Historia

USBI Minatitlán

La construcción de la Unidad de servicios Bibliotecarios y de Información del Campus Minatitlán (USBI-X) culminó en julio del año 2000. Aproximadamente, ya desde 1995, fue notoria la suma de voluntades para cristalizar la nueva edificación. En aquellos inicios, no había director como tal, estando a cargo de un pequeño recinto bibliotecario se encontraba el Lic. José Guadalupe Porras David. La biblioteca ocupaba un espacio destinado a la Facultad de trabajo social. La estantería que utilizaba era cerrada y el usuario no podía entrar a seleccionar su material bibliográfico, por ello, para el préstamo a domicilio o en “sala” era el bibliotecario en turno, matutino o vespertino, quien le dotaba del material necesario.

 

Los préstamos a domicilio se realizaban de manera mecánica al ser llenada una tarjeta que contenía el nombre del libro y datos generales de la obra prestando el recurso hasta por 5 días. En un mueble de madera se encontraban los ficheros que se usaban para guardar las tarjetas de los usuarios y ahí mismo se elaboraban las credenciales de control interno para cada uno de los estudiantes que se daban de alta.

Por esos días, entraba en funciones la Lic. Mirna Araceli Rodríguez Leal, recién egresada de la Facultad de Estadística e Informática de la Universidad Veracruzana Campus Xalapa, de quien recogemos el siguiente testimonio por ser pieza fundamental en las gestiones y gran compromiso mostrado para cimentar lo que al día de hoy es la USBI del Campus Minatitlán. Aquí lo siguiente:

 

En el mes de marzo de 1996, el entonces Vicerrector, Arq. Ángel Luis Hernandez Jiménez, le propone a una servidora, fungir como Coordinadora Regional de Bibliotecas de la zona Coatzacoalcos-Minatitlán, esto, con el fin de automatizarles. El 31 de agosto de 1997 Emilio Gidi Villarreal, en su último día como Rector de la Universidad Veracruzana, inaugura la Facultad de Ingeniería en Sistemas de Producción Agropecuaria en el que sería el Campus Acayucan y en el que también se establece una aula que sería la biblioteca; por lo que a partir de entonces, a una servidora, se le asigna también la coordinación de esta.

 

En ese entonces, al tomar el cargo y haciendo un análisis del estado de las mismas, me doy cuenta que antes de automatizar se requería llevar a cabo una reestructuración; desde organizar el acervo, limpiar áreas, reglamentar servicios, acondicionar espacios, trabajar con el acervo, desde desempolvarlos, repararlos y organizarlos de una manera práctica, ya que estos no estaban catalogados ni clasificados. Así mismo, se debía capacitar al personal que ahí laboraba, algunos incluso, no sabían ni el abecedario y no tenían ni la primaria terminada pues era personal que, de intendencia, los mandaban como bibliotecarios. Con base en lo anterior, se podrá imaginar la serie de dificultades que encontraban durante sus funciones.

 

En el campus Minatitlán, la biblioteca se encontraba en un espacio pequeño, era un espacio que se encontraba cerca de las oficinas administrativas donde se concentraban algunas direcciones de Facultad como lo eran Trabajo Social, Odontología y Enfermería. En ese entonces, ubicadas al final del corredor. Es necesario mencionar, que ya desde entonces, contaba con buena cantidad de usuarios debido a la necesidad de información, por lo cual, había ocasiones en que debían estar sentados en el piso y sin tener los suficientes materiales. Ante eso, se empezó a gestionar junto con vicerrectoría la construcción de un área propia y adecuada que lograra satisfacer las necesidades de los usuarios. Para ello, se elaboraron informes en formatos que permitieran llevar un control y realizar estadísticas que demostraran y soportaran las gestiones que se realizaban.

 

Por el año de 1997, empiezan a darse cambios en las bibliotecas y es también con el rector Emilio Gidi Villarreal que empiezan las gestiones para la creación de las USBIs, y con ello, darle un giro al servicio bibliotecario. Durante esos días, deja la Dirección General de Bibliotecas el maestro Dante Gómez Cervantes que por años había estado en este puesto y pasa a manos de la Mtra. Diana Gonzalez ortega.

 

En 1998, el 14 de enero para ser exactos, se lleva a cabo la primera reunión por videoconferencia por parte de la DGBUV enlazándonos las 5 zonas con cada uno de sus coordinadores para hacer la presentación formal de la nueva Dirección y comunicarnos el nuevo plan de trabajo, la orientación que se le daría a las bibliotecas y las acciones a seguir de manera inmediata (ese mismo día celebraba mi boda por lo civil; esa mañana, justamente, era mi casamiento, por lo que solo fui a firmar mi compromiso matrimonial para regresar a la reunión). En dicha reunión se contemplaba un impulso significativo para los servicios bibliotecarios, estaba cerca de ser inaugurada la USBI  Xalapa y la de Veracruz.

 

En el año 2000, tras 4 años de mucho trabajo; personal bibliotecario, directivos, Vicerrectoría y por parte de una servidora, se inaugura la USBI en el campus Minatitlán. Con estas nuevas instalaciones hubo un crecimiento en áreas de lectura y consulta, se actualizó y aumentó el acervo, se instalaron computadoras para catálogo en línea y trabajo de consulta para usuarios; se implementó dentro de las instalaciones el servicio de fotocopiado, se incrementó y capacitó al personal, esto debido a que, anteriormente, solo había un bibliotecario por turno y se creó el área de procesos técnicos con un personal ya capacitado (Sra. Elsa Balcazar Riveroll quien a la fecha sigue) para dicho proceso de los materiales, no solo de la biblioteca de Minatitlán; también de Coatzacoalcos y Acayucan; esta última a dos años de haber sido creada como biblioteca.

 

Un factor que influyó en la edificación de la biblioteca de Minatitlán, antes que la de Coatzacoalcos, fue que el área de Ciencias de la Salud comenzó el proceso de acreditación y uno de los requisitos hacía alusión directa a las bibliotecas. Cabe mencionar que, siempre se contó con el apoyo y trabajo coordinado de todo el campus en pro de nuestra biblioteca.

 

Con la edificación de la USBI Minatitlán, también se lograron obtener recursos financieros propios, anteriormente se dependía de las facultades y a partir de 1997 los recursos financieros los proveía la biblioteca regional de Coatzacoalcos, antes, ninguna de las bibliotecas tenia recursos propios, no estaban consideradas como dependencias propias y se estaba a merced de las facultades, a partir de su creación, ya se contaba con un presupuesto.

 

Así, en julio de 2000, abrió sus puertas a la comunidad universitaria tal como le conocemos ahora, como se expuso anteriormente, de primer inicio, contó en la Coordinadora Regional de Bibliotecas con la Lic. Mirna Araceli Rodríguez Leal, quien poco tiempo después, dejó el puesto en manos del Mtro. Jorge Barahona Velázquez. El edificio, de dos plantas, en la parte baja se encontraba la biblioteca, y en la parte de superior, el centro de idiomas compartiendo espacio con el Centro de Cómputo Regional.

 

A continuación, se muestran fotografías de la época con las reseñas periodísticas de la época, obtenidas del diario “La opinión” de Minatitlán con fecha 20 de julio del año 2000, donde se destaca la inauguración del inmueble y la visita de destacadas personalidades.

     
 

Una vez construida la USBI-M, se dio paso a nuevos servicios y se mejoraron los ya existentes, por lo que se enlistan los más destacados:

 

  • El orden topográfico de los recursos documentales.
  • La redistribución del acervo e ingreso de nuevas colecciones así como el servicio a los usuarios.
  • La estantería abierta; el acceso libre de los usuarios a las colecciones.
  • Un nuevo horario más amplio para los usuarios
  • La automatización de los servicios
  • Surge el servicio de vigilancia de estantería, servicio de reprografía de colecciones
  • Consulta en sala.
  • Biblioteca virtual.
  • Préstamo en formato manual cuando no hay sistema.
  • Estadísticas de consulta en sala y a domicilio
  • En el año 2016 inician con el programa KOHA para préstamos a domicilio.
  • En el año 2014 se contaba con 11,000 ejemplares.
  • En el año 2015 aumento a 12,000 ejemplares.
  • En el año 2016 llegó a un aumento de 13,000 ejemplares.
  • Para el año 2017 se tienen alrededor de 14,000 ejemplares.

 

Con el paso del tiempo, y ante las crecientes necesidades académicas, se incrementó el acervo bibliográfico, se fortaleció el uso y difusión de la Biblioteca Virtual. Así, en la búsqueda de la mejora continua, se migró la información física, primero, al Sistema UNICORNIO, mientras tanto, presentaba cambios la Coordinación Regional de Bibliotecas, esto, debido a las necesidades, pues ahora el maestro Jorge Barahona dejaba la USBI-Mina en manos de su nueva Directora; la maestra Martha Tulia Herrera Vargas. Lo anterior en el año 2009. Al poco tiempo de estos acontecimientos, se migraba la información de UNICORNIO al software libre KOHA que favoreció el proceder de los servicios para hacerlos más completos y de fácil manejo. La maestra Martha deja el cargo en el año 2016 y la Dra. Sara Ladrón de Guevara, rectora de nuestra máxima casa de estudios, nombra al maestro Carlos Cabañas Ronzón como nuevo Director, eso sí, con la firme tarea de dar continuidad al quehacer bibliotecario que se había venido observando.

En definitiva, la USBI-M se encamina a ser un centro de documentación que permita, poco a poco, mejorar las formas en que se gestiona el conocimiento, por ello, la colección ha sufrido cambios, los seguirá teniendo, para tratar de cumplir con la normatividad que exigen los organismos certificadores en un marco de internacionalización universitaria, con una extensión de los servicios bibliotecarios, con la mejora de la calidad de los servicios que ofrece y en la escogencia de los recursos tanto físicos como virtuales desprendidos de la necesidad del usuario del Campus, promoviendo, de paso, una cultura basada en la investigación y una serie de valores expuestos en nuestro Sistema de Gestión de la Calidad y en nuestra actuación que dan razón a cada uno de los días en que realizamos nuestra grandiosa labor.