Antecedentes

Antecedentes

La Red de Estudios de Género de la Región Sur-Sureste de ANUIES (REGEN), es un grupo de colaboración interinstitucional que funciona desde 2002 y congrega a 70 académicas de 16 instituciones de la región: ECOSUR, UAC, UNACAR, Instituto Tecnológico de Campeche, UNACH, UNICACH, UABJO, UQROO, UJAT, Instituto Tecnológico de Villahermosa, UADY, Instituto Tecnológico de Mérida, CIESAS, UV, Universidad Colón, Instituto Tecnológico de Orizaba.

Hasta el momento la red ha tenido dos coordinaciones. La primera estuvo a cargo de la Dra. Judith Canto Ortega (en representación de la UADY), quien es una de las impulsoras y fundadoras de la red. Esa primera coordinación terminó en agosto de 2009, cuando la Presidencia del Consejo Regional Sur Sureste de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (CRSS de la ANUIES) decidió transferir la coordinación a la secretaría de la REGEN, en ese momento a cargo de la Dra. Esperanza Tuñón en representación de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR).

La fase inicial de nuestra historia como red se concentra en la primera coordinación, que fue la que impulsó nuestra existencia y promovió el proceso de consolidación. Durante ese periodo se inició con la participación de 17 académicas de la UADY, ECOSUR, UAC Y UNACH, instituciones ubicadas en tres de los siete estados que conforman la región sur-sureste de la ANUIES. La estrategia inicial para convocar integrantes a la REGEN fue mediante invitaciones personales a colegas que sabíamos podían estar interesadas en formar parte de este esfuerzo. Así se sumaron poco a poco más colaboradoras y para 2009 ya se habían integrado a la REGEN cuatro instituciones más: UNICACH, UABJO, UJAT y UQROO. Durante esos primeros años el proceso implicó el conocimiento mutuo, por lo que en cada una de nuestras reuniones algunas colegas hacían presentaciones sobre sus proyectos institucionales. En noviembre de 2004 realizamos el primer diagnóstico participativo en donde ubicamos diversas formas para organizarse y avanzar en un proyecto conjunto, creando ahí nuestro primer plan de trabajo.

Coordinación por parte de ECOSUR

En noviembre de 2009, la nueva coordinación de la red convocó a una reunión en donde se solicitó a las integrantes de la REGEN su aprobación para que ECOSUR continuará con la coordinación de la red, haciendo un cambió de responsable, puesto que la Dra. Tuñón, en ese entonces se desempeñaba también como directora general de ECOSUR. El pleno de las asistentes aceptó y a partir de ese momento se hizo la confirmación oficial a la presidencia del CRSS de la ANUIES, de que su servidora continuaría con esta responsabilidad. En lo personal acepté el nombramiento puesto que estuve involucrada en la creación de la REGEN y lo consideraba un proyecto digno de avanzar y consolidarse.

Así pues, cuando ECOSUR tomó a su cargo la coordinación de la REGEN se contaba ya con un camino andado y con la experiencia de lo que sí había funcionado y de lo que era necesario mejorar. Se elaboró un plan de trabajo contemplando aspectos a corto, mediano y largo plazo. Las comisiones con las que se estaba trabajando dejaron de funcionar y se comenzó a colaborar
a partir de grupos conformados para la realización de tareas concretas, surgidas de los objetivos a corto plazo.

A partir de 2010, los proyectos considerados como prioritarios, y que se impulsaron durante esta coordinación, fueron:

  1. Conclusión del proyecto sobre diagnósticos institucionales.
  2. Elaboración de un diplomado conjunto sobre género.
  3. Elaboración del logo de la REGEN.
  4. Diseño y activación de una nueva página web.
  5. Institucionalización de la participación en la REGEN.
  6. Fomento a la participación en proyectos conjuntos.
  7. Realización de un primer coloquio interno.

Cada uno de estos proyectos se discutió en el seno de nuestras reuniones semestrales y se conformaron equipos de trabajo para el avance de los mismos. El trabajo y éxito de cada uno de ellos es responsabilidad total de quienes se involucraron en ellos, pues la coordinación solo se encargaba de mediar a nivel institucional en caso de que surgiera algún inconveniente a ese nivel o bien de fomentar una mejor colaboración en caso de que surgiera un mal entendido. Esto considerando que la red es un espacio de colaboración abierta y en donde cada una de nosotras está comprometida con su crecimiento, sin necesidad de que contar con una autoridad que decida qué hacer y cómo hacer cada una de las acciones propuestas.