FILU 2018

INAH presentó documento fonográfico de la Huasteca

  • En él se reúne material de uno de los íconos de la música tradicional, el violinista Heraclio Alvarado Téllez, don Laco, oriundo de Colatlán, Veracruz

 

Heraclio Alvarado Téllez, don Laco (foto tomada del portal oficial del INAH)

 

Karina de la Paz Reyes Díaz

05/05/18, Xalapa, Ver.- La obra, que consta de libro y disco, intitulada La presencia de don Laco en la Huasteca, coordinada por Amparo Sevilla Villalobos y editada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se presentó en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) 2018 de la Universidad Veracruzana (UV).

El evento se desarrolló en el Salón “Ramón Rodríguez” del Complejo Deportivo Omega, sede de la FILU, en donde Benjamín Muratalla, subdirector de la Fonoteca del INAH, explicó que se trata de la obra número 68 de la serie emblemática Testimonio Musical de México y honra a uno de los íconos de la música tradicional, el violinista Heraclio Alvarado Téllez, don Laco, oriundo de Colatlán, Veracruz.

El título completo del fonograma es Y hasta las aves cantan cuando el árbol reverdece. La presencia de don Laco en la Huasteca, y se realizó con el apoyo del Programa de Desarrollo Cultural de la Huasteca. En él están contempaldos textos de Amparo Sevilla Villalobos, Camilo Raxá Camacho Jurado y Rodolfo González-Martínez.

El disco contiene 24 temas, entre ellos Carnavalero, El chirrión, La polla pinta, Xochitini y El apareado, los sones huastecos El Costumbre, El gallo, El cielito lindo, La leva, El querreque y El toro requesón. Piezas ejecutados por don Laco, y acompañado por Víctor Moedano Ángeles, con la voz y la guitarra huapanguera, y por Rodolfo González-Martínez, también con la voz, y con la jarana.

Benjamín Muratalla aprovechó su presencia en la FILU 2018 para hablar de la labor de la Fonoteca del INAH, entidad abocada a investigar, registrar, conservar, documentar y difundir las músicas populares y tradicionales del país. Dijo que su historia se remonta a 1964 y a la fecha resguarda más de 25 mil soportes de tal material, lo que la convierte en “una de las fonotecas más antiguas del país”.

 

Benjamín Muratalla, de la Fonoteca del INAH

Categorías: FILU 2018