Bienvenida

México es un país megadiverso que posee el 12% de la diversidad terrestre del mundo es importante para la autoorganización, autogeneración y la salud del planeta. A pesar de la gran diversidad biológica, cultural y de ecosistemas que nuestro país posee, la situación ambiental actual es problemática, ya que las acciones humanas están contribuyendo con la pérdida de esta diversidad. Si a lo anterior se suma el hecho de que enfrentamos un momento de profunda transformación económica, política, social y cultural, uno de los principales retos de la sociedad es lograr que sus efectos no impacten negativamente sobre la calidad de vida y la riqueza biológica de nuestro país.

Un enfoque eficaz para analizar los problemas ambientales y capaz de contender con la crisis multidimensional que enfrentamos debe incluir por tanto la perspectiva de la Biología Integrativa, esto es, el estudio de los organismos y su organización bajo un esquema académico de pensamiento integrativo interdisciplinario, multidisciplinario y transdiciplinario. Tal perspectiva hace énfasis en la interrelación entre todos los elementos bióticos y socioambientales que constituyen la trama de la vida, incluidos los factores que dan lugar a los problemas sociales, ambientales y de salud, de cualquier sistema. Lo anterior implica fundamentalmente la reorientación del pensamiento científico mediante la aplicación de la teoría de sistemas complejos, la cual puede ser visualizada como el instrumento de estudio de las interacciones de uno o varios sistemas, en el que sus propiedades emergentes no pueden ser explicadas por la suma de las características individuales de sus elementos constituyentes; es decir, implica el estudio de sus conductas, dinámicas lineales y no lineales, de las formas en las que sus elementos se organizan, etc.. En este sentido, existe el compromiso por parte del personal del Instituto de Investigaciones Biológicas de preparar recursos humanos capaces de identificar, investigar y proponer soluciones a los problemas que tengan que ver con el ambiente y las modificaciones que éste sufre y, más aún, evitar que afecten negativamente la salud de los que lo habitan.

De manera consecuente, la Maestría en Biología Integrativa se ha orientado a cubrir la necesidad de formación crítica y creativa en los profesionales del área biológica y de otras disciplinas afines, pero con una visión integral que contribuya al balance del sistema humano-naturaleza. Se busca que dichos profesionales puedan aplicar conocimientos y habilidades en pro de la vida y de la salud misma, y como consecuencia, en la conservación del ambiente. Es importante hacer notar que el eje transversal que une a las temáticas de la Maestría en Biología Integrativa es el humano, quien mediante las interacciones con el ecosistema, influye en aspectos como la salud, ecología, comportamiento, conservación biológica y aprendizaje. Para ello el programa se ha dividido en tres Líneas de Generación y Aplicación del Conocimiento (LGAC 1: Etología, Salud y Bienestar, LGAC 2: Conservación e Interacciones Ecológicas, LGAC 3: Filosofía y Ecopedagogía de la Biología), las cuales serán también las áreas terminales para los estudiantes que ingresen al posgrado.