Fundamentos del Programa

Orientación

Investigación.

Justificación

 La industria química en los años 2014 y 2015 generó 1.8% del PIB nacional e incrementó su participación en 2019 generando el 2%. En el mismo año, se registró un volumen de importaciones de 28.50 megatoneladas contra 20.76 de producción y 8.16 de importación. En 2018, 43.5% de las materias primas y auxiliares utilizadas por esta industria fueron importadas, por lo que alrededor de 56.5% fueron de producción nacional. Por lo tanto, el principal reto que enfrenta hoy la industria química es la consolidación de un abasto competitivo suficiente de energía y materias primas que soporte su crecimiento sostenido, y por ende el fortalecimiento de la economía nacional cumpliendo con los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de la Agenda 2030. Estos desafíos actuales de la ingeniería química empatan totalmente con los objetivos macroeconómicos de la actual administración definidos en el Programa Institucional del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático 2020-2024 y en la actualización de la estrategia de transición para promover el uso de tecnologías y combustibles más limpios, en términos de la Ley de Transición Energética.

Por otro lado, es importante mencionar que, en 2019, las industrias químicas se ubican principalmente en 10 estados de la República, los cuales concentran el 80.3% de esta industria. La Ciudad de México concentra el 11.1%, el Estado de México, 20.6%, Guanajuato, 11.4%, Nuevo León, 11%, Jalisco, 8.5%, Tamaulipas, 4.5%, Veracruz, 3.9%, Querétaro, 3.9%, Coahuila, 2.9%, y San Luis Potosí 2.5%. Considerando que el Estado de Veracruz, aportó al PIB nacional, 4.5% en 2018 con aportaciones de las actividades primarias, secundarias y terciarias representando 4.7%, 5.1% y 2.2% del PIB respectivamente, ocupando el quinto lugar a nivel nacional. También el Estado se distingue por poseer los principales complejos petroquímicos como PEMEX, BRASKEM, IDESA, CELANESE, INNOPHOS, CLARIANT, MEXICHEM, SALES DEL ISTMO, entre otras, quienes en forma conjunta con las empresas privadas producen más del 80% de los productos petroquímicos del país. Es importante mencionar, que todas empresas se encuentran en la Ciudad de Coatzacoalcos, Veracruz, donde tiene su origen el posgrado. Además, en el año 2019, de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario (SEDECOP), el estado recibió por concepto de inversión extranjera directa, 46% en el primer trimestre, considerablemente mayor con respecto al trimestre del año anterior, en el cual recibió el 5.64 % (573.58 millones de dólares del total del país que es de 10 mil 161.9 millones de dólares).

En cuanto al sector privado, 202 empresas en 2017 son registradas en el RENIECYT y el Estado cuenta con 9 parques industriales, 2 parques portuarios y 41 incubadoras de empresas. El Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) de la Secretaria de Economía identifica los sectores estratégicos: productos químicos, agroindustrial y metalmecánica como clave y los sectores: energía, productos de la construcción, servicios logísticos y puertos, servicios médicos como futuros para el estado. Por lo que el Estado representa un potencial económico y de innovación tecnológica importante, siendo sus sectores más relevantes la industria petroquímica, energía, turismo, comercio y agronegocios por contar con más de 700 kilómetros de costa, 10 puertos marítimos los cuales abren una gran puerta de México hacia el Atlántico. Además, las ciudades de Coatzacoalcos, Veracruz y Salina Cruz, Oaxaca, forman parte del Corredor Interoceánico (CI) del Istmo de Tehuantepec. El CI es un mecanismo para fomentar el crecimiento económico y social en las entidades con rezago económico, pues las empresas que en ellas se instalen, recibirán incentivos fiscales para promover la inversión productiva, la formación de capital humano y la capacitación de los trabajadores.

De lo anterior, se consta que la ingeniería química en México como en el Estado de Veracruz ha sufrido una importante evolución económica y para volverse competitiva necesita diversificarse en diversos sectores realizando un gran impulso sobre el manejo de la energía, uso óptimo de materias primas y desarrollo de procesos de producción sostenibles debido a la preocupación social, ética y ambiental. Para enfrentar los desafíos de la industria química mexicana en el siglo XXI, los profesionistas requieren, de pensamiento estratégico para desarrollar iniciativas y ser administradores, de manera adicional a una sólida preparación académica. Para lograr estos objetivos, es necesario fortalecer la ciencia, el desarrollo tecnológico y la innovación. En el estado de Veracruz, los principales actores de este desarrollo son la Ley de Fomento a la Investigación Científica y Tecnológica de Veracruz, el Consejo Veracruzano de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico (COVEICyDET), el plan estatal de desarrollo 2019-2024, las empresas, las instituciones de investigación y universidades. Cada año, el CONACyT, en asociación y estrecha vinculación con el COVEICyDET, convocan estudiantes para otorgar becas para la formación de recursos humanos de alto nivel en programas de posgrado de calidad en el extranjero con el objetivo principal de consolidar capacidades regionales y nacionales que impulsen el desarrollo científico, tecnológico y la innovación, para contribuir al progreso del país y al incremento de la competitividad.

El Doctorado en Ingeniería Química adscrito a la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Veracruzana del campus Coatzacoalcos cuenta con un NAB de alta formación profesional (11 miembros: 9 SNI 1 y 8 con reconocimiento perfil PRODEP) para formar talentos en el área de la ingeniería química desarrollando 2 LGAC impactando en los sectores claves estratégicos y futuros conforme al análisis de necesidades del entorno local, regional y/o nacional (análisis de pertinencia), así como del mercado laboral, realizado en el año 2018 por el Centro de Estudios de Opiniones y Análisis de la Universidad Veracruzana. De hecho, la Ingeniería Química se encuentra en la convergencia y la interfaz de varias disciplinas. Estos son principalmente: termodinámica (ciencia del calor, máquinas térmicas y sistemas de equilibrio de la ciencia), fenómenos de transporte (mecánica de fluidos), formulación, biotecnología, cinética química y catálisis. El campo de investigación abarca tanto los fundamentos y aplicaciones, incluyendo la tecnología en un enfoque multidisciplinario sistémica e integrada a la comprensión, el diseño y el funcionamiento óptimo de todos los procesos complejos que ocurren en diferentes escalas de espacio y de tiempo en la cadena de producción. Éstas van desde nano y microescalas para procesos moleculares, partículas y acoplamientos entre reacciones (bio)químicas y fenómenos de transporte y transferencia de materia y calor a las escalas meso, macro y mega de unidades de producción industrial en lote o procesos continuos controlados. Por eso, el programa de doctorado desarrolla dos LGAC en completa adecuación con las características de investigación en el área de la ingeniería Química. Además, el Programa cuenta con académicos de las siguientes áreas de formación: Ingeniería química, química analítica, física, matemáticas, química de los materiales, electrónica y robótica e hidrología, por lo que el NAB forma un equipo interdisciplinario y complementario que permitirá desarrollar los ejes transversales de las LGAC teniendo presencia activa en el campo de la Ingeniería Química.

Durante los últimos cinco años, los miembros del NAB han generado 59 artículos científicos, de los cuales el 75 % están relacionados en temáticas de Transición energética” y 20 % en temas de “Agentes tóxicos y procesos contaminantes”, el resto en temas de “Agua”. Cerca del 98% de la producción científica está relacionada a los PRONACES y todos con alto nivel de índice de impacto, posicionando la presencia del NAB a nivel internacional (de acuerdo con el Journal of Citation Reports). En los últimos 3 años, se ha establecido colaboración con el sector industrial y social de la región, plasmados en la generación de convenios, con la empresa MEXICHEM y con el Corredor Interoceánico. A nivel nacional, se ha establecido un convenio de colaboración académica con el Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), y a nivel internacional, con el Instituto Tecnológico Metropolitano Medellín en Colombia. De ambas colaboraciones se han obtenido publicaciones científicas de alto impacto, así como la movilidad académica y estudiantil. Además, se ha sometido una patente a registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), lo que demuestra el interés del NAB en llevar a cabo investigación aplicada con pertinencia social y tecnológica. Los miembros del NAB cuentan con experiencia en el desarrollo de proyectos de investigación financiados relacionados con los PRONACES o afines como son: un proyecto de ciencia básica 2015, 1 proyecto del Programa de Estímulos a la Innovación en 2016, 1 proyecto de Manejo de uso de equipo de supercómputo en 2020 y 2 proyectos de Fortalecimiento de Cuerpos Académicos de PRODEP.

Misión

Formar investigadores con una preparación científica y profesional en el campo de la ingeniería química, capaces de realizar investigación original y multidisciplinaria, con amplio sentido creativo, crítico, ético y humanístico, que les permita contribuir a la generación y aplicación de conocimientos acorde a las necesidades sociales y oportunidades de desarrollo del estado y del país.

Visión

Ser un programa de estudios de posgrado de excelencia, que impulsa la generación de conocimiento científico y el desarrollo tecnológico en el campo de la ingeniería química, con líneas de generación y aplicación del conocimiento consolidadas, que permitan elevar dicho desarrollo tecnológico y la educación de calidad del estado de Veracruz y del país.

Objetivos Curriculares: Humanos, Sociales, Profesionales e intelectuales

Formar recursos humanos de alto nivel que sean capaces de realizar investigación original y multidisciplinaria con sustento científico, con amplio sentido creativo, crítico, ético y humanístico, que sean capaces de impulsar el desarrollo tecnológico y la educación, con un enfoque sostenible, en temas relacionados con el área de la ingeniería química.

Objetivos específicos
  • Desarrollar la investigación en el área de la ingeniería química fortaleciendo la cultura científica, tecnológica y de la sustentabilidad.
  • Promover la vinculación con los sectores social y productivo y con ello aumentar la pertinencia, mejorar la competitividad de los procesos y productos industriales.
  • Proponer y analizar objetivamente el desarrollo de proyectos de investigación aplicados en los diferentes campos de la ingeniería química, donde se genere conocimiento de frontera y/o desarrollo tecnológico, para atender las diversas problemáticas de los diferentes sectores sociales y productivos.
  • Evaluar, analizar, diseñar, modificar y optimizar procesos químicos y biológicos que permita la innovación y desarrollo de tecnología sustentable, con valores de compromiso y responsabilidad del conocimiento para generación de bienestar social.

Metas

  • Lograr una eficiencia terminal del 80% por cohorte generacional.
  • Que al menos el 80% de los estudiantes por cohorte generacional, realicen movilidad nacional o internacional
  • Que al menos el 80% de los estudiantes por cohorte generacional, participen cada año como ponente o asistente en eventos académicos nacionales.
  • Que al menos el 40% de los estudiantes por cohorte generacional, participen en un evento internacional durante los 4 años de su formación profesional.
  • Que el 70% de los miembros del NAB cuenten con capacitación en el modelo enseñanza-aprendizaje centrado en el estudiante por competencias por lo menos cada dos años.
  • Se producirá al menos un producto por año (artículos, libros, capítulos en libros, trabajos presentados, participación en congresos) por miembro de NAB.