Entrevista

Educación, fundamental para conservar la biodiversidad: Carlos Galindo

  • México posee alrededor de 110 mil especies registradas 
  • Tecnología brinda herramientas que hacen posible que la educación ambiental permee en los adultos

«Una nación que tiene una naturaleza saludable tendrá una sociedad igual”

Carlos Hugo Hermida Rosales

16/05/18, Xalapa, Ver.- El interés por la biodiversidad y la divulgación científica define a Carlos Enrique Galindo Leal, licenciado en Biología por la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, maestro en Ciencias y doctor en Filosofía por la Universidad de Columbia Británica de Canadá.

Actualmente se desempeña como director general de Comunicación de la Ciencia en la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Es coautor de los libros Danaidas: las maravillosas mariposas Monarca, El rompecabezas regional: herramientas para el desarrollo sustentable y Áreas certificadas de conservación en el estado de Oaxaca, entre otros, así como autor del texto Mexicanos por naturaleza, publicado por la Editorial Paralelo 2, con el apoyo de la Secretaría de Cultura.

En entrevista para Universo, el divulgador científico explicó el papel que juega la biodiversidad del país para la población mexicana, así como la importancia de que ésta sea protegida.

¿De dónde surge tu interés por conocer y estudiar la biodiversidad mexicana?
Nació hace muchas décadas pues de niño acompañaba a mi papá a su trabajo, era ingeniero de puentes, por lo que desde pequeño pasé amplios periodos en zonas rurales, las cuales no habían sido transformadas por el hombre.

¿Por qué es importante que la población mexicana conozca la biodiversidad del país?
La biodiversidad es la vida y no existe nada más importante que ella. México es un país poseedor de una gran diversidad biológica, con alrededor de 110 mil especies conocidas, las cuales son de vital importancia para toda la población.

Estas especies interactúan con nosotros todo el tiempo, desde que respiramos oxígeno producido por las plantas; nuestra alimentación contiene una gran biodiversidad, ya que México es centro de domesticación de plantas como el maíz, el frijol, la calabaza y muchas más.

Vivimos de la biodiversidad y debemos protegerla adecuadamente pues una nación que tiene una naturaleza saludable tendrá una sociedad igual.

¿Considera que la gran biodiversidad de México le brinda fortaleza como país y a su cultura?
Definitivamente. Por dar un ejemplo, en el caso del maíz la nación cuenta con 60 razas cultivadas en este momento, hay especies silvestres como el maicillo y el teocintle, las cuales tienen composiciones genéticas distintas al maíz y pueden ayudar a incorporar una mayor cantidad de aminoácidos y beneficios alimentarios.

Lo mismo ocurre con el frijol, ya que en el país sólo contamos con cinco especies domesticadas, mientras que existen alrededor de 60 especies silvestres. En plantas con principios medicinales se posee una amplia gama de posibilidades; esta variedad es una gran “mina de oro” que muchos países no poseen.

Es muy importante conservar y restaurar nuestra naturaleza, no sólo por su valor económico, sino por su valor espiritual y la responsabilidad que tenemos de su conservación.

¿En qué radica tal importancia?
México ha perdido más del 50 por ciento de sus ecosistemas naturales, y cuando esto pasa desaparecen infinidad de opciones en muchos ámbitos, como en la creación de nuevas medicinas y alimentos, la oportunidad de recrearse al disfrutar la naturaleza, y hasta en aspectos espirituales y tradicionales.

Existen muchas plantas de las cuales aún no hemos descubierto sus propiedades y las extinguimos sin conocerlas.

¿Cuáles son los principales retos en la conservación de la biodiversidad?
El principal es educar a las personas para que conozcan y valoren la biodiversidad, ya que no pueden proteger algo que desconocen.

Se debe fomentar que las personas en vez de pasar los fines de semana en el centro comercial, en donde compran cosas innecesarias y aprenden nombres de marcas de ropa en un estilo de vida superficial, se interesen por descubrir las bellezas naturales de su entorno.

En términos medioambientales es indispensable educar a los niños. ¿Es posible hacerlo con los adultos también?
Actualmente la tecnología brinda muchas herramientas que son excelentes aliadas para que la educación ambiental permee en los adultos. Un ejemplo de ello es la aplicación “Naturalista”, plataforma web que sirve para compartir fotografías de la naturaleza, que además sirve como red social que permite conocer a otras personas y aprender sobre las especies.

A la fecha cuenta con 30 mil participantes, de los cuales uno de los principales es un programador de 70 años que ha aprendido mucho y comparte el conocimiento a otras personas. Es una gran herramienta en la que cualquiera puede tomar una foto de la especie que le interesa y aprender de ella y sus parientes.

Las personas piensan que la biología es difícil, pero existen opciones como ésta que les permiten aprenderla sin necesidad de consultar a un especialista.

Categorías: Entrevista, Relevantes