Bienvenida

La economía ecológica ha sido llamada la ciencia de la sustentabilidad (Constanza, 1993; Dodds, 1997) y surge como una posible solución al desequilibrio economico-ambiental-social actual. La economía ecológica estudia las interacciones entre la sociedad, el sistema económico y la naturaleza. Incluye un marco teórico y práctico de la economía y lo amplía al relacionarlo con los ecosistemas, siendo éste su principal punto de análisis. El nombre de economía ecológica refleja la preocupación existente en la actualidad sobre el manejo de la naturaleza y el ser humano, lo que la convierte en una disciplina integral. Por lo que se presenta como las bases de un nuevo paradigma en el cual se reconoce que la economía se situa necesariamente dentro del sistema natural, un sistema abierto (Daly, 2003). La conformación de modelos que describan los sistemas ecológicos económicos es sumamente complejo. Si bien es posible combinar procesos socio-económicos con procesos naturales la disminución de uno ante el aparente crecimiento del otro exige la construcción de modelos dinámicos con un nuevo significado de optimización (Voynov, 2008). La economía ecológica ha utilizado las herramientas que brinda la economía ambiental para resolver lo mejor posible los retos que plantea el desarrollo sustentable incluyendo un fuerte elemento ético y de respeto por la sociedad y la naturaleza (Farley, 2006).

La maestría en economía ambiental y ecológica es un programa en desarrollo orientado a la investigación que se encuentra reconocido dentro el PNPC- CONACyT desde el 2012. El posgrado sigue los preceptos de la economía ecológica utilizando herramientas que la economía ambiental ha desarrollado para así orientar la generación y aplicación de conocimientos a la solución de problemas ambientales con perspectiva ética.

Este programa de posgrado pertenece al Programa Nacional de Posgrado de Calidad, con una vigencia hasta septiembre de 2020. Las becas CONACyT se solicitan y tramitan a través de la Coordinación del programa. El monto lo otorga el propio organismo siempre y cuando los solicitantes cumplan con los términos y requisitos establecidos en la convocatoria y estará sujeta a la disponibilidad presupuestal del CONACyT.