Historia

El Centro de Investigaciones Biomédicas,  se estableció como una entidad de la Universidad Veracruzana adscrita a la Dirección General de Investigaciones en marzo de 2010, por una necesidad de impulsar la investigación biomédica en nuestra Universidad, para atender, generar y difundir el conocimiento de los principales problemas de salud que afectan a la población. Su fundación fue aprobada y avalada por los cuerpos colegiados correspondientes en  un  marco de  legalidad siguiendo los  principios legales y éticos que rigen nuestra Universidad. La investigación básica en ciencias biomédicas es prioritaria para la generación, difusión y transferencia de conocimiento para el bienestar humano. Esta investigación se apoya en una amplia gama de disciplinas desde el nivel celular, como bioquímica, biología molecular e ingeniería genética, hasta el nivel organísmico, como fisiología, farmacología, psicofisiología, toxicología e inclusive contaminación del medio ambiente, entre otras.  Surgiendo así  la  necesidad de  espacios donde docentes e  investigadores compartan información y espacios propicios, que contribuyan a impulsar la investigación en el campo de la biología experimental, la biotecnología y la biomedicina, además de impartir docencia de excelencia a nivel de licenciatura y posgrado. Desde su inicio, un grupo de 10 investigadores han sido los responsables de dar el soporte académico y crear el DCB, el cual desde su implementación ha tenido gran demanda y ha sido reconocido como posgrado de calidad por el CONACYT.

El CIB contribuye en el proceso de descentralización de la investigación en nuestra Universidad, que actualmente se concentra en la ciudad de Xalapa. Para ello se propone una estructura de investigadores titulares e investigadores asociados. Los titulares se encuentran físicamente en las instalaciones del CIB, mientras que los asociados pertenecen a otras dependencias de nuestra Universidad. Con esto se origina  una  red  amplia  de  investigadores que  continúan  apoyando  las  labores académicas que desempeñan actualmente y al mismo tiempo formen parte de un grupo académico de excelencia con objetivos académicos comunes. Así, se apoyan los planes y programas propios del CIB y se fortalecen las dependencias de los investigadores asociados, generando un sinergismo entre las entidades participantes sin debilitar las dependencias ya existentes. De esta manera, se pretende lograr una optimización tanto de personal altamente capacitado, ya existente en nuestra Universidad,  de  instalaciones,  equipo  y  de  recursos  materiales  dirigidos  a  un objetivo común: implementar líneas de trabajo colaborativo para mantener el perfil de excelencia del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), apoyar la docencia a nivel de licenciatura y de posgrado, y la formación de recursos humanos.

La función sustantiva es la generación, aplicación y difusión del conocimiento en el campo de la biomedicina y a la formación de investigadores con perfil de excelencia a través del Doctorado en Ciencias Biomédicas, de acuerdo a los parámetros establecidos por el Programa Nacional de Posgrados de Calidad y el Sistema Nacional de Investigadores del CONACYT.

 

Foto_1-300x300