Presentación

Fecha: 2 al 11 de septiembre
Invitada de Honor:
República de Chile
Foro Académico: Tiempos de cambio: Movimientos sociales, democracia y políticas públicas

La Feria Internacional del Libro Universitario, en su vigesimoséptima edición presencial, es una ventana de proyección institucional, de carácter global, que evidencia el interés superior de la Universidad Veracruzana por auspiciar y crear las condiciones para el acceso de la población al conocimiento, el arte y la cultura; una fiesta editorial, del libro y la lectura, que convoca además al debate plural de ideas, al encuentro entre académicos, creadores, líderes de opinión y audiencias; al reconocimiento del quehacer y patrimonio literario, científico, arquitectónico, musical, cinematográfico: al disfrute del arte en sus diversas manifestaciones, así como de la palabra y su capacidad constructiva desde el presente; un acontecimiento cultural que involucra y cohesiona al conjunto de la comunidad universitaria, en vinculación con grupos y organizaciones civiles e instituciones educativas y de gobierno, nacionales y extranjeras, en beneficio de la sociedad.

 

Foro Central:

En 2020, México asumió la emergencia sanitaria mundial a causa de la pandemia de COVID-19, provocada por el virus SARS-CoV2, en una cuarentena que se extendió, prácticamente por más de dos años, evidenciando no sólo la inconsistencia del sistema de salud, del sistema educativo o el aparato de justicia, sino los estragos de la pobreza en amplios sectores de la población: miles sucumbieron a la enfermedad a causa de comorbilidades controlables en algunos casos (obesidad, diabetes, por ejemplo). En el ámbito educativo, la infraestructura y capacitación didáctica y tecnológica probó ser insuficiente para atender las necesidades emergentes de estudiantes de todos los niveles, sobre todo en regiones con población rural, campesina o mayoritariamente indígena donde todo servicio resultaba de por sí precario, al tiempo que el fenómeno de la violencia doméstica, laboral, de género, proliferaba y cobraba nuevas dimensiones. En Chile, la crisis sanitaria agudizó el descontento social preexistente con respecto a tales problemáticas con características propias y desencadenó una serie de movilizaciones sociales que hallaron eco en otros países del mundo, incluido México: la causa feminista, la defensa de los derechos humanos, sexuales y reproductivos; la lucha por la transformación del sistema económico y de gobierno en pro de mayor justicia social; la resistencia de los pueblos originarios, la defensa del medio ambiente, entre otras causas que a la postre han encontrado respuesta en o transformado las estructuras de gobierno; pusieron en evidencia la importancia de la organización social, particularmente de los jóvenes, para el cambio democrático y la gestión de políticas públicas en beneficio de las mayorías.

 

Para la FILU, el retorno a lo presencial, manteniendo los protocolos sanitarios, pasa por reconocer la pluralidad y amplitud de perspectivas que confluyen en estos tiempos de cambio; por un lado, hay un interés creciente en la población por participar en y apropiarse de los espacios que tradicionalmente promueven el acceso al conocimiento, el arte y la cultura -la demanda de libros impresos y digitales se ha diversificado y va en aumento, tanto como la de manifestaciones artísticas-, y por otro, que ese interés se extiende cada vez más a las instancias de reflexión y debate sobre problemáticas sociales como parte de la vida cotidiana. Hay un afán, ante todo entre los jóvenes, de leer, escuchar, expresarse y comprender qué está ocurriendo. En este sentido, la FILU abre la oportunidad para el reencuentro entre expositores de casas editoriales, escritores, creadores de arte, académicos, científicos, periodistas, con sus lectores y audiencias, pero también para el encuentro con las generaciones del siglo XXI, ávidas de aprender de sus predecesores y participar en la construcción de su momento histórico desde muy distintos frentes.

.