Universidad Veracruzana

Bellas imágenes: Arte japonés tradicional y moderno.

14 agosto, 2014 Sección:General Autor:Erik A. Herrera Delgado

Seiichi Hayashi es un importante artista visual en Japón, como caricaturista, animador, ilustrador, pintor y ensayista desde la década de 1960. Trabajó para la compañía Toei Animation como animador. Hayao Miyazaki fue compañero en esta compañía. Sus historietas por el tema de las costumbres y tradiciones de Japoneses fueron publicadas en la serie de la revista vanguardista de comics Garo. Entre otras obras, “Elegía Roja” que fue el tema del conflicto del amor entre jóvenes en esta época con la que alcanzó gran popularidad, se ha citado como una de las obras representativas del manga japonés hasta el presente. Su obra se presentó como siempre en la exposición Perspectiva de arte vanguardia de Japón de la posguerra en el Museo Guggenheim y el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou, entre otros. También “Elegia roja”, se publicó en versión en inglés, español y francés, actualmente el valor de esta obra cuenta con nivel internacional. A partir de 1970, empezó a trabajar en ilustraciones y pinturas japonesas, una imagen de la mujer hermosa contemporánea, se basa específicamente en el estilo tradicional de la pintura japonesa. Su expresión “Bellas japonesas” representa la belleza de las mujeres. Además, Seiichi realizó animación para comerciales de television, para la empresa de confitería que hizo un nuevo producto, se propicio para el establecimiento del sabor con su obra de “Bellas japonesas”. (dulces “Koume” y confitería japonesa estilo occidental “Hagi no Tsuki”) En el presente, continúa desarrollando nuevas fronteras, como la producción de dibujos animados por computadora. Además, la exposición de retrospectiva de su “Representación visual” que se celebra en varias partes de Japón casi todos los años a partir del año 2008,  ha ganado una gran popularidad. Animación, manga e ilustración de Seiichi Hayashi se han difundido a través del fenomeno de la reproducción en la sociedad japonesa de la posguerra. Es decir, el estilo de la presentación de su obra se integró al alto crecimiento económico de Japón después de la Segunda Guerra Mundial por sociedad de consumo, también el resultado de su trabajo está en sincronía con el paso del tiempo hasta convertirse en una sociedad informatica. Esta exposición entra en el mismo concepto de lo anterior, se presenta como una representación de los diferentes contornos visuales que Seiichi había estado trabajando.

 

 

 

(Curador  Motoi Masaki)