Historia

Sus orígenes

El 27 de noviembre de 1958, Horacio Díaz Correa, director de la Facultad de Medicina “Miguel Alemán Valdés”, de la Universidad Veracruzana, fundó en el ala poniente del propio edificio el Departamento de Investigaciones, con el propósito de que los maestros participaran en proyectos de investigación y se proporcionara, tanto a la propia Escuela de Medicina como a las carreras afines, un sitio donde los alumnos pudieran desarrollar sus trabajos de tesis recepcional.

Al inicio dependió totalmente de la Dirección de la Facultad de Medicina, cuando Horacio Díaz Cházaro era su secretario y, de acuerdo con la nómina del personal académico, se asignaron al instituto un grupo de catedráticos de tiempo completo: Arnoldo López Rico, Guillermo Deschamps Deschamps, Antonio Rodríguez Pavón, Román Garzón Arcos, Emma Reyes Castelán, Rubén Lagunes Lagunes y Amelia Lago de Deschamps, quienes participaron en él por espacio de tres años.

 

Su fundación

El constante crecimiento de este centro hizo que el rector, Fernando Salmerón Roiz, presentara ante el H. Consejo Universitario el proyecto de creación del Instituto de Investigaciones como una entidad independiente, para lo cual se construyeron varios laboratorios en el ala poniente de la propia Facultad de Medicina, que fueron inaugurados el 7 de enero de 1961.

Su primer director, Antonio Quijano Blanca, logró conjuntar un equipo de trabajo multidisciplinario al cual pronto se agregó un grupo de jóvenes investigadores, quienes habían sido becados por la propia Universidad en diferentes centros hospitalarios e institutos de la capital de la República, fundándose así los departamentos de Fisiología y Neurofisiología, a cargo del Lorenzo Ramírez Nájera; el Departamento de Medicina Nuclear, a cargo del propio Quijano Blanca; el Departamento de Morfología, a cargo del Abdel Arandia Patraca y José Refugio Vázquez Betancourt; el Departamento de Bioquímica, con Jesús Camacho Calderón y Manuel Bernal Flandes; el Departamento de Biología, con Galo Hernández Sánchez y Carlos García Ortiz; y el Departamento de Biofísica, con Luis Gálvez Cruz.

Años más tarde, en 1964, se fundó el Departamento de Nefrología y Cardiología con Roberto Bravo Zamudio y María Dolores Suárez Gómez, que contó con uno de los primeros riñones artificiales de México. Dos años después, en 1966, se creó el Departamento de Endocrinología, por Félix Héctor Jácome López.

A finales de 1966, la Dirección del instituto pasó a manos de Lorenzo Ramírez Nájera, quien continuó hasta 1969, año en que fue nombrado Roberto Bravo Zamudio como tercer director.

Durante su gestión, al fallecer Vicente F. Melo del Río y por acuerdo de sus hijos María Elena, Beatriz, Juan Vicente y Guillermo Melo Ripoll, se obtuvo la donación del equipo de radioterapia con que contaba el distinguido médico tabasqueño, avecindado durante varias décadas en el puerto. La donación consistió en: una bomba de cobalto para terapia profunda y un equipo de radioterapia superficial.

 

El nuevo edificio

Para albergar este equipo hubo que construir un nuevo edificio anexo a la Facultad de Medicina, el cual, además de los laboratorios de los diferentes departamentos, fue dotado de instalaciones radioprotectoras, para dar cabida a los equipos donados; fue inaugurado el 3 de marzo de 1971 por las máximas autoridades de la Universidad. Para la inauguración del sitio se contó con la presencia del gobernador del estado, Rafael Murillo Vidal; el rector de la Universidad Veracruzana, Antonio Campillo Sánchez; director del Hospital de Cancerología del Centro Médico Nacional del Instituto Mexicano del Seguro Social, Mauricio García Sainz; Rafael Velasco Fernández, así como la familia Melo Ripoll y las autoridades civiles y militares invitadas.

 

Su integración y desarrollo

A partir de esta fecha se crearon diversos departamentos, aunque la atención oncológica se convierte en una de sus principales actividades, brindando servicios a la población que hasta entonces se encontraba desprotegida.

Oncología. Fue fundado en 1972 por Sergio Gainza Osorio, en colaboración con la primera técnica en radioterapia en el estado de Veracruz, Lidia Gómez Tenorio. En 1976 se incrementó la capacidad resolutiva de este departamento, incorporándose la oncóloga Carmen Sofía del Socorro Silva Cañetas. Este mismo año, renunció al instituto Gainza Osorio, quien fue sustituido por Elvia Yáñez Hernández hasta 1980, seguida por Francisco García Olivares y, a partir de 1987, ingresó Hilda Lozoya López-Escalera, para apoyar el manejo de estos pacientes. En 1980 se incluyó a María de la Soledad Cepeda Garzón, con la finalidad de establecer el vínculo con las instituciones del sector salud en el otorgamiento de radioterapia y apoyar los diversos programas de la comunidad.

En 2008, ingresó Raúl Devezé Bocardi, oncólogo médico y radioterapeuta y, al siguiente año, el Físico Roberto Juan Pérez Pérez, con la finalidad de establecer la planeación y dosificación de los pacientes y, además, como encargado del Programa de Seguridad Radiológica del Instituto. En 2012, se añadieron las doctoras Nilda Belén Fernández Eufrasio y Monserrat Verdalet Olmedo, encargadas de realizar programas de vinculación con la población veracruzana tanto para la detección de casos como para la educación en salud.

Hasta la actualidad se han atendido cerca de 40,000 pacientes con patología oncológica benigna o maligna, participando en la atención de pacientes con otras instituciones del sector salud de la ciudad y del estado de Veracruz, tales como el Instituto Mexicano del Seguro Social (imss), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (issste), Secretaría de Salud, Hospital Naval, petróleos Mexicanos (pemex) y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (dif), así como pacientes de la propia comunidad.

El equipo inicialmente donado se cambió en 1985 por uno nuevo marca Picker C9, que fue repotenciado en dos ocasiones en los años 1992 y 2005; funcionó hasta mayo de 2012, por disposiciones de la Comisión Nacional de Energía Nuclear, y actualmente se ha adquirido un acelerador lineal de baja energía con tomógrafo, con un costo aproximado de 50 millones de pesos, obtenido fundamentalmente de la Fundación Río Arronte, la Fundación de la Universidad Veracruzana y de la propia Universidad Veracruzana, el cual fue puesto en funcionamiento en el segundo semestre de 2017, para poder continuar brindando el servicio de radioterapia a pacientes de toda la región.

Nefrología y Cardiología. Fue fundado en 1964 por Roberto Bravo Zamudio, con la finalidad de realizar estudios sobre las diferentes enfermedades cardiovasculares que afectan la región y, en particular, la insuficiencia renal y la aplicación de la diálisis peritoneal y el riñón artificial, sobre todo a pacientes del hospital Regional. En 1978, se sumó al equipo María de los Dolores Suárez Gómez, para dar apoyo a la atención de pacientes nefrológicos; en 1984, Alberto Miranda Liñero, con el objeto de realizar estudios sobre diferentes cardiopatías, especialmente la hipertensión arterial, y validar en ensayos clínicos diversos fármacos. El Departamento dejó de funcionar en 2012, por jubilación de sus responsables.

Endocrinología. Otro de los departamentos destacados fue el de Endocrinología, fundado en 1967 por Félix Héctor Jácome López. A la jubilación de este último en 2001, ocupó su lugar Alicia Dorantes Cuéllar, quien continuó su labor hasta su jubilación, en 2009, fecha en que el Departamento dejó de prestar servicio. En sus treinta y cinco años de funcionamiento se otorgaron cerca de 30,000 consultas a 5,300 pacientes.

Anatomía Patológica. Se creó en 1971 con Hugo Reyes Cabada al frente y, ante su muerte prematura en el año 1992, ocupó su lugar Gabriel González Cervantes, quien renunció en 1999 y ocupó su lugar Alejandro Velázquez Méndez hasta el año 2000. Dicho laboratorio contó también con un área de citotecnología, a cargo de Guadalupe Butrón Pereda, quien laboró hasta 2006. Temporalmente dejó de prestar servicios, pero a partir de 2016 se unió al instituto Peter Grube Pagola con quien se inició una nueva etapa.

Laboratorio de Bioquímica. Fue fundado en 1961 por Jesús Camacho Calderón y Manuel Bernal Flandes. En 1971 ingresó Gloria Riande Camarillo, quien continuó al frente del laboratorio hasta su jubilación, en el año 2000; entonces se transformó en el Laboratorio de Bilogía Molecular y Celular.

Medicina Nuclear. Ante la demanda creciente de pacientes con enfermedades endocrinas y oncológicas, la necesidad de realizar estudios diagnósticos y apoyar el manejo de diversas enfermedades, se fundó en 1979 este departamento, vinculado con el Hospital General de la Secretaría de Salud. Luis Ávila Alcocer estuvo a cargo desde el inicio y posteriormente se agregó Virginia Uchino Higueras. Al fallecer Ávila Alcocer en 2003, dicho Departamento cerró sus puertas.

Dermatología. En 1980 ingresó al instituto David Novoa Avilés, para atender a la población con padecimientos dermatológicos e inmunológicos. Este departamento dejó de funcionar el año 2002, por renuncia de su titular.

Colposcopía. En ese mismo año, cuando el instituto adquirió el primer colposcopio y se iniciaron los estudios de pacientes con cáncer y displasias cervicouterinas, se fundó este departamento por Fernando Gutiérrez Laborde. Poco tiempo después, el titular renunció y se hizo cargo Carmen Sofía del Socorro Silva Cañetas, con el apoyo de las enfermeras Delfina López Rincón y Patricia Velasco Velásquez. A partir del ascenso a la Dirección del Instituto de Silva Cañetas, en 2008, este servicio se suspendió provisionalmente.

Reumatología. Fue fundado en 1980 por Francisco Ramos Niembro, quien, además de atender pacientes de su especialidad, realizó diferentes trabajos presentados en congresos nacionales e internacionales. Al día de hoy ha publicado siete libros relacionados con la reumatología.

Ultrasonografía y Mastografía. Se fundó en 1995 y cuenta en la actualidad con un mastógrafo digital; en él laboran Alejandro Schleske Ruiz y la técnica radióloga Flor Celeste García Madrid.

Gastroenterología. Fue fundado en 1998 por Federico Roesch Dietlen. En este departamento se han llevado a cabo diversos proyectos de investigación tendientes al estudio de la prevalencia y frecuencia de diversas enfermedades neoplásicas e infectocontagiosas, así como de los trastornos funcionales del tubo digestivo. En el año 2007 se incorporó José María Remes Troche y se obtuvieron recursos externos y de la propia Universidad para crear el Laboratorio de Fisiología Digestiva y Motilidad Avanzada, el cual fue equipado con recursos de alta tecnología para realizar múltiples estudios sobre neurofisiología.

Así mismo, se fundó el Departamento de Endoscopía Digestiva, al cual se integró en 2012 Arturo Meixueiro Daza, quien contó con el apoyo de Job Reyes Huerta. En dicho departamento se promueve la investigación clínica aplicada, se han publicado numerosos artículos científicos que han obtenido reconocimientos nacionales e internacionales, además de cinco libros y numerosos capítulos. Desde 2003, anualmente se realiza el Curso de Actualización en Gastroenterología, con la participación de profesores nacionales y extranjeros de alto nivel. También se brinda atención a diversas instituciones del sector salud y a la población demandante de la especialidad.

Genética y Biología Celular. En el año 2001 ingresó al instituto Roberto Lagunes Torres, quien fundó este departamento y en 2005 se integraron temporalmente Alfonso Alexander Aguilera y Bernardo Cortina, y, posteriormente, Virginia Uchino Higueras. En él se realizan diversos protocolos relacionados con enfermedades de causa genérica, como defectos del cierre del tubo neural y el proyecto de fenotipos circulantes de virus del papiloma humano vph; además, se llevan a cabo estudios de cromatina sexual y cariotipos, así como peritaje en la exclusión de paternidad por huella genética.

Biología Molecular y Celular. En el año 2000, se tomó la decisión de transformar el Laboratorio de Bioquímica en Laboratorio de Biología Molecular y Celular, el cual fue fundado por Gabriela Andrea Niizawa. Para este nuevo laboratorio se adquirió valioso equipo con recursos obtenidos de los ingresos propios de la institución.

En 2002 renunció Niizawa y se unió al grupo Sashenka Bonilla Rojas, quien permaneció al frente de dicho laboratorio hasta 2008. Al año siguiente, se integró Héctor Vivanco Cid, químico clínico, y en 2012, Gabriela Mellado Sánchez, quienes se sumaron a la Línea de Generación y Aplicación del Conocimiento (LGAC) de Enfermedades Infectocontagiosas, en particular Dengue, así como al desarrollo de candidatos vacunales y métodos de diagnóstico para enfermedades infecciosas en general.

En el año 2013, se integró al Departamento Adriana Sumoza Toledo, quien reforzó la LGAC de Enfermedades crónico-degenerativas en neoplasias malignas, específicamente en la investigación del papel de los canales de calcio en el cáncer de mama.

Enseñanza. En el año 2002, ingresó María Graciela Carrillo Toledo, quien ha sido la responsable de crear y coordinar el diplomado de Investigación en Ciencias de la Salud, apoyar los proyectos de todas las áreas y la vinculación con los alumnos de las licenciaturas y pasantes en servicio social.

 

Directores de la institución

Durante sus cuarenta y cinco años de existencia, la Dirección del Instituto ha estado a cargo de seis de sus miembros:

Administradores

Tanto el personal como los recursos materiales y financieros fueron manejados directamente por la Administración Central durante los primeros años. Fue a partir de 1987 cuando el instituto contó con administrador propio, puesto que ha sido ejercido por las siguientes personas:

 


Bibliografía

Archivo Histórico del Instituto de Investigaciones Médico-Biológicas, Universidad Veracruzana, 2016.

Carrillo-Toledo, M. G, H. L. Lozoya-López-Escalera, F. Roesch-Dietlen y C. S. Silva-Cañetas, “Instituto de Investigaciones Médico-Biológicas”, Universidad Veracruzana en Veracruz y Boca del Río: una iconografía. Universidad Veracruzana, Xalapa, Veracruz, 2016, pp. 75-88.

Fotografías del Archivo Histórico del Instituto de Investigaciones Médico-Biológicas.

Instituto de Investigaciones Médico-Biológicas, región Veracruz, Plan de Desarrollo de la Entidad Académica (pladea), Universidad Veracruzana, Veracruz, 2017.

Roesch Dietlen, F., Apuntes personales.

—, C. S. Silva Cañetas, F. García Olivares, “Instituto de Investigaciones Médico-Biológicas”, en F. Roesch Dietlen, Historia de la medicina en Veracruz, Impresoria, México, 2005, pp. 287-295.

Silva Cañetas, C. S., Apuntes personales.