Solanum rostratum Dunal

Solanum rostratum Dunal


Está ampliamente distribuida en la región central y norte de México. Habita en los bosques secos, se encuentra comúnmente en zonas alteradas, orillas de caminos y zonas de cultivo entre los 1,800 y 2,700 metros de elevación.

Esta planta se conoce comúnmente como mala mujer, hierba del sapo y duraznillo.

Esta especie es una hierba erecta, ramificada, de hasta 1 metro de altura. El tallo posee espinas rectas de color café a amarillo claro que se estrechan hacia el extremo apical (subuladas); posee tricomas estrellados, no glandulares. Las hojas están armadas con espinas generalmente dispersas a lo largo de toda la lamina foliar, miden de 5 a 16 cm de largo, 1 o 2 veces pinnatífidas, con lóbulos redondeados a obtusos y ápice redondeado, los márgenes son enteros, poseen pubescencia, es decir, tricomas, lo cuales son sésiles y estrellados, no grandulares.

Las inflorescencias son axilares, son racimos con entre 3 y 9 flores. El cáliz es de color verde, se agranda cuando inicia la formación del fruto, los lóbulos son olongos a triangulares o lineares, poseen abundantes espinas; en la fructificación encierra el fruto. La corola de color amarillo, pentagonal, los lóbulos triangulares, con apariencia ondulada o irregulares hacia el margen, los lóbulos inferiores son largamente acuminados, el extremo exterior con tricomas. Las anteras son desiguales, la más larga comúnmente de color rojo o púrpura, arqueada.

El fruto es una baya globosa, el cáliz que lo recubre es de color verde con abundantes espinas. Las semillas son ovadas a circulares, aplanadas.