• Publicación Semanal

Xalapa • Veracruz • México

Veracruz, puerta de entrada del jazz: Bernardo García

El investigador habló del afromestizaje en Cuba y Veracruz

 

David Sandoval Rodríguez

El estado de Veracruz se convirtió a lo largo del tiempo en la otra orilla de Cuba y, por ende, del Caribe, planteó el historiador y Premio al Decano 2016 Bernardo García Díaz, al inaugurar las conferencias del Foro “Aportaciones de las culturas africanas y caribeñas en la identidad de la música veracruzana y el jazz”, que tuvo lugar del 16 al 20 de octubre.
En el evento, realizado por el Centro de Estudios de Jazz (Jazzuv) con el apoyo de la Secretaría de Cultura, el académico del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIH-S) señaló que las influencias afromestizas manifiestan su presencia en la actualidad.
Un hecho que lo evidencia, dijo, es precisamente la realización de este foro que abarcó charlas, conferencias magistrales y presentaciones musicales.
Miguel Flores Covarrubias, director general del Área Académica de Artes; y el equipo de Jazzuv: Rafael Alcalá Hinojosa, coordinador general; Tim Mayer, coordinador del 8° Festival Internacional, y el académico Diego Salas Avilés, inauguraron formalmente el foro.
Rafael Alcalá destacó que la finalidad es incidir en la formación constante de los alumnos, artistas y ciudadanos. “Es importante que podamos fortalecer nuestras raíces como músicos de este género, originario de Estados Unidos, y sin embargo encontramos muchas raíces compartidas que podemos utilizar para comprender la música con descendencia africana”.
Por su parte, Flores Covarrubias remarcó el esfuerzo del Jazzuv porque muestra hacia dónde se mueven las artes en la UV, como el pasado Coloquio de Investigación en Artes.
“Aquí tenemos otro esfuerzo que antecede a un evento completamente artístico, como el Festival, donde confluye con lo académico; esto es lo que nos fortalecerá como Centro de Estudios de Jazz y a la formación de sus egresados”, apuntó.
El foro, afirmó el directivo, fortalece igualmente los aspectos “que nos van diciendo quiénes somos, cuál es nuestra identidad, cuáles son nuestras raíces y tener las indicaciones de dónde surge es muy importante”.
García Díaz comentó que desde la llegada del danzón y posteriormente el son montuno, el mambo y el chachachá, el puerto de Veracruz se convierte en una “caja de resonancia de la música cubana” de todos los géneros que están de moda en la isla.
“Veracruz de Cuba y Cuba de Veracruz son la orilla opuesta, son las dos orillas, son muy semejantes por la orografía, las tierras bajas, la caña de azúcar, el tabaco y sobre todo por el afromestizaje, que será muy importante.”
Ejemplificó su importancia al precisar que en Yucatán no ocurrirá dicho mestizaje, convirtiéndose así en una diferencia sustancial con las demás regiones del país; Veracruz se vuelve receptivo, “de alguna manera es mulato y es más receptivo a lo que viene, no sólo se concentra el 40 por ciento de migración a principios de siglo sino que hay una presencia africana, quizá diluida, pero existe un clima receptivo para lo caribeño”.
Este es un proceso de largo plazo, que no surge en el siglo pasado, advirtió, “hay todo un sustrato que se llama afromestizaje, por ello ocurre una recepción, es decir que no sólo la gente disfruta más fácilmente la música del Caribe, sino que tiene la capacidad de interpretarla más fácilmente”.
Los veracruzanos tenemos el privilegio de ser más receptivos a esta cultura y tiene un agregado como mexicano que es “la impronta Caribe”, dijo, “no en balde el Jazzuv existe aquí, como ustedes saben el blues y el jazz nacieron en África, entonces Veracruz es una puerta receptiva a esta música”.