ADAME GARCIA JACEL

OBTENCIÓN DE AISLAMIENTOS BACTERIANOS ASOCIADOS A Vainilla planifolia Andrews, CON PROPIEDADES ANTIFÚNGICAS

Jacel Adame-García, Instituto de Biotecnología y Ecología Aplicada. Circuito Los Lagos, Zona Universitaria. Tel. (+52) 228 842 2773. Apdo. Postal 250, CP. 91090, Xalapa, Veracruz. Correo-e: jadame@uv.mx y jadameg@gmail.com

COMITÉ TUTORIAL

Dr. Mauricio Luna Rodríguez

Dra. Lourdes G. Iglesias Andreu

Dra. Norma Flores Estévez

Dr. Ángel Trigos Landa

C.D. María del Rosario Pineda López

 

RESUMEN

Fusarium oxysporum f.sp. vanillae (Tucker) W.L. Gordon causa la pudrición de raíz de Vanilla planifolia Andrews en las regiones donde se cultiva, incluyendo las plantaciones de la región del Totonacapan, Veracruz México. No se conocen fungicidas registrados para el control de la pudrición causada por Fusarium spp. en vainilla y los métodos de control químico disponibles son inefectivos y causan serios problemas de contaminación del suelo. Además de que es difícil obtener cultivos resistentes cuando no se conocen los genes dominantes o cuando existe muy poca información sobre la patogenicidad de este hongo. El control biológico es la principal alternativa para el control de esta enfermedad en la vainilla, además de que es una propuesta atractiva por que incrementa la protección al ambiente. Con base en lo anterior, en este trabajo de investigación se pretende obtener cepas bacterianas asociadas a la raíz de vainilla que presenten capacidad antífungica contra Fusarium sp. patógeno de este cultivo, y para que posteriormente puedan ser empleadas como estrategias de biocontrol.

Para obtener los hongos patogénicos de vainilla, primeramente se colectaron de la comunidad de Francisco Sarabia, Papantla Veracruz, México, tejidos de vainilla enfermos de donde se aislaron 189 hongos, seleccionándose 7 especies de Fusarium, a las cuales se les realizaron pruebas de patogenicidad. Dando como resultado que 3 aislamientos fueron altamente patogénicos (H1, H2, H3), los aislamientos H4 y H7 mostraron una patogenicidad moderada (<50 %) y los 2 aislamientos restantes (H5 y H6) no causaron daño a los tejidos de vainilla y se clasificaron como no patogénicos. Estos aislamientos se identificarán morfológica y molecularmente para determinar la especie a la cual pertenecen.

Una vez que se obtuvo la cepa patógena, se llevó a cabo el aislamiento y selección de bacterias asociadas a la raíz de vainilla con capacidad antifúngica. Se aislaron 116 cepas bacterianas que demostraron tener capacidad para aprovechar la cáscara de jaiba como única fuente de energía, lo que podría relacionar con la capacidad de estas bacterias para producir enzimas extracelulares (quitinasas, proteasas, glucanasas), para ello se sembraron estas cepas bacterianas en medio adicionado con cáscara de jaiba observándose a los 4 días, la presencia de zonas claras alrededor de las colonias, lo que indica que existe una hidrólisis enzimática de quitina, principal componente de la cáscara de jaiba

Por otra parte, para evaluar la inhibición en el crecimiento de Fusarium sp. se emplearon tres medios de cultivo (Agar Nutritivo, Agar Papa Dextrosa y Czapek Dox) donde se valoró la capacidad de las bacterias para producir enzimas extracelulares y la inhibición del crecimiento de Fusarium sp. como consecuencia de compuestos volátiles producidos durante el crecimiento bacteriano. Nueve cepas de las 116 mostraron capacidad para inhibir a Fusarium sp. en los tres medios de cultivo cuando se sembraron simultáneamente con el aislamiento fúngico, siendo las cepas B4 y B15 las más eficientes (>75% de inhibición), mientras que para la inhibición con volátiles se observa lo contrario, ya que la mayoría de estas cepas estimularon el crecimiento del hongo hasta en un 38%.

Las cepas bacterianas que presentaron inhibición de Fusarium sp. en los tres medios de cultivo, se identificarán mediante pruebas bioquímicas y secuenciación del gen ribosomal 16S. Además la capacidad antifúngica de estas cepas se probará in vivo.