Ciencia

Estudiante UV colaboró en investigación desarrollada en San Luis Potosí

  • El proyecto trata la elaboración de carbón activado a partir de los huesos de aguacate para contrarrestar la contaminación por colorantes en aguas residuales

Paola Cano participó en investigación sobre limpieza de aguas residuales

Paola Cortés Pérez

03/09/18, Xalapa, Ver.- Paola Alhelí Cano Lara, estudiante de sexto semestre de la Licenciatura en Ingeniería Ambiental de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Veracruzana (UV), colaboró en un proyecto de investigación en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), el cual consistió en la elaboración de carbón activado a partir de los huesos de aguacate para contrarrestar la contaminación por colorantes en aguas residuales.

La universitaria compartió que realizó esta estancia de investigación tras enterarse de la convocatoria de la UASLP a través de la cuenta de Luzio en Twitter; misma que revisó de inmediato y se dio cuenta que cubría los requisitos, así que envió su solicitud; tiempo después recibió la carta de aceptación.

“Hice los trámites administrativos en el Departamento de Movilidad de la UV, realmente fue un proceso muy sencillo y rápido.”

Detalló que la estancia duró seis semanas, tiempo en el que participó en el desarrollo del proyecto de investigación. “Fue un proceso muy sencillo. Lo único que se hace es una activación, que puede ser física o química, nosotros decidimos utilizar una sustancia química”, explicó.

El primer paso del proceso, dijo, fue conseguir los huesos de aguacate, así que fueron a los mercados locales de San Luis Potosí; Después vino una serie de pasos que concluyeron en la elaboración del carbón activado.

El paso siguiente fue la activación, para ello utilizaron ácido sulfúrico y ácido fosfórico, sustancias que fueron mezcladas con las partículas del hueso de aguacate.

“Se agita la mezcla para que el ácido se impregne y se retenga el colorante, después enjuagamos con agua destilada para eliminar el exceso de ácido. Se pone a secar y finalmente se obtiene el material modificado que usamos para experimentar en la limpieza del agua.”

El material obtenido fue probado en sistema por lotes –que son diluciones–, donde agregaron una cantidad de carbón activado o modificado, dejándolo en baño de agua con una temperatura estable.

“Hicimos un contraste a 25 y a 35 grados centígrados, estuvimos regulando el pH; lo dejamos durante cinco días y al final hicimos una comparación entre las muestras.”

Destacó que el objetivo del experimento fue desarrollar tratamientos de aguas residuales alternativos, ellos se decidieron por colorantes de agua, ya que en SLP hay empresas textiles, de curtido y papeleras, que descargan aguas residuales con colorantes que son persistente y la mayoría no son biodegradables.

“Además tienen consecuencias para el medio ambiente y para la salud de las personas, por eso nos enfocamos en este tipo de colorantes. Entonces, el experimento fue para buscar una manera de remover estos colorantes.”

Al preguntarle sobre los resultados, la universitaria dijo que fueron positivos ya que el porcentaje de remoción en todas las muestras fue de entre el 80 y 90 por ciento, “se observaba muy claro el cambio en el color de la muestra inicial y final”.

Con relación a la estancia, expresó que fue una buena oportunidad que le ayudó a crecer en muchos aspectos, además de ser una buena oportunidad para disfrutar en vacaciones, por lo que ahora buscará una oportunidad para hacer movilidad internacional.

 

 

Categorías: Ciencia