evaluar ante situaciones inesperadas, tal como la contingencia por la que está pasando el país. Es por ello, que las diferentes academias que conforman el Centro de Idiomas Orizaba (CIO), han trabajado para la elaboración de los siguientes esquemas de evaluación diferenciada por curso de idioma.

Alemán

Chino Mandarín

Comprensión de Textos en Inglés

Francés

Inglés 4 Habilidades

Inglés/Lengua I y II del AFBG

Italiano

Japonés

Náhuatl

Se incluye por cada esquema de evaluación diferenciada un listado de evidencias general, así como los porcentajes específicos por rubro. Cada estudiante podrá contactar a su profesor(a) del idioma y nivel correspondiente para acordar las evidencias que pudiera proporcionar o que le puedan ser requeridas, así como el tiempo y los medios en que se podrán entregar.

Es importante mencionar que cada uno de estos esquemas se apegan al tipo de curso que se atiende, el nivel, las posibilidades y variedad de evidencias de desempeño, así como rubros y porcentajes a respetar acordados por las academias estatales por idioma dirigidas por la DCIA y el AFBG. Dichos esquemas podrán ser utilizados tanto durante la contingencia como al momento de realizar un regreso escalonado al aula de clases, es decir, de manera remota o virtual y presencial. Todo lo anterior siempre procurando resguardar y asegurar la salud de la comunidad estudiantil, docente y administrativa que conforman al CIO ante la presente contingencia.