¿Cómo publicar a través de la Dirección General de Editorial? - Producción Editorial

Universidad Veracruzana

¿Cómo publicar a través de la Dirección General de Editorial?

17 Enero, 2013 Autor:Julio David Ortiz Riveros

Libros

Guía para la presentación de textos con vistas a publicación.

Esta guía ha sido elaborada con la finalidad de orientar a las personas interesadas en someter sus obras al dictamen del Consejo Editorial de esta universidad, con vistas a su posible publicación, y de dar así un carácter uniforme a los textos que con esta finalidad se elaboren. Esta serie de especificaciones están encaminadas tanto a establecer un criterio genérico como a facilitar el trabajo técnico de su edición.

  1. Un señalamiento de orden general consiste en especificar que los trabajos presentados deben contar con una buena redacción. Esto significa que los pensamientos expresados en el texto deben reunir exactitud, claridad y congruencia.
  2. . El autor debe ser consciente de la importancia que tiene la correcta presentación de su trabajo. Un original bien presentado facilita enormemente la tarea de cuantos han de manejarlo con posterioridad.
  3. El original, acompañado de dos copias y su versión digital en diskette o CD, se presentará en hojas numeradas, tamaño carta (21.59 cm de ancho por 27 .94 cm de largo), de papel blanco y opaco, de primera clase (lo que se entiende normalmente como papel Bond, con un peso mínimo de 36 kilos el millar); impresas por una sola cara, a un espacio y medio, en programa Word, con letra Times New Roman de 12 puntos con márgenes (superior, izquierdo, derecho e inferior) de 2.5 cm, y con un total de entre 27 y 29 líneas, compuestas éstas por 60 espacios o golpes. Las notas a pie de página deben ir a un espacio, con letra Times New Roman de 10 puntos. El autor deberá evitar el empleo de tabuladores, centrar títulos y subtítulos y cualquier otro procedimiento para la formación de las páginas, excepto las marcas tipográficas (cursivas, negritas, versales o mayúsculas, etc.). Es importante que los discos lleven adherida su respectiva etiqueta en la que se consignarán los datos del autor y la lista de los archivos. Así mismo en la impresión original sí se conservarán las indicaciones tipográficas y de estilo inherentes a la obra misma. No deben presentarse originales impresos en computadora que carezcan de los tipos necesarios (tildes o acentos, apóstrofos, etcétera).
    Cabe señalar que los signos y espacios también se cuentan, y que debe evitarse rellenar los espacios con guiones a final de cada línea; el uso del guión debe limitarse a indicar las divisiones o uniones de palabras. Estas características deben mantenerse a lo largo del texto, y valen así mismo para las notas, la bibliografía, los apéndices y otros complementos del original.
    Las gráficas, ilustraciones, cuadros o fotografías (en caso de que los lleven) deberán estar ordenados, numerados y con la indicación de la cuartilla donde deban insertarse.
  4. Los originales deberán conservar la estructura tradicional de presentación inherente a todos los libros, con la finalidad de permitir la fácil consulta o identificación de cada una de sus partes:
      1. Titulillo. Se escribirá en una sola hoja con el título de la obra, sin otro dato adicional a excepción hecha del subtítulo. Se colocará centrado, en la parte superior de la cuartilla, subrayado; el título irá en 16 puntos, en cursivas y negritas.
      2. Portadilla. Nombre de autor o autores (o editores, compiladores, preparadores, etc.). Los nombres, con sus apellidos, se escribirán con altas y bajas (esto es, mayúsculas y minúsculas) en la parte superior, centrado; deberá ir en 16 puntos, en negritas.
        El título de la obra se anotará al centro. Éste deberá escribirse con altas y bajas, sin que necesariamente las letras iniciales se escriban con altas (salvo en el caso de nombres propios; ejemplo: El coronel no tiene quien le escriba, y no: El Coronel no Tiene Quien le Escriba, salvo en el caso de nombres propios: La muerte de Artemio Cruz). El puntaje de la tipografía deberá ser de 14 puntos, en cursivas y negritas.
        Cuando se trate de una traducción, deberá escribirse el título de la traducción castellana (en caso necesario, los títulos alternativos), el título de la obra original, la edición de la que se traduce y el nombre del traductor; el título debe conservarse siempre en cursivas y el nombre del autor y del traductor en redondas.
        El subtítulo, cuando lo haya, se escribirá abajo del título, en altas y bajas, en cursivas y en 12 puntos.
      3. Las dedicatorias, epígrafes o agradecimientos se escribirán en altas y bajas, en cursivas y en un tamaño de 8 puntos.
      4. Los encabezados de la presentación, la introducción, el prólogo o la nota preliminar, de acuerdo con el caso específico, se escribirán en altas y bajas, centrado y en negritas y en 14 puntos.
      5. Los capítulos, subcapítulos, incisos u otras divisiones que conforman el todo de la estructura de la obra deberán atenerse a la siguiente jerarquía (salvo en el caso de una disposición especial): los nombres de los capítulos irán en una sola cuartilla, al centro, en altas y bajas y en negritas, en 14 puntos; los subcapítulos y demás irán en la parte superior, de la hoja, en altas y bajas y en negritas, en 12 puntos y con un colgado (o espacio en blanco entre éstos y el cuerpo del texto) de 3 cm aproximadamente.
      6. «Las citas», cuando sean de una extensión de hasta 4 líneas, deberán ir dentro del cuerpo del texto, entrecomilladas « »), utilizando las comillas convencionales o dobles (“) para las citas incluidas en el interior de otras citas. Si tienen 5 líneas o más, se separarán del cuerpo del texto sin comillas ni subrayado, con un interlineado de cuerpo de un solo espacio en 10 puntos, dejando una línea en blanco antes y otra después. Sus márgenes izquierdo y derecho deberán tener un espacio de 1.27 cm más amplio que el del cuerpo del texto.
        Un aspecto importante a considerar es el hecho de respetar la sintaxis y ortografía del autor; en caso de algún uso infrecuente por parte del autor citado se puede añadir un (sic) después de cada palabra escrita de forma poco común. Si se desea resaltar ciertos pasajes de la cita se pueden subrayar o escribir en cursivas, añadiendo, al final de la frase y entre paréntesis (el subrayado es mío).
        De igual importancia es el uso de los puntos suspensivos en el caso de que se realicen transcripciones incompletas (al inicio o al final de cada frase o párrafo citado).
      7. Las notas a pie de página deberán presentarse de esta manera: las llamadas de nota deberán indicarse con asteriscos o números volados o en superíndice –esto es, que se elevan ligeramente sobre el nivel de la línea–, y con un carácter de 8 puntos, sin puntos ortográficos ni paréntesis.
        No deben confundirse las notas a pie de página con las referencias bibliográficas. Las notas sirven para hacer aclaraciones fuera del texto (del propio autor, del traductor o del editor). Las notas se presentan al pie (esto es, en la parte inferior) de la misma cuartilla, a renglón sencillo y separadas ligeramente del cuerpo del texto por un espacio en blanco o por una media pleca (línea divisoria).
      8. Las referencias bibliográficas se incluirán cuando en el libro se mencionen otras obras. El escritor remite a otras fuentes que enriquezcan la discusión de su trabajo. Ya sea que se coloquen a pie de página o al final del capítulo o del libro, siempre se indican con número arábigo volado (1) o superíndice.
        Dichas referencias deberán comenzar siempre con el nombre del autor, seguido por sus apellidos; luego el título del libro o el nombre de la revista, el «nombre del artículo», el nombre de la editorial, el nombre de la colección, el lugar y el año de publicación, así como el número de la página de donde se extrae la cita, o el número de páginas totales del libro en caso de que sólo se cite una idea en general.
      9. La bibliografía general se incluirá al final del libro, con la leyenda Bibliografía al centro y en la parte superior de la cuartilla en 14 puntos, y con un colgado de 3 cm aproximadamente del resto del texto.
        El apellido o los apellidos del autor se ordenan alfabéticamente y se componen en altas o versales, y el nombre, en altas y bajas. Después de una coma (,) aparece el título (y el subtítulo, en caso de que lo haya) en cursivas, o el «nombre del artículo» entrecomillado. Luego de una coma (,) se incluye nombre de la editorial, nombre de la colección, lugar y año de edición y número total de páginas del libro.
      10. Las ilustraciones (dibujos, gráficas, etc.) se deberán presentar sueltas y de manera separada del texto; éstas se clasificarán con un número o letra que se escribirá suavemente en el dorso, para evitar relieves en la superficie que va a reproducirse. En cada ilustración deberá anotarse título del trabajo, nombre del autor, número de la figura, tabla, etcétera.
        Las fotografías que acompañen al texto serán, preferentemente, en blanco y negro. Deben ser originales, es decir, no deben ser copias de otras. De preferencia, su formato debe ser 1.5 o 2 veces mayor al tamaño en que se va a reproducir. La superficie debe ser lisa, sin textura, y preferentemente mate, de contraste balanceado (ni demasiado bajo ni demasiado alto). Deben estar digitalizadas con una resolución de 300 dpi.
      11. El índice general deberá ir al final, con su leyenda centrada en negritas y en 14 puntos; se escribirán en altas o versales las palabras ÍNDICE, PRÓLOGO, INTRODUCCIÓN, NOTA PRELIMINAR, etc., pero en altas y bajas los nombres de los capítulos y otras divisiones. Deberá cuidarse que todos los datos se dispongan uniformemente.
      12. La tercera y la cuarta de forros presentarán datos proporcionados por el autor o autores y se destacarán aspectos del libro que sean de especial importancia. Para este propósito, las sugerencias del autor o de los autores resultan sumamente estimables, por lo cual se les solicita, en hoja aparte, un texto alusivo de no más de una cuartilla.

 

Fases del proceso editorial

El proceso editorial consta de cinco fases, las cuales son responsabilidad de la Dirección Editorial.

  1. De la Autoría: las Personas interesadas en editar una obra con nuestro sello editorial deberán primeramente informarse acerca de los requisitos que debe reunir su trabajo; tal información será proporcionada en la Dirección Editorial, situada en la calle Hidalgo N.-9, Col. Centro, Xalapa Veracruz, en donde, además, recibirán el formato de solicitud, que deberán llenar indicando las características de su obra y sus generales.
  2. De la Dirección Editorial. El autor hará entrega de su trabajo a la Dirección Editorial (el original acompañado de una copia y un oficio anexo). Una vez recibido el texto, será evaluado con el fin de determinar si cumple con los criterios mecanográficos fijados (véase la Guía para la presentación de originales anexa). En caso aprobatorio, la obra será remitida a los dictaminadores determinados por el Consejo Editorial, según el tema de la misma. Estos se encargarán de evaluar el texto, y luego lo turnarán a la Dirección Editorial para los trámites subsiguientes. La Dirección Editorial deberá informar al Consejo acerca de los resultados de los dictámenes a la mayor brevedad. Con el objeto de contar con un dictamen imparcial, se efectuarán dos dictámenes. Los dictaminadores no conocerán la identidad del autor, ni éste, a su vez, conocerá la de los dictaminadores que evaluaron su obra.
    Cuando se trata de colaboraciones para las revistas La Palabra y el Hombre y La Ciencia y el Hombre, conviene destacar que son sus respectivos Comités Editoriales los que avalan la publicación de los textos incluidos. El Director, o el Editor General, en su caso, es el responsable de su edición.
  3. Del Consejo Editorial: este organismo decidirá si la obra es aprobada para su publicación; para ello tendrá en cuenta los dictámenes de los dictaminadores.
    Una vez aprobada la obra, a solicitud de la Dirección Editorial, el autor acudirá a las oficinas de la misma para que se proceda a cubrir el aspecto legal, es decir, para que se firme el convenio respectivo que asegurará los derechos de edición y del autor.
  4. De la Coordinación de Producción Editorial: es donde se lleva a cabo prácticamente todo el proceso de edición.
    En primer término, personal especializado hará las correcciones de estilo pertinentes, cuando sea necesario, siempre en consulta con el autor; en segundo lugar, llevará a cabo su marcación tipográfica. Esa coordinación se encargará también de la formación del texto, es decir, lo ajustará tipográficamente a las características de las diferentes colecciones de libros; y se ocupará así mismo de diseñar los forros y la portada. Todo el proceso se efectuará siempre en consulta con la Dirección Editorial. El paso siguiente consistirá en enviarlo a la imprenta para la última fase, hecho que dependerá del presupuesto disponible en esa partida.
  5. De la imprenta: el envío a la imprenta (que se encargará de la formación de pliegos, negativos, placas o laminado y, acto seguido, de la impresión, la compaginación, la encuadernación y el refinado del libro) constituye la última fase de producción del proceso editorial. La universidad seleccionará, teniendo en cuenta dos factores: calidad y precio, la empresa que ha de efectuar la impresión y encuadernación del texto. Una vez concluido el trabajo, previa aprobación del Director de la Editorial, la edición en su conjunto será entregada a esa dependencia.
  6. De la distribución: tan pronto como la Dirección Editorial reciba la edición, pondrá en marcha el proceso de distribución, que en el caso de la Universidad Veracruzana se efectuará a través de diferentes canales, uno de ellos es la presentación y venta directa de cada libro con la presencia del autor; otro, su oferta a través del catálogo; y otro más, la colocación del texto en librerías con las que nuestra máxima casa de estudios ha establecido convenios; y por último, la exposición del producto en ferias y exposiciones, tanto en el interior del Estado como en las restantes entidades de la Federación, lo mismo que en la capital del país y aun en el extranjero.

 

Politica editorial

 

El objetivo de este documento es poner los principales lineamientos que configuran la política editorial de la Universidad Veracruzana a la disposición de la comunidad universitaria, a la de miembros de instituciones de docencia e investigación del país o del extranjero, y en general a la de todos aquellos creadores que tienen como tarea fundamental la generación del arte, el saber y el conocimiento. Es a partir de dichos lineamientos que se define la normatividad que exige la labor editorial de esta máxima casa de estudios; así mismo le permitirán enfrentar con eficiencia y solidez los retos que impone la moderna industria editorial. Con criterios de pluralidad y democracia, el Consejo Editorial de esta alma máter ha delineado el marco legal que sienta las bases para dar un cauce específico a todas aquellas propuestas que resulten dignas de pertenecer al fondo editorial de la Universidad Veracruzana.
Introducción

            Hoy en día las instituciones de educación superior no pueden permanecer como meras transmisoras del saber establecido ni definir su cometido como simples intermediarias entre éste y el alumnado. La vertiginosa dinámica de los tiempos obliga a las universidades modernas a constituirse en constantes generadoras de arte y conocimiento.
La Universidad Veracruzana se asume comocentro de producción y difusióndel arte y del conocimiento y tiene la aspiración de consolidarse como una institución generadora de conocimiento para su distribución social, propiciando el cierre de brechas para lograr la socialización del mismo. Como tal, se ha constituido en fuente de producción editorial. Esta labor no puede pensarse solamente como un ejercicio de edición de textos, sino además y sobre todo, como un estímulo para la generación del saber y el conocimiento en cualesquiera de sus manifestaciones. En este sentido, la calidad de sus contenidos editoriales está sustentada, más que en criterios de financiamiento y comercialización, en la naturaleza académica, humanística y de investigación científica de los mismos, teniendo como paradigma especial lograr la transferencia de los productos de generación y aplicación del conocimiento en pro de la transformación social.
La Universidad Veracruzana tiene una sólida tradición editorial que le hace destacar entre la Universidades Latinoamericanas y que le ha conferido un prestigio indiscutible en el mundo editorial como promotora literaria de autores noveles que se convertirían en escritores consagrados, así como receptora y reproductora de trabajos de escritores reconocidos en los diferentes ámbitos del arte, las humanidades y la ciencia aunque también como divulgadora de traducciones de textos relevantes de las distintas culturas. Todo ello le exige refrendar esta tradición que ha contribuido a su buena imagen, sin que esto signifique descuidar los retos que la tecnología y el moderno y versátil mundo de los libros le plantean constantemente.
Aparte de poseer un valor político fundamental en tanto constituye una de las caras de presentación de la Universidad Veracruzana, la Dirección Editorial juega un papel de primera importancia en el proceso de socialización del conocimiento generado por investigadores y académicos universitarios, posibilitando a éstos  la conformación de un currículum editorial competitivo en las condiciones de rigor intelectual que impone el mundo moderno; por lo que resulta relevante incentivar la producción de textos de universitarios propios o externos a la Universidad Veracruzana.
La evolución de la ciencia y la tecnología, particularmente en lo referente a las telecomunicaciones y la informática están generando una serie de cambios en los medios de entrega y en las formas de acceso a la información. El libro y el medio impreso son aún  la principal forma de entrega del producto de los procesos editoriales, por lo que la Universidad Veracruzana debe continuar haciendo una amplia difusión del conocimiento y la cultura a través de la palabra escrita, sin desconsiderar las nuevas tecnologías de la comunicación, tomando en cuenta quelos formatos electrónicos como libros y  revistas tienen una aceptación creciente. Por tal motivo, es necesario garantizar un desarrollo que se oriente hacia la innovación permanente.
La Dirección General Editorial pretende llevar a la comunidad científica y al público lector interesado textos que analicen y propongan soluciones a los problemas que aquejan al país, resultado de las investigaciones de los propios académicos universitarios en primera instancia, o de otras universidades, y difundirlos mediante cualquier vía: electrónica, multimedia, audiovisual o la tradicional impresa.
Con ello la Universidad Veracruzana se propone ser referente nacional e internacional en la difusión y socialización del conocimiento y constituirse con sus publicaciones en un punto de análisis, encuentro y desencuentro entre los que desean expresar su pensamiento, su palabra, su conocimiento.
En este marco el Consejo Editorial de la Universidad Veracruzana ha redimensionado los procesos asociados con las labores editoriales para garantizar una mejora continua, considerando que la dinámica de los cambios es una constante y  ha establecido una serie de lineamientos para estimular y garantizar la producción y consumo de obras, que por su calidad, ameriten ser acogidas bajo el sello editorial de la institución.

 

Misión

A partir de la convicción que establece el aspecto prioritario de la producción de arte y conocimiento y su inmediata difusión a través del libro y otros medios idóneos, así como del imperativo de “adecuar estructuras para atender y satisfacer las demandas de la comunidad universitaria como de la sociedad en general a la cual se debe y obliga a  servir,” se establece como Misión de la Editorial de la Universidad Veracruzana:

 

Incrementar y fortalecer el acervo editorial en que habrán de apoyarse estudiantes, docentes, investigadores y creadores; aunado al interés de nuestra casa de estudios por difundir el arte y el conocimiento mediante los canales diseñados para el caso, en la inteligencia de que sus ediciones no estarán dirigidas exclusivamente al lector especializado o universitario, sino que constituirán una muestra del compromiso que la universidad contrae con la sociedad.

Objetivos

  • Constituirse en el reflejo fiel y expedito del quehacer intelectual y creativo en las varias instancias relacionadas con la docencia, la investigación, la creación y la difusión.
  • Promover los proyectos editoriales de sus académicos en todas las regiones del Estado, sean estos proyectos los relacionados con la creación de arte, como aquellos cuyo propósito sea apoyar el desarrollo y actualización de la enseñanza, la investigación, textos para la docencia, material didáctico y la extensión académica.
  • Ofrecer un medio de difusión y comunicación académica de alta calidad a la comunidad universitaria así como a otros posibles interesados a nivel nacional e internacional, a fin de difundir las actividades creativas y de investigación que se realizan en las distintas disciplinas y áreas del saber y de promoción de la cultura
  • Ofrecer espacios de publicación a individuos o instituciones cuyas propuestas resulten dignas de pertenecer al fondo editorial universitario.
  • Mantener y acrecentar el prestigio ya ganado, como medio para la difusión de la cultura y del conocimiento tanto a nivel nacional como internacional, respondiendo a las demandas de autores internos y externos, muchos de los cuales han ayudado a fortalecer el prestigio de la editorial.
  • Continuar la tradición editorial con producción bibliográfica en las líneas temáticas que le han dado fortaleza a la Editorial de la Universidad Veracruzana, como es el caso de las Humanidades y las Ciencias Sociales y relanzar el espíritu originario de la Editorial promoviendo autores noveles  que muestren solidez en sus trabajos.
  • Generar un medio que sensibilice y estimule a estudiantes tanto de la Universidad Veracruzana en todas las regiones, como de otras universidades o centros Académicos y de Investigación, para que comuniquen los resultados de su actividad creativa y de investigación.
  • Promover una mayor producción bibliográfica en las áreas de ciencias básicas y tecnología.
  • Atender áreas de conocimiento en las que haya ausencia o escasez de bibliografías.
  • Ampliar las contribuciones de la Universidad  a otras universidades e instituciones de enseñanza superior de México y el extranjero a fin de preservar e incrementar la presencia y prestigio de la Universidad Veracruzana.
  • Crear un esquema eficaz para transmitir los resultados de la labor académica institucional derivada de las líneas de generación y aplicación del conocimiento.
  • Consolidar un equipo eficaz para la edición de libros académicos de calidad que satisfagan los requerimientos de las diversas áreas del conocimiento.
  • Responder oportuna,  eficientemente y en la medida de sus posibilidades,  a las demandas editoriales de académicos y estudiantes para coadyuvar efectivamente a los procesos de generación y aplicación del conocimiento en todas sus áreas y esferas.
  • Asegurar y alentar la calidad y equilibrio de las publicaciones en medios impresos y digitales, la actualidad de sus títulos, la permanencia y efectiva penetración de las publicaciones periódicas, la distribución y circulación puntuales y los tirajes correctos y adecuados.

Lineamientos

  • La Dirección Editorial de la Universidad Veracruzana, es la dependencia universitaria encargada del conjunto del proceso de producción editorial de esta universidad.
  • La Dirección Editorial es la única instancia que recibe oficialmente las solicitudes de obras para su publicación bajo el sello de la editorial, estableciéndose para cada revista o colección un domicilio de recepción.
  • La Dirección Editorial  entiende su labor como el proceso constituido por los siguientes pasos: promoción de la producción de textos; producción; recepción del texto; consideraciones en cuanto a la correspondencia del contenido con los ejes temáticos de la política editorial; consideraciones en cuanto al impacto de mercado del texto propuesto; asignación de lectores; recepción de las evaluaciones de los lectores; consideraciones presupuestales; decisión de publicación; convenios con el autor; edición del texto; producción industrial; distribución; promoción y venta.
  • El órgano colegiado responsable de la propuesta, ejecución y vigilancia de la producción editorial en la Universidad Veracruzana es el Consejo Editorial, constituido mediante acuerdo rectoral del 22 de junio de 1994.
  • El Consejo Editorial es un organismo autónomo, integrado preferentemente por académicos sin funciones administrativas y que goza de independencia en sus decisiones sobre la política editorial de la Universidad.
  • El Consejo elaborará el Programa Editorial Anual considerando que las obras que se publiquen se ajusten a uno o varios de los objetivos de la política editorial.
  • Todas las obras que lleven el sello editorial deberán ser previamente aprobadas por este órgano, que se regirá por un reglamento aprobado por la comisión respectiva del Consejo Universitario. Para la autorización de las obras, el Consejo Editorial  se apoyará en los Comités de lectores que designe y, en su caso, en los Comités Editoriales de las publicaciones constituidas.
  • Los Comités de Lectores llevarán a cabo su función a partir de criterios generales establecidos por las comisiones de los diferentes géneros, o por los Comités Editoriales o los responsables de las publicaciones no adscritas a la Dirección Editorial.
  • Las revistas y colecciones que se publiquen bajo el sello de la Editorial de la Universidad Veracruzana, deberán responder a la aspiración de pluralidad y democracia, de promoción de los nuevos valores como la tolerancia, el respeto por los demás, el cuidado de la ecología, etc.  pero también de una sólida calidad académica que deberá reflejarse en los productos de su labor editorial.
  • Se privilegiará la organización del catálogo por colecciones, sometiéndolas a un proceso permanente de evaluación en función de los lineamientos de la Política Editorial.
  • Las colecciones existentes en la Editorial de la Universidad, constituyen  en sí mismas, líneas o ejes temáticos para las propuestas de publicación aportando uno de los criterios a tomar en cuenta para la decisión de publicar o no un texto.
  • La aceptación de los originales o propuestas de publicación debe estar dada por: la adecuación a los catálogos y sus respectivas líneas editoriales, a la calidad mínima para ser convertidos en libros (cuando sea el caso) y a las calidades de sus contenidos. Se tomará en cuenta también el posible impacto de las publicaciones.
  • Las publicaciones del sello editorial de la Universidad Veracruzana buscarán cubrir los objetivos de la universidad vinculados con las funciones de docencia, investigación, difusión y extensión.
  • Se buscará definir y promover temáticas editoriales de acuerdo a necesidades de las áreas académicas y de las vocaciones de las regiones universitarias.
  • Cada revista o colección de la Editorial de la Universidad Veracruzana , cuenta con un editor o director, que se apoya en una comisión del Consejo Editorial, o en un Comité Editorial propio, que establece los fines, los lineamientos, las normas y los procedimientos para evaluar y editar los materiales propuestos.
  • Las propuestas de publicación deberán satisfacer necesidades persistentes de terceros, es decir, orientarse a un lector. Este es un privilegio que no debe descartar propuestas que respondan a proyectos intelectuales de sus autores.
  • Se desarrollará una política activa para las coediciones, convenios o proyectos con otras editoriales, con el propósito de propiciar la aparición de más y mejores obras.
  • La consideración de reimpresiones y traducciones de textos relevantes, constituye un elemento de peso en la política editorial de la Universidad Veracruzana.
  • Se promoverá la incorporación de la Editorial en asociaciones o redes de editoriales universitarias nacionales o internacionales a fin de propiciar la intercomunicación sobre todos los aspectos del proceso editorial universitario.
  • Sin desprenderse de la esencia social de la editorial universitaria, se promoverá una política de incorporación a las reglas del mercado del libro y se alentará una estrategia de comercialización de las publicaciones que permita recuperar los ingresos para reinvertirlos en una mejor y más amplia producción editorial.
  • Se impulsará un vigoroso proceso de difusión de la producción de la Editorial con miras, principalmente, a la promoción de la lectura entre universitarios y la población en general; así como a la distribución eficaz del producto editorial universitario.

Exposición de Motivos de la Ley Orgánica, 3er. párrafo

 

ico_download

 

*Descargar el formato para solicitud de publicación.