VIOLENCIA Y AGRESIVIDAD - CEnDHIU

Universidad Veracruzana

VIOLENCIA Y AGRESIVIDAD

8 Febrero, 2013 Sección:General Autor:Garcia Gonzalez Jose Guadalupe

VIOLENCIA Y  AGRESIVIDAD

La  violencia es un problema grave, es una de las  principales causas de muerte en todo el mundo y es considerada como un asunto  de salud psicosocial, ha alcanzado niveles preocupantes y de gran impacto  porque atraviesa fronteras raciales, de edad, religiosas, educativas y  socioeconómicas.

No es fácil ofrecer una  definición de violencia, que sea lo suficientemente amplia para abarcar todas  sus manifestaciones. Sin embargo, es un buen inicio entender que el poder y la  violencia integran una díada presente en la historia de los seres humanos. La  palabra “poder” tiene dos acepciones: una vinculada a la potencia creativa  (“Puedo hacer esto”) y la otra al dominio (“Tengo poder sobre  ellos”),  (Hernáez, 2001). El poder,  según  Michel Foucault es algo que se  ejerce, atraviesa y produce a los sujetos, no se posee, ni se puede tomar, está  presente en cualquier manifestación humana.

Está profundamente enraizada en el  poder que pone su acento en el dominio, y es esta forma la que predomina en  nuestra cultura. La violencia entonces, se aprende, se reproduce, y siempre es  una forma de ejercicio del poder. Son las relaciones de dominación, opresión y  explotación (clase, etnia, género, nacionalidad, religión, territorio,  gobierno, etc.) las que crean el espacio social para la violencia.

Se entiende por violencia a  aquellas situaciones en las que alguien se mueve con relación a otros en el  extremo de la exigencia de obediencia y sometimiento de una persona en contra  de su voluntad, cualquiera que sea la forma como esto ocurra. Es un ejercicio  de poder y autoridad que ofende, perjudica y quebranta los derechos de la  persona, ya que ocasiona daño, lesión, incapacidad, incluso puede provocar la  muerte. Existe un arriba, donde está quien ejerce el poder y existe un abajo,  quien se somete a ese poder, esto puede ser real o simbólico (Bonino, 1995,  Razo, 2004, López Mora, 2003, Velásquez, 2003 y Torres, 2001).

La violencia puede adoptar la siguiente caracterización:

  • Violencia Física

Es la más evidente porque el daño  producido se marca en el cuerpo de la víctima. Se puede utilizar alguna parte  del cuerpo, algún objeto, sustancia o arma de fuego o punzocortante (Torres,  2001, Martínez, 2004, Morales, 2004, et al.).

  • Violencia psicológica

Produce daño en la esfera  emocional, se vulnera la integridad psíquica a través de actos u omisiones  repetitivos. Entre los medios utilizados puede mencionarse la mordacidad, la  mentira, la ridiculización, el chantaje, los sarcasmos relacionados con el  aspecto físico, las ideas o los gustos de la víctima, el silencio, las ofensas,  las bromas hirientes, el aislamiento y las amenazas de ejercer otras formas de  violencia (Torres, 2001, Martínez, 2004, et al.).

*Violencia sexual

Encontramos a la violación como  la más evidente, consiste en la introducción del pene en el cuerpo de la  víctima, ya sea en la vagina, en el ano o en la boca, mediante el uso de la  fuerza física. La penetración vaginal o anal con un objeto o con una parte del  cuerpo distinta al pene también es considerada como una violación. Además se  incluyen en esta categoría los tocamientos en el cuerpo de la víctima,  obligarla a tocar el cuerpo del agresor y en general a realizar prácticas  sexuales que no desea, burlarse de su sexualidad y acosarla (Torres, 2001,  Morales, 2004, et al.).

  • Violencia patrimonial

Es cualquier acto u omisión que afecta la  supervivencia de la víctima. Se manifiesta en: la transformación, sustracción,  destrucción, retención o distracción de objetos, documentos personales, bienes  y valores, derechos patrimoniales o recursos económicos destinados a satisfacer  sus necesidades y puede abarcar los daños a los bienes comunes o propios de la  víctima.

  • Violencia económica

Se refiere a la disposición  efectiva y al manejo de los recursos materiales (dinero, bienes, valores) sean  propios o ajenos, de forma tal que los derechos de otras personas sean  transgredidos (Torres, 2001).

  • Violencia escolar

La violencia que se vive en la  escuela es también conocida como bullying, denominación anglosajona que se  refiere al fenómeno donde un estudiante es agredido o se convierte en víctima  cuando está expuesto de forma repetida y durante un tiempo a acciones negativas  que lleva a cabo otro estudiante o varios de ellos. Lo que está en juego en el  bullying es el  deseo humano por dominar  al otro, al semejante: gozar con su desgracia aunque ésta sea auto-infligida  (Lodeiro, 2009, Rivero, 2006).

La mayor parte de las manifestaciones  de violencia son jaloneos, pellizcos, golpes, coscorrones, aventar objetos,  rayar o pintar el cuerpo, poner el pie para que se tropiece, no dejar sentar en  la banca, cachetadas, aventarles el balón a las mujeres y darles nalgadas  (Valadez y González, 2007).

Es muy usual también los  insultos, las burlas, las críticas, el poner apodos, mandar recados escritos o  por celular obscenos y/o de connotación sexual como palabras altisonantes,  también se presentan las injurias, las calumnias, discriminar, marginar,  criticar, chantajear.

Valadez y González (2007),  señalan que en la escuela también se vive violencia a la propiedad y se  manifiesta a través del robo de dinero y de celulares, quitar lo que compran  para comer, plumas, lápices, cuadernos, rayar o maltratar los trabajos y hasta  la extorsión.

Respecto a la violencia sexual,  en este ámbito, se pueden ubicar los besos “robados” que en inicio son  dirigidos en las mejillas con la intención de besar en la boca, jalar la ropa  interior, tocamientos, frotamientos, manoseo, palmadas, roces, mostrar imágenes  pornográficas, “bajar por los chescos” que implica agarrar la cabeza y obligar  a agacharse y acercarse a que toquen con la cara los genitales del otro”  (Valadez y González, 2007, Prieto, 2005, Savedra, Villalta y Muñoz, 2007, et.  al.)

Una variante: Acoso y hostigamiento

El Acoso es la forma de violencia  en la que, si bien no existe la subordinación real, hay un ejercicio abusivo de  poder que conlleva a un estado de indefensión y de riesgo para la persona,  independientemente de que se realice en uno o varios eventos.

El Hostigamiento es un ejercicio  del poder, una relación de subordinación real de la víctima frente al agresor  en los ámbitos laboral y/o escolar. Se expresa en conductas verbales, físicas o  ambas, relacionadas o no con la sexualidad.

Se convierten en una forma de  violencia porque producen molestia y desagrado, porque invaden la esfera de  intimidad de la persona, llega a controlar sus movimientos y porque, en pocas  palabras, transgrede su voluntad (Hernáez, 2001).

Visualizar el acoso y  hostigamiento en el ámbito laboral  y  escolar como problema, construirlo como concepto que pueda dar cuenta de  una  infinidad de situaciones como  depresión, ausentismo, disminución de la productividad, problemas de salud,  problemas en la vida familiar, entre otros, significa empezar a conocer más la  realidad, no es solo un derecho, sino también una obligación.

Para abordar el acoso y  hostigamiento que se presenta en el ámbito laboral y escolar se requiere un  abanico de medidas para enfrentar el problema. La situación debe ser puesta en  evidencia, y quienes cometen estos actos deben responder por ello.

 

Referencia: http://www.zonalibredeviolencia.ipn.mx/

 

Documentos de interes Portales relacionadas con el tema
  • También contamos con el Centro de Documentación   en Género que tiene materiales en línea factibles de descargarlos o consulta en   sitio y préstamos terbibliotecarios http://cedoc.inmujeres.gob.mx/

 

Brigadas contra la violencia Documentos:

El consumo de drogas y la violencia

La agresividad desde el punto de vista de la psiquiatría