Nota: Vejez o envejecimiento ¿Es lo mismo?

💡 #InformaciónConCiencia Vejez o envejecimiento ¿Es lo mismo?

➡️ https://cutt.ly/bnYc1RL
Sábados En La Ciencia #OlivaNoticias #Multimedios

Publicado por Oliva Noticias en Miércoles, 9 de junio de 2021

 

Sabemos, por experiencia, que la vida humana tiene distintas etapas. Y aunque son las mismas para cualquiera, cada quien las vive de una manera única.

Cuando nacemos todo es nuevo, aprender y crecer son entonces las principales actividades de nuestro ser. En poco tiempo aprendemos a comunicarnos, a desplazarnos y a reconocer estímulos. Entre los principales estímulos se encuentran los que distinguen a nuestros cuidadores de personas extrañas.

Mientras crecemos, descubrimos que la vida es maravillosa y el mundo inmenso en comparación con nosotros. Que hay más personas, además de nuestra familia, y aprendemos a distinguir entre la gente que nos ama y los amamos en reciprocidad. Esto cambia y llegamos a una etapa donde todo se vuelve cuestionable, y encontramos gente que nos ama a quienes no podemos corresponder, y viceversa.

A lo largo de estas etapas, nuestro dominio del lenguaje se vuelve más eficaz, adquirimos nuevos idiomas y formas de expresarnos. Con el tiempo, también adquirimos vocaciones, nos incorporamos como individuos productivos en la sociedad, colaboramos, contribuimos y también protestamos. Modificamos el mundo y si se puede, actualizamos las concepciones sociales. Con todas nuestras fuerzas, vivimos lo más plenamente posible, antes de dejar nuestra forma humana.

Y aunque la ciencia ha avanzado mucho en el conocimiento de cada una de las etapas que transitamos, puede ser que lo que se ha descubierto no sea tan evidente cuando las vivimos.

Por ejemplo, cuando fui adolescente, hace muchos, muchos años, no era consciente de las reconfiguraciones en las conexiones de mis neuronas, ni de las necesidades de alimentación y descanso que esto requería. Es común que muchos padres y madres, consideren que su adolescente se volvió un poco “flojo” o “floja” en comparación con su etapa infantil. Ya que las necesidades del organismo adolescente no son tan obvias en el día a día. Además, asociamos la adolescencia con los cambios corporales evidentes, pero estos son solo la punta diminuta del iceberg de cambios que ocurren en esta etapa.

En fin, la mayoría de nosotros, entramos y salimos de la adolescencia sin poner tanta atención en nuestros cambios. En parte se debe, a que vivimos en un continuo fluir de vida. Pero una vez que superamos cada etapa, podemos considerar que, de haber tenido una mejor preparación o conocimiento de lo que sucedía, nos hubiéramos ahorrado muchas preocupaciones innecesarias. Por ejemplo, saber que nuestro primer amor, no era para nada cercano al amor de nuestras vidas, nos hubiera permitido dejarle circular sin dramas de por medio.

Así, conforme transitamos cada etapa de nuestra vida, y miramos hacia el pasado, hay tantas cosas que podríamos hacer mejor con el conocimiento que tenemos ahora. Pero regresar ya no se puede. Lo que sí podemos hacer es conocer mejor las etapas que nos quedan por vivir. Aunque quizás no podamos evitar equivocarnos, si podemos lograr vivirlas lo más plenamente posible.

La vejez, por ejemplo, es una etapa que nos causa mucha incertidumbre. Incluso, hay quienes le temen o se imaginan un panorama desolador, de invalidez, dependencia y pérdida de capacidades. También hay quienes se enfocan en preparar aspectos de sus vidas como el económico, de salud o de seguridad social. De la misma manera, desde las ciencias, esta etapa se estudia, como otras, de manera disciplinar: desde la biología, la economía, la antropología, la sociología, la psicología, demografía, gerontología entre otras.

Pero sabemos que, aunque el conocimiento generado nos es muy útil, estas dimensiones no las vivimos por separado. Y, tal como es nuestra condición humana, cada quien vivirá de manera única e integral cuando llegue el momento.

Respecto a nuestra pregunta inicial: vejez y envejecimiento ¿es lo mismo? Seguramente ya tienes la respuesta. El envejecimiento es un proceso gradual y adaptativo, con cambios inherentes a la edad y al desgaste acumulado ante los retos que enfrenta el organismo a lo largo de la historia de nuestras vidas.

La vejez, por otra parte, es una etapa que inicia cuando la sociedad lo determina. Tal como lo lees.  En México, la vejez inicia a los 60 años, mientras que en otros países puede iniciar hasta diez años antes o diez años después. Como ves, la vejez es una construcción social tanto individual como colectiva.

Mientras que la vejez tiene una fecha de inicio, que se nos impone a todos por igual, el envejecimiento inicia temprano en la vida y de manera asincrónica en los distintos aparatos y sistemas de nuestro organismo. Pero no en todos avanza de la misma manera, ni con las mismas consecuencias.

Si bien, el riesgo de padecer distintas patologías aumenta con la edad, todos podemos disfrutar de una vejez en plena salud. La vida puede ser larga, dinámica, agradable y feliz.

Claro que hay muchos pensamientos que opacan la imagen positiva de la vejez. La Organización Mundial de la Salud, nos dice que muchas percepciones y suposiciones usuales acerca de la vejez, se basan en estereotipos obsoletos y que el primer paso para disfrutar de una vejez plena es deshacernos de ellos.

En el año 2018, por primera vez en la historia de la humanidad había más adultos mayores que niños en el mundo.  Actualmente, una de cada 11 personas tiene más de 65 años y para el 2050 se espera que este número aumente a una de cada seis personas. Es decir, el 16% de la población mundial serán adultos mayores de 65 años.

Esta situación sin precedentes presenta retos inéditos de política pública. También retos individuales para quienes seremos parte de esa población.

Tener una vejez saludable depende de varios aspectos que abordará el Dr. Enrique Hernández Guerson y la Dra. Sandra Areli Saldaña Ibarra del Instituto de Salud Pública la charla “Bienestar subjetivo para una vejez saludable”. Esta charla es producto de la sistematización de resultados de investigación respecto a cinco elementos de bienestar subjetivo que se describen en la vejez saludable. En ella nos compartirán cómo influye y cuál es la importancia del aprendizaje en toda la vida ¿Te gustaría acompañarnos?

Te esperamos el próximo martes 15 de junio, a las 5 de la tarde por https://sabadosenlaciencia.webex.com/meet/tardesdeciencia

Las charlas de acceso abierto y también se transmiten por Facebook Live en @SabadosenlaCienciaXal

Información con Ciencia para Oliva Noticias Multimedios

Gladis Yañez y Rodrigo López de Sábados en la Ciencia