Universidad Veracruzana

Skip to main content

Editorial | Vol. 6 | No. 1 y 2

El momento actual, no es únicamente un tiempo para reflexionar sino que es una coyuntura para recapitular, cuestionar, y cambiar los presupuestos teóricos y modelos que permitan a las ciencias sociales, incluyendo a la psicología, analizar a un mundo complejo, interconectado, con  procesos de migración, de pauperización, de desempleo, de incremento de epidemias y de enfermedades fisiológicas y psicológicas. En el momento actual, dada la crisis económica, los desastres naturales y los conflicto bélicos y la inestabilidad social que esta generan, existe una fuerte demanda, por un lado para evaluar y reflexionar acerca de las aproximaciones teóricas y acerca de su utilidad para proporcionar intervenciones acordes a las necesidades sociales; y por otro, la investigación y la creación de modelos y aproximaciones teórico-metodológicas que propongan nuevas maneras para entender la complejidad social y de las cuales se deriven intervenciones individuales, grupales y comunitarias eficientes. Así, dentro de los campos de la Psicología se está trabajando con nuevos abordajes a problemáticas como la violencia, el trauma, el suicidio, enfermedades. Además, el trabajo se orienta con el planteamiento de nuevas propuestas epistemológicas.

El contexto social demanda alternativas que contengan metodologías innovadoras, que traten de responder con una epistemología compleja, que tenga una mirada transdisciplinaria. Las investigaciones incluidas pertenecen a investigadores que están buscando alternativas creativas que se construyen desde los  participantes, los cuales en el proceso recuperan sus conocimientos y generan alternativas de cambio.

La ciencia es un proceso social a través del cual se produce conocimiento. Así el conocimiento debe circular, convertirse en una herramienta a ser  reflexionada, probada, apropiada o rechazada por los actores sociales. La  vigilancia epistemológica concebida como el mantener una mirada analítica acerca de las consecuencias que se genera a partir de  las intervenciones derivadas de alguna propuesta teórica,  es indispensable pues que sin ella, el conocimiento podría tener efectos negativos y sostenerse por no ser evaluado ni criticado.

La ciencia es una propuesta elaborada en un momento histórico, que tiene que estar en constante evaluación y a prueba. Los conocimientos separados de los participantes, creados en un vacío social, como son muchos de los conocimientos generados en la ciencia positiva, si no se prueban, se desconstruyen (desarman), se analizan y se evalúan los resultados, al circular obtienen un estatus de verdad, sin tenerlo al estar desligado el propio proceso de producción de conocimientos de los actores sociales involucrados. Por lo tanto la teoría corre el riesgo de dogmatizarse, si los investigadores y participantes no mantienen una postura autorreflexiva, de autocrítica y de vigilancia acerca de los efectos que sus desarrollos teóricos tienen en el contexto social.

La Revista de Procesos Psicológicos y Sociales tiene entre otros propósitos el de contribuir a la circulación del conocimiento, constituyéndose en la vía para dar acceso a aquellos grupos de investigadores y participantes comprometidos en generar procesos de análisis y de reflexión crítica, a que den a conocer sus propuestas. Así, para los números de este año, se han incluidos artículos cuya metodología es participativa, cuya propuesta teórica está inspirada en la creación de nuevas alternativas con lo que se espera que los lectores se vuelvan parte del círculo social en el cual el conocimiento pasa del concreto pensado a concreto real/social para generar otros conocimientos, otras propuestas innovadoras.

La Dirección de la Revista.

Enlaces de pie de página

Ubicación

Manantial de San Cristóbal s/n
Xalapa 2000 C.P. 91097
Xalapa-Enríquez, Veracruz, México

Redes sociales

Transparencia

Código de ética

Última actualización

Fecha: 12 abril, 2024 Responsable: Dra. Vicenta Reynoso Alcántara Contacto: vreynoso@uv.mx