Escribir cobra sentido cuando alguien nos lee: Javier Núnez

 

 

 

  • El ganador del Premio Latinoamericano de Primera Novela Sergio Galindo 2012 presentó su novela La doble ausencia en la FILU
  • Uno de los temas implícitos en la obra galardonada son los hijos de los desaparecidos durante la dictadura argentina

270413-javier-nunez

Agustín del Moral, Javier Núñez y Claudia Domínguez.

 

Karina de la Paz Reyes

El joven escritor argentino Javier Núñez, ganador del Premio Latinoamericano de Primera Novela Sergio Galindo edición 2012, convocado por la Editorial de la Universidad Veracruzana (UV), compartió que el galardón motivó al Concejo Municipal de su pueblo natal, Rosario, a declararlo ese mismo año “Escritor Distinguido”.

“Fue un gran honor recibir esa distinción y estuvo directamente vinculada con haber recibido el Premio Latinoamericano de Primera Novela Sergio Galindo aquí, en la Universidad Veracruzana”, expresó.

Una de las primeras actividades de la FILU 2013, fue la presentación y puesta en venta de La doble ausencia de Javier Núñez, el viernes 26 de abril en la Galería de Artes Plásticas de la Unidad de Artes.

La presentación estuvo a cargo del propio autor, el primer argentino en obtener esta distinción que otorga la máxima casa de estudios de la entidad; la crítica literaria, Claudia Domínguez, y el director de la Editorial de la UV, Agustín del Moral, en calidad de moderador.

Entre el público estuvieron presentes el rector de la UV, Raúl Arias Lovillo, y la titular del Área Académica de Artes, Guadalupe Barrientos.

“Para mí el premio representa una enorme alegría, una experiencia inolvidable y un gran orgullo, pero fundamentalmente representa la oportunidad de que este libro llegue a los lectores, y eso es lo que más me entusiasma.

”Creo que es ahora, en este momento, cuando este oficio que a veces es resistido o cuestionado, este oficio que sin duda puede ser uno de los más solitarios del mundo, cobra su verdadero sentido, pero no porque la historia llega a un papel, sino porque el verdadero sentido lo adquiere cuando alguien lo lee, cuando por un instante los personajes que los escritores nos pasamos inventado en soledad, cobran vida”, compartió ante un auditorio abarrotado.

En La doble ausencia, Santiago busca a su padre, Eduardo, en lo cual está contenida de manera implícita la búsqueda de identidad de los hijos de los desaparecidos de la dictadura Argentina.

Aunque en la novela el padre de Santiago no es un desaparecido político, el autor confesó: “Sí me influyó mucho en cuanto a cómo se vive esa búsqueda y la imposibilidad del duelo que representa una ausencia en la que ni siquiera hay un cuerpo para poder velar o despedir”. La otra ausencia y, a su vez, búsqueda, es la del propio Santiago.