Fundamentos del programa

Orientación.
El presente programa educativo de Maestría en Derechos Humanos y Justicia Constitucional es de orientación profesionalizante.

Justificación.
En los últimos años el derecho ha desarrollado no solo el clásico rol de conformar un marco conceptual y de referencia para la conducta humana, sino también el de constituirse como el referente para la determinación de la cultura democrática y el establecimiento del denominado Estado constitucional y de derecho; esto es, construir un orden con base en un sistema de derecho, creado bajo la idea de una comunidad sustancialmente comunicativa, no solamente en el discurso teórico, sino fundamentalmente en el instrumental.
La Maestría en Derechos Humanos y Justicia Constitucional que aquí presentamos reviste una especial importancia en virtud de que hoy por hoy la Educación Superior enfrenta nuevos retos provocados por los acelerados cambios en todas las áreas del saber y del hacer humano, es por esto de vital importancia que el profesionista tengan un acercamiento sólido y profundo a los conocimientos y competencias tanto en el terreno teórico, como en el campo profesional de las diversas temáticas de los derechos humanos y la justicia constitucional para que sean capaces de enfrentar los retos que la sociedad nos impone a través de una formación profesional avanzada.
Bajo esta premisa, la lógica del fenómeno jurídico, no solamente requiere actualizarse en función de las nuevas experiencias, sino principalmente renovarse con referencia a los esquemas de los procesos enseñanza-aprendizaje, de las propias lógicas del derecho o de las disciplinas creadas bajo la urdimbre de la estructura jurídica.[1] Así, una de las tareas más importantes de la teoría jurídica contemporánea es el desarrollo de una teoría de las normas y de la acción que tenga en cuenta las exigencias de la moderna sociedad de la información.[2]
Frente al aspecto descrito, y la premisa insoslayable de que todo estudio de posgrado en derecho tiene que vérsele a la luz de la idea de que constituye un eje central en los procesos de creación y recreación de norma jurídica, no solamente al interior del sistema social en que se genera el orden normativo, sino también dentro de la propia dinámica de la sociedad, misma que requiere que sus procesos de adaptabilidad y corrección caminen en la misma dirección e idéntica velocidad con la que se mueven sus actores y sus relaciones;[3] la Maestría en Derechos Humanos y Justicia Constitucional, justifica su existencia al ofrecer un enfoque profesionalizante pormenorizado de dos aspectos fundamentales del Estado y del derecho en toda sociedad democrática contemporánea, a saber, los derechos humanos; y, la justicia constitucional; mismos que constituyen un sistema interactivo entre la sociedad y sus normas, los que a su vez, con sus respectivos procedimientos fungen como factores de cambio y de consolidación del preciado estado constitucional y de derecho; de esta forma, se contribuye a las exigencias de defensa de protección de los derechos humanos en las regiones geográficas de influencia: sur; y, sureste del País.
En otro plano, los ejes temáticos referidos de vigencia atemporal, trascendencia fundamental e irrenunciabilidad en todo Estado moderno, por sí solos, a lo largo de sus respectivos orígenes y construcción han demostrado su valor y utilidad, no solo por la limitación del poder de los gobernantes, sino también, por la tutela, protección y en su caso, reparación de los derechos humanos, mismos que constituyen un sistema interactivo entre la sociedad y sus normas, los que a su vez, con sus respectivos procedimientos fungen como factores de cambio y de consolidación del preciado Estado constitucional y de derecho.
En virtud de la perspectiva referida, la Maestría en Derechos Humanos y Justicia Constitucional, de corte profesionalizante, se encuentra dirigida a dos grandes sectores: los recién egresados de los programas de Licenciados en Derecho a efecto de que amplíen sus oportunidades laborales; y profesionistas en el ejercicio profesional que deseen profundizar y perfeccionar sus competecias en las temáticas ejes.
Dicha pretensión es soportada con un Núcleo Académico Básico integrado por profesores de tiempo completo que cuentan con una notable trayectoria profesional y académica, misma que garantiza el aporte necesario para la generación y fortalecimiento de competencias eficaces y eficientes en los rubros de desempeño.
Bajo la perspectiva en cuestión, el programa posee en los denominados Proyectos de Intervención, un aspecto trascendental, en virtud de que a través de estos los alumnos formulan propuestas realistas, factibles y creativas, que al ser aplicadas permiten realizar mejoras o solucionar alguna problemática jurídico-social sobre cualquier aspecto que afecte la vida social, política y jurídica. Lo que también permite la detección temprana de problemas o deficiencias legislativas y la eficiente creación de propuestas para su oportuna solución, ya que, en la medida en que una Constitución esté inserta en el medio sociocultural y político que la promueve, dicho ordenamiento tendrá eficacia y relevancia normativa, de ahí la importancia de la apertura constitucional como promotora de los Derechos Humanos y la Justicia Constitucional en la realidad social, política, cultural y económica de una sociedad.

Misión.
Formar profesionistas con los conocimientos y habilidades necesarias para la incoación eficaz y eficiente de procedimientos en materia de derechos humanos (ámbitos nacional e interamericano), y justicia constitucional (ámbito nacional) bajo los requerimientos derivados de la globalización; de la constante actualización de la norma fundamental y su repercusión en el ámbito regional.

Visión.
Ser un posgrado de prestigio, calidad y pertinencia que brinde a sus alumnos un amplio y profundo conocimiento en el ámbito de los derechos humanos y la justicia constitucional, mismo que les permitan actuar de manera profesional en el fortalecimiento de un estado constitucional y de derecho.

Objetivo general.
La Maestría en Derechos Humanos y Justicia Constitucional formará Maestros que se desempeñarán de manera eficaz y eficiente en la utilización de los instrumentos nacionales e interamericano de protección y defensa de los derechos humanos; así como en la incoación de los mecanismos de justicia constitucional establecidos por el derecho nacional, con un enfoque holístico y ético.

Objetivos particulares.
Al término de los estudios de maestría los egresados, serán capaces de:
Aplicar los mecanismos de defensa y protección de los derechos humanos en el sistema mexicano e interamericano.
Analizar los tipos, características y formas de incorporar los instrumentos de defensa del sistema de justicia constitucional en México y su ejecución material.

Metas.

  • Consolidar un Programa Educativo que propicie e incida en la promoción, protección y defensa efectiva de los derechos humanos como elemento fundamental y prioritario en la construcción de un estado democrático y de derecho.
  • Favorecer la consolidación académica y profesional de al menos el 90% de los Miembros del Núcleo Académico Básico; asegurando fortalecer las condiciones con que cuentan para el cultivo de las líneas de generación y aplicación del conocimiento que reconoce el programa educativo y que ellos desarrollan.
  • Alcanzar un 80% en índice de graduación por cohorte generacional.
  • Crear vínculos permanentes de vinculación anual con al menos cinco dependencias del sector público relacionadas con las LGAC´s;
  • Crear vínculos permanentes de vinculación anual con al menos cinco dependencias del sector privado relacionadas con las LGAC´s;
  • Alcanzar el reconocimiento del programa educativo por parte del CONACYT como Posgrado de Calidad (PNPC).