De gatos negros, estrellas y humanos: VEINTE RAZONES PARA DIVULGAR LA CIENCIA

image-1Se suele decir por ahí que la ciencia está en todas partes.  Solo basta ver a nuestro alrededor. Cada día los medios de comunicación nos presentan nuevos avances científicos, nos hablan del cambio climático, de la nanotecnología o de las vacunas, por ejemplo. Los contenidos científicos y tecnológicos están permeando en nuestra sociedad y sus actividades, y es aquí donde cobra importancia el comunicar la ciencia.  ¿Para qué llevar la ciencia al público? Algunos sugieren que de esta manera podremos apreciar los frutos de la ciencia y también, comprender sus procesos y su forma de entender el mundo.  Sin embargo, comprender la sociedad tecnificada en la que vivimos es solamente una razón de tantas para abocarse a comunicar la ciencia.  Si profundizamos en otras justificaciones podremos observar una gama de aproximaciones.  Desde visiones prácticas hasta las más idealistas, comunicar ciencia es una actividad que nos lleva no solamente a entender nuestras vidas y sus acontecimientos sociales y materiales,  sino también a pensar más allá de nosotros, desde microorganismos microscópicos hasta los grandes ecosistemas.

En esta ocasión la escritora, editora y guionista Norma Lazo comparte con nosotros 20 razones importantes para divulgar la ciencia. Desde una perspectiva fresca, a través de reflexiones sobre nuestra cotidianidad, la ganadora del Premio Nacional de Literatura José Fuentes Mares por la novela El dolor es un triángulo equilátero, nos conduce por un camino que alimenta nuestro espíritu crítico y nos ayuda a cuestionar nuestras creencias acerca del mundo en que vivimos. En la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU 2014) de la Universidad Veracruzana, Norma Lazo habló de un mundo que va más allá de los gatos negros, las estrellas y los humanos. A continuación, el texto.

VEINTE RAZONES PARA DIVULGAR LA CIENCIA

image-1 (3)1) Primero que nada porque la gente tiene derecho a conocer lo que se ha logrado averiguar acerca de cómo funciona el mundo natural y el universo. Cómo es que hemos llegado a ser como somos, qué lugar ocupamos en el espacio, en el tiempo y dentro de la naturaleza viva.

2) Porque es más maravilloso conocer cómo funcionan las estrellas, cómo se forman, qué destino tendrán, inclusive cómo llegamos a saberlo estando tan distantes; todo esto es más sorprendente que pensar que puedan tener alguna influencia en la suerte que nos depara el horóscopo o si somos compatibles con Sagitario.

3) Porque es más asombroso y conmovedor conocer cómo funciona la naturaleza, que darlo todo por un hecho sobrenatural y mágico con explicaciones simples que la humanidad imaginó cuando no sabía nada. Sin embargo, hoy en día esas ideas siguen siendo preponderantes.

4) Porque nos ubica y sitúa en la naturaleza. Porque nos ayuda a percibir lo singular y a la vez lo común que somos en el universo.

5) Porque en general las personas son más conscientes respecto del medio ambiente mientras más saben de ciencia y, al mismo tiempo, se puede disfrutar más la vida cuando somos conscientes de lo efímera que es y del espacio tan minúsculo que ocupamos en el universo.

6) Porque conocer el comportamiento animal nos puede situar mejor respecto de lo que somos y así dar cabida a una actitud más amigable y de respeto hacia todas las especies.

7) Porque la ignorancia nos masifica y facilita que nos manipulen.

8) Porque nadie ha emprendido una guerra en nombre de la ley de la gravedad o contra el ADN.

9) Porque ya es tiempo de que en los aviones exista la fila 13 o en que los edificios no salten del piso 12 al 14, como si en realidad dejaran un piso vacío —lo cual no hacen por obvias razones económicas.

10) Porque es mejor enseñarle a un niño a prepararse para un examen, y luego para la vida, que enseñarle a rezar o a consultar su horóscopo sin enfrentar las situaciones de manera responsable.

11) Porque es mejor intentar conocer al prójimo por lo que siente, piensa, dice, hace y comparte, que conociendo su signo zodiacal.

12) Porque es más rico pensar por sí mismo que dejar que los demás implanten prejuicios en nuestra mente sobre cómo deberían ser o no ser los seres humanos.

13) Porque es más interesante el número PI, y por tanto lo que éste representa y significa en la naturaleza, que cualquier otro número “favorito” o número de la “suerte”.

14) Porque desde la ciencia se tiene una perspectiva diferente de lo sobrenatural. Saber de ciencia es un disfrute y a la vez un reto para la imaginación.

15) Porque nos lo agradecerán los gatos negros que son hermosos y no son de mala suerte.image-1 (2)

16) Porque la ciencia nos ilumina y nos permite ver la realidad a través de una ventana de raciocinio y conocimiento verídico.

17) Porque la ciencia arroja luz en forma de preguntas y respuestas iluminando las dudas y temores de los seres humanos.

18) Porque todos tenemos derecho a disponer de las herramientas necesarias para librarnos de los modernos y antiguos engaños que manipulan y culpabilizan al ser humano.

19) Porque es trascendental para ubicar al ser humano en su contingencia sin pretender ser una divinidad que desciende de otra divinidad.

20) Porque todos los seres humanos tienen derecho a tener fe y creer en lo que consideren importante para su desarrollo espiritual, pero siempre asumiendo que sus creencias son contingentes y los demás tienen derecho a sus propias creencias, y esto solo se conseguirá a través de la ciencia.

 

Descargar versión impresa

Comentarios y preguntas: dcc@uv.mx

Ilustración: Sergio A. Segura Medrano