Fundamentos del Programa

Dada la marcada crisis ambiental y multidimensional que caracteriza el momento histórico actual en el que vive la humanidad, se vuelve imperante desarrollar cuerpos de conocimiento de carácter integrativo que aborden de manera interdisciplinaria y efectiva los diversos desafíos ambientales, sociales y humanos que enfrentamos como sociedad. Estos desafíos son complejos desde su origen y, en muchos casos, comparten una serie de elementos que los convierte en fenómenos interrelacionados. La amalgama de interrelaciones entre los desafíos ambientales, sociales y humanos provoca problemáticas latentes difíciles de atender con una única visión. Por eso, para poder atenderlos y generar conocimientos que provean posibles soluciones, es determinante aproximarse a ellos desde una visión interdisciplinaria y proponer formas novedosas de estudio e interacción que potencialicen los esfuerzos dirigidos a resolverlos, en pro del bienestar humano y el ambiente. Distintas áreas y enfoques de investigación aunadas a diversas formas de aprehender el conocimiento suponen un gran paso hacia la cocreación de un futuro viable para todos los seres.

La tendencia reduccionista, mecanicista y positivista del paradigma científico dominante ha catalizado enormes avances en diferentes esferas del accionar humano, desde la Biología y la Medicina hasta los sistemas de comunicación y transporte. En gran medida, el desarrollo industrial y tecnológico ha contribuido a desencadenar una serie de problemáticas ambientales, sociales y políticas que la misma ciencia pugna por remediar. Sin embargo, las soluciones propuestas forman parte de un círculo vicioso en que son también parte del problema. Por ello el paradigma debe corregirse y cambiarse por otro sustentado en una filosofía integrativa que reconozca la interdependencia sistémica del ser humano y de los elementos que conforman la vida en sus diferentes escalas de organización.

El Doctorado en Biología Integrativa surge a partir de las necesidades socioecológicas actuales y se posiciona desde los avances epistemológicos más recientes. Propone una óptica integrativa en beneficio no sólo de la especie humana, sino de todas las formas de vida. Por ello, tanto el enfoque de los temas de estudio como la implementación de estrategias pedagógicas y de investigación se sustentan en un paradigma integral que, al tiempo de reconocer el valor del paradigma mecánico-reduccionista, va más allá para encontrar soluciones a los problemas socioambientales actuales. De este modo, las formas de vida y su ambiente, el texto y el contexto, la parte y el todo se reconocen dentro del quehacer biológico-integrativo.

Mediante el Doctorado en Biología Integrativa, la Universidad Veracruzana pretende contribuir con la formación de investigadores de alta calidad académica que estudien y, en su caso, propongan soluciones innovadoras a los problemas socioambientales actuales con una visión a escala regional, nacional e internacional. Así mismo, puede coadyuvar a replantear el rol determinante de la especie humana para su propio bienestar y el de todas las formas de vida. A partir del reconocimiento de las diferentes esferas del accionar humano y su estrecha relación con las otras formas de vida, se vuelve prioritario diseñar proyectos de investigación integrativa e implementar estrategias educativas coherentes que contribuyan al desarrollo adecuado de los estudiantes en pro de la conservación y la relación consciente del humano con el mundo natural. En síntesis, el Doctorado en Biología Integrativa tendrá un papel esencial en la creación y el surgimiento de una nueva cultura humana que sea sana, ecológica y sobre todo consciente de su alianza con el resto del mundo natural.