• Publicación Semanal

Xalapa • Veracruz • México

UVI realizó VI Festival por el Buen Vivir

Tejedoras de Tlaquilpa y Tehuipango mostraron su trabajo

 

Orizaba • Córdoba

Eduardo Cañedo Lomán

Estudiantes de las diferentes entidades académicas de la región Orizaba-Córdoba, organizaciones civiles y alumnos de centros educativos vecinos, se dieron cita en la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI) sede Grandes Montañas, ubicada en el municipio de Tequila, para celebrar el VI Festival por el Buen Vivir, los días 23 y 24 de octubre.
Se realizó el ritual Xochitlalli, en el que además de agradecer a la madre naturaleza con una ofrenda floral, se pidió por el éxito de las actividades que se desarrollaron; de esta manera, estudiantes, académicos y público en general participaron en una de las ceremonias más tradicionales entre los pueblos indígenas.
Felipe Mata Morales, coordinador regional de la UVI, dio la bienvenida a los asistentes, entre quienes destacaron estudiantes de la Universidad Intercultural de Hidalgo, artesanas de los municipios de Tlaquilpa y Tehuipango, así como representantes de asociaciones civiles.
“Con el pretexto del desarrollo social y económico, en México hemos negado nuestras raíces. El buen vivir es la esencia de la filosofía indígena a través de una sana convivencia y armonía con la naturaleza, hoy estamos construyendo ese camino con el VI Festival por el Buen Vivir”, comentó Mata Morales.
Cabe destacar que esta edición tuvo como lema “La palabra, el arte y la ritualidad”, temas que a decir de Víctor Abasolo Palacio, conferencista del evento y académico de la sede, son muy difíciles de conjuntar por su complejidad y extensión en la cosmovisión social.
De igual manera, Corazón de María, consejera alumna de la UVI, refirió que éste es uno de los eventos más esperados por la comunidad universitaria y por los organizadores, quienes en esta ocasión fueron estudiantes de séptimo semestre de la Licenciatura en Gestión Intercultural para el Desarrollo.
El vicerrector José Eduardo Martínez Canales destacó que el buen vivir debe ser una convicción para sentirse pleno y contento, fungir como ejemplo para quienes nos rodean y sobre todo comprometernos y respetar a los demás; todos estos elementos deben caracterizar a la región.
Entre las actividades desarrolladas durante el festival destacaron los talleres de medicina tradicional, acupuntura, gestión comunitaria, elaboración de conservas y son jarocho, entre otros.